RM Baloncesto | El Oviedo fue un ovillo (68-73)

El Real Madrid venció a un combativo Liberbank Oviedo en la semifinal del Trofeo San Mateo de Oviedo. El equipo de Pablo Laso fue por detrás en el marcador durante el primer tramo del partido, llegando al descanso con una renta escasa de 37-40. Un buen arranque del tercer periodo permitió al conjunto merengue abrir en el marcador una brecha que se hizo insalvable para el Liberbank. Jordan Mickey con 16 puntos y 11 rebotes mostró grandes sensaciones.

Con las importantes ausencias de Llull y Campazzo en la posición de base por la disputa del mundial de baloncesto, Pablo Laso dejó la batuta de la orquesta en manos de los canteranos Duscak y Spagnolo, quienes dejaron destellos de calidad pero acumularon numerosas pérdidas en la primera parte. Jordan Mickey asumió el protagonismo en los primeros minutos con cinco puntos consecutivos y, con un parcial de 0-8, ponía la primera ventaja de 5-10 para los de Laso. Carroll se sumó a la fiesta del primer tiempo para abrir aún más la brecha y poner el partido 11-20.

El Oviedo arrancó el segundo periodo con una defensa mucho más intensa, lo que propició dos pérdidas casi consecutivas del canterano de quince años Núñez. Leonardo Meindl y Llorente ganaron protagonismo en la pintura para frenar las penetraciones blancas, mientras que Álex Reyes aprovechaba la ocasión para revertir el marcador y situarlo en 25-22 con un parcial de 10-0. La mayor intensidad defensiva del Oviedo frustraba las llegadas madridistas, que tan sólo sumaba desde la línea del tiro libre. El conjunto local dominó el segundo periodo hasta que llegó un nuevo arreón blanco con Tavares y Carroll para poner el marcador 37-40 antes del descanso.

Carroll y Mickey se ponen serios

Tras la ‘lasina’ del descanso, el Real Madrid se puso serio asestando un parcial exprés de 0-9 que le permitió llevar la diferencia por encima de los dos dígitos, manteniéndola y ampliándola durante el tercer periodo. Al equipo de Pablo Laso le sirvió con mostrar los dientes para apaciguar las ofensivas del Oviedo, entregado al tiro exterior ante un Jordan Mickey entonado en la zona defensiva. Felipe Reyes puso la diferencia máxima en 50-62 mientras Randolph disputaba sus primeros minutos de la pretemporada con la elástica merengue.

El último cuarto fue de gestión del marcador, con un Oviedo empecinado con meterse en el partido y recortar distancias, pero Jeffery Taylor, desentonado desde la línea de 4,60 m amplió la ventaja hasta los quince tantos. Aprovechó Laso la coyuntura para gestionar y distribuir minutos entre todos los canteranos, lo que aprovechó Álex Reyes  para destacarse nuevamente desde la línea de 6,75. El escueto base Sergio Arias en dos acciones consecutivas sobre Núñez redujo distancias para los locales, pero el base blanco se resarció regalando un franco contragolpe para los primeros puntos de la temporada de Randolph. Un parcial de 7-2 en los instantes finales permitió al Oviedo acabar el partido dignamente, ocultando la evidente superioridad del Madrid. El jueves a las 21:00 jugarán los blancos la final del Trofeo San Mateo de Oviedo ante el Baskonia.

Foto: Real Madrid

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *