Opinión | Este equipo necesita diez James más

El Real Madrid regresó al camino de la victoria en LaLiga tras el triunfo 3-2 en el Bernabéu ante el Levante. En este partido el equipo resaltó muchísimo en la primera parte, que terminó con un parcial de 3-0, pero el ritmo de juego cayó considerablemente en la segunda mitad, exceptuando a un jugador: James Rodríguez.

El colombiano mostró una de sus mejores versiones en sus más recientes presentaciones con la camiseta merengue. El dorsal ‘16’ repartió una asistencia de gol a Benzema, con quien tiene una sintonía increíble, y además logró recuperar una gran cantidad de balones en el centro del campo. El colombiano demostró una faceta de todo terreno que poco se le había visto, pero hoy la catedral blanca vio a James ir al piso en reiteradas ocasiones y no por faltas sufridas, sino por intentos de robar el esférico a los rivales.

En la primera parte, estuvo sumamente participativo. Incluso en el primero gol, también de Benzema pero asistido por Carvajal, es James quien inicia la jugada en una posición bastante retrasada. De ahí el balón parte a Lucas, este abrió con Carvajal y del resto se encargó el ‘9’. Luego terminaría dando una asistencia de lujo también al galo para anotar el segundo tanto.

Ya en los segundos 45 minutos, el equipo bajó muchísimo el ritmo, incluyendo la asfixiante presión ejercida sobre la salida del Levante. Fue tan así, que el conjunto valenciano rápidamente acortó diferencias. El equipo parecía haberse quedado en los camerinos. Sin embargo, James continuaba siendo de los más participativos para iniciar ataques, para cortar jugadas del equipo rival e, incluso, para algunos lujos, como un pase de taco que le dejó la mesa servida a Hazard dentro del área, aunque la historia no tuviese un final feliz.

El colombiano lo intentó al menos en un par de ocasiones también; remató con su hábil pierna izquierda, pero su remate se marchó por encima, así como luego remató con la derecha, intentando colocar la pelota al palo más lejano del guardameta granate. Hubo otro remate, aunque en fuera de lugar, que terminó siendo retenido por Aitor, el ya mencionado portero; en esta misma jugada, James pudo haber dado su segunda asistencia del juego, cuando al intentar rematar nuevamente de derecha, le dejó el balón servido a Vinícius Jr. para que este marcara el cuarto gol, aunque sería posteriormente anulado por fuera de juego del número 16.

De todos los que saltaron al terreno, James fue el más consistente, a pesar de que en la segunda parte el equipo se desmoronó un poco. Con partidos así se ganó la titularidad con Ancelotti en sus días. Con partidos así, seguirá ganando la confianza de Zidane. Con partidos así, diremos que este equipo necesita diez James más para estar tranquilo.

Texto: Simón Antonio do Couto

Foto: Getty Images

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *