Opinión | Hacia dónde camina el «nuevo» Madrid

19 septiembre 2023 - 09:00
Opinión | Hacia dónde camina el «nuevo» Madrid

El Real Madrid 1.5. de Chus Mateo da el primer paso en su nuevo periplo y lo hace con el título de la Supercopa bajo el brazo. Parece tradición, los blancos están dominando el torneo acumulando seis Supercopas consecutivas, de las cuales Chus ha recogido las dos últimas. No hay gran novedad en este Madrid. El único refuerzo ha sido Facundo Campazzo, pero si somos realistas, no es para nada nuevo para los aficionados madridistas. Y no por ello es menos importante, la llegada del argentino supone un gran salto de nivel respecto a la pasada campaña. Tener en tus filas a uno de los tres mejores bases del continente es una mejora notable incluso viniendo de ganar la Euroliga. Pero con las salidas que se han producido en estos dos mercados, parece que la plantilla ha perdido cierta profundidad.

Quinteto de ensueño

El Madrid puede tener probablemente el mejor quinteto de todas las competiciones. Al ya mencionado Campazzo le sumas a Dzanan Musa que viene de ser elegido en el mejor cinco de la pasada Euroliga y que pese a su edad ha demostrado que tiene nivel para hacer historia en la capital española. Para el puesto de tres puedes elegir tu propia aventura, a Gaby Deck, compañero acérrimo del Facu, que aunque viene de una lesión es un jugador monumental en el baloncesto europeo. Por otro lado está la segunda pata del dúo balcánico de ‘los brates’, Mario Hezonja, que aunque le costó adaptarse al club merengue, en los momentos decisivos demostró que es uno de los mayores portentos de la Euroliga. En el puesto de pívot y con todas las dudas de cara al año que viene tenemos a nuestro faro, Edy Tavares. Las palabras se quedan cortas, nunca mejor dicho, para hablar de la carrera del caboverdiano en el Real Madrid. Gran actor en la décima y la undécima Euroliga y el mejor pívot del continente, teniendo a un estupendo cinco en Vincent Poirier de relevo.

Es sin lugar a dudas la posición de cuatro la que deja aire de incertidumbre en el equipo blanco. Yabusele es un grandísimo jugador, pero su conducta parece afectar a su rendimiento y por lo tanto al equipo. Ya hemos visto como el episodio de Grecia con Heurtel y Thompkins pasó factura, además de obviamente la lamentable escena que se vivió en el WiZink en los Playoffs contra Partizán que le dejó fuera de la Final Four. Lo peor es que aparte de Eli Ndiaye, no hay relevo en el puesto de cuatro. Se rumoreó con el regreso de Garuba, pero el madrileño seguirá en la NBA con los Warriors y el Madrid parece haberle echado la cortina al mercado. La alternativa será Deck, esperemos que las lesiones lo permitan.

Menos profundidad en el banco

Pero si echamos la vista en el banquillo vemos que la media de edad se dispara y que se echan en falta algunos especialistas que te rindan en situaciones concretas, pero vitales. La magia de Sergio Rodríguez sigue intacta en los momentos más importantes, pero la temporada es larga y muy cargada. Si por desgracia el Madrid sufre alguna baja en el puesto de uno, la rotación se vería afectada con la enorme incógnita de Carlos Alocén que lleva más de año y medio sin jugar tras su lesión de cruzado. En el dos son Llull y Causeur los encargados de dar relevo a Musa, un jugador que por lo general, es muy de rachas. Ambos renovados por un año más, pero con sensaciones muy diferentes. Todos conocemos a Llull, un jugador que puede llevar una de las peores noches de su carrera, pero que cuando entra en trance no hay quien lo pare y eso es un arma que las defensas rivales deben vigilar. Por otro lado Causeur siempre ha sido un jugador muy completo, que rinde en ambos lados de la cancha, pero que lleva unas temporadas en las que su rendimiento ofensivo ha ido menguando considerablemente. Los años parecen haberle caído encima al francés.

Después está la gran duda de Abalde, un jugador que tenía muchísima proyección, pero que no ha terminado de encajar en el Madrid. Su protagonismo va menguando y con ello su confianza. Se ha rumoreado con la cesión, pero no parece que el gallego vaya a salir. Rudy encarrila ya la recta final a una carrera legendaria. En esta Supercopa cumplía 700 partidos de blanco y serán muchos más. Su grandeza y actitud le hacen rendir aunque no sea su día en el tiro, sigue siendo una pieza fundamental para un equipo ganador.

Con todo este banquillo es notable que se echa en falta un especialista defensivo y un tirador. Las salidas de Williams-Goss y Hanga este mercado y la de Jeffery Taylor el pasado, hacen que el Madrid haya perdido gran parte de su potencial en defensa. Y obviamente todo el madridismo anhela un jugador del corte de Jaycee Carroll, uno de los favoritos de la afición que rindió a las mil maravillas en un rol muy específico, pero vital para una de las mejores etapas de la historia de la sección. Puede que el más parecido a ese perfil sea Musa, pero es innegable que el bosnio es más polivalente en cuanto a la anotación y que a veces puede tener un mal día desde el triple. Si además vemos este problema a largo plazo, el Madrid tiene un serio dilema con los cupos, pues Llull, Chacho y Rudy pueden estar esperando ya el momento del adiós y por otro lado, Alocén y Abalde son una interrogación enorme.

Nuevos enemigos acechan

La Euroliga parece haber cambiado radicalmente en apenas unos meses. Panathinaikos invirtiendo mucho dinero con Ataman y el Bayern con Laso atrayendo a jugadores como Serge Ibaka, se han emergido como nuevos nombres a considerar para la pelea por el título. El Madrid va a necesitar de salud para afrontar la exigente competición europea con semanas de doble jornada más el partido de la competición nacional. En la Liga Endesa, el Barça se ha reestructurado con el despido de Nikola Mirotic que ha puesto rumbo a Milán. Ahora liderados por el mejor pagado del continente (4.5M) y recién egresado de la NBA, Willy Hernangómez, buscarán revalidar el título de campeones con el relevo en los banquillos que deja a Grimau como líder del nuevo proyecto azulgrana.

Son muchas las preguntas que inundan al Madrid de baloncesto que a pesar de conquistar la Euroliga, se despidió con un sabor agridulce al ser barrido en las finales de la ACB. No se ha visto una revolución en la plantilla, pero parece que podría ser una huida hacia delante. El problema con la edad, los cupos y los contratos del quinteto titular que cumplen el próximo verano ( En especial el de Tavares con ofertas de NBA) serán todo un quebradero de cabeza para la directiva más pronto que tarde.

Foto: Real Madrid

También es relevante...