Nace la Superliga Europea, comandada por el Real Madrid

Los rumores sobre la inminente presentación de la Superliga Europea que se deslizaron este fin de semana en algunos medios británicos y norteamericanos no sólo se han demostrado ciertos, sino que su plasmación efectiva sobre el papel apenas se ha hecho esperar.

A las 00:00 horas del lunes 19 de abril, el Real Madrid ha publicado un comunicado en su web anunciando el nacimiento de forma oficial de la ansiada Superliga. Una noticia que ha caído como una auténtica bomba en todas las redacciones de los medios mundiales y, en particular, en España por todo lo que conlleva.

En primer lugar, porque la nueva competición, que se llamará simplemente “Superliga”, ya es una realidad y, en segundo lugar, porque ha supuesto de facto el certificado de defunción no tanto de las ligas domésticas, las cuales -al menos a priori- no se verán afectadas, sino de la Champions League, el día en que la UEFA tenía la intención de desvelar su nuevo formato para los próximos años.

Los 12 “Padres de la Patria” de la Superliga

En el comunicado del club, el Real Madrid no sólo confirma el “feliz alumbramiento” de esta nueva era en el fútbol europeo, con una competición que rompe todos los esquemas conocidos hasta la fecha, tanto desde el punto de vista meramente deportivo como, sobre todo, empresarial.

Por un lado, se confirman los 12 equipos que han prendido la llama de la Superliga y que, de mano, representan lo mejor y más granado del fútbol continental a día de hoy, tanto por palmarés como por presupuesto y plantel.

Así pues, de España estarán representados Real Madrid, que además ostentará la presidencia de su comité directivo en la persona de Florentino Pérez, Atlético de Madrid y Barça. Por Inglaterra, donde estará la presencia más numerosa, estarán Manchester United, Manchester City, Arsenal, Liverpool y Tottenham.

Por último, desde Italia llegarán la Juventus de Turín, con su presidente Andrea Agnelli como segundo de a bordo, junto a Joel Glazer, del Manchester United, en calidad de vicepresidente, el AC Milán y el Inter de Milán.

Junto a estos 12 equipos, el comunicado hace referencia a tres equipos más, que formarán los 15 que integrarán el “núcleo duro” de la competiicón, y que serán los encargados no sólo de gobernarla sino también de negociar a partir de ahora con UEFA, FIFA y las distintas Ligas europeas.

superliga europea real madrid

Estos tres equipos cuyos nombres no han trascendido aún podrían ser París Saint-Germain, Bayern Munich y Borussia Dortmund, que aún no han confirmado su participación en la competición pero, a pesar de sus reticencias, todo apunta a que se acabarán sumando al carro.

Lo que sí parece evidente es que la negociación con estos organismos se presenta como una tarea ciertamente complicada, habida cuenta de la profunda oposición y rechazo que la sola existencia del rumor ha provocado la reacción de UEFA; FIFA y las ligas de los países de los equipos fundadores, opuestas radicalmente a la creación de la Superliga y a la que amenazaron con durísimas sanciones, administrativas e incluso judiciales contra sus miembros, en caso de su puesta en marcha.

“De cara al futuro, los Clubes Fundadores esperan mantener conversaciones con la UEFA y la FIFA buscando las mejores soluciones para la Superliga y para el conjunto del fútbol mundial”, afirma el comunicado.

En sus primeras declaraciones como flamante nuevo Presidente de la Superliga, Florentino Pérez, afirmó:

“Vamos a ayudar al fútbol a todos los niveles a ocupar el lugar que le corresponde en el mundo. El fútbol es el único deporte global en el mundo con más de 4.000 millones de seguidores y nuestra responsabilidad como grandes clubes es responder a los deseos de los aficionados”.

Los motivos de la puesta en marcha de la Superliga

En su comunicado, redactado en nombre de todos los fundadores, el Real Madrid ha justificado la creación de la Superliga en base a varios factores, todos ellos relacionados con el factor económico, aunque sin olvidarse del meramente deportivo y el espectáculo que supone ver juntos y jugando cada semana a lo mejor del fútbol europeo.

“Durante años, los Clubes Fundadores han tenido como objetivo mejorar la calidad y la intensidad de las competiciones europeas existentes y, en particular, crear un torneo en el que los mejores clubes y jugadores puedan competir entre ellos de manera más frecuente”, indicaba el club en su comunicado.

Por un lado, el inmovilismo de la UEFA y de los que ellos llaman “reguladores” que son tanto el Alto Organismo rector del fútbol como la federaciones nacionales y por qué no, las televisiones, a los que les acusan de no haber sabido aportar las soluciones adecuadas para las nuevas exigencias, tanto de los espectadores como de los propios clubes.

“Los Clubes Fundadores creen que las soluciones propuestas por los reguladores no resuelven las cuestiones fundamentales, que son tanto la necesidad de ofrecer partidos de más calidad, como obtener recursos financieros adicionales para todo el mundo del fútbol”, indica el comunicado.

Por otro, la necesidad de encontrar nuevas vías de financiación que permitan dejar atrás cuanto antes las tremendas pérdidas que, en mayor o menor medida, han sufrido a cuenta de la pandemia en este último año y que, en el caso del Real Madrid, está cifrada en torno a los 200 millones de euros, sólo en el concepto de caída de ingresos.

superliga europea florentino perez

“La creación de la nueva Liga se produce cuando la pandemia mundial ha acelerado la inestabilidad del actual modelo económico del fútbol europeo“, agregó el citado comunicado. “La pandemia ha desvelado que una visión estratégica y un enfoque comercial son necesarias para aumentar el valor y las ayudas en beneficio de la pirámide del fútbol en su conjunto”

Formato de la nueva competición

Tal y como indica el comunicado, para llegar a este punto el camino no ha sido ni mucho menos sencillo sino que es fruto de muchos meses de arduas negociaciones y finalmente, éstas serán las líneas maestras de un torneo que, si todo va como debe, comenzará en el mes de agosto, auqnue no se precisa si será de este mismo año o si, por el contrario, tendrá que esperar hasta el final del actual formato de Champions, previsto para el 30 de junio de 2023.

En cualquier caso, éstas serán sus líneas maestras:

1ª) Participarán 20 equipos, de los que los 15 considerados “fundadores”, que tendrán plaza fija y los cinco restantes se clasificarán cada año en función del resultado de la temporada anterior.

2ª) En un claro guiño a las competiciones domésticas -y en lo que supone un auténtico torpedo a la línea de flotación de la Champions League- todos los partidos se jugarán entre semana, “preservando así el calendario tradicional que está en el centro de la vida de los clubes”, tal y como reza el comunicado madridista;

3ª) Habrá dos grupos de 10 equipos, que jugarán partidos de ida y vuelta. Los tres primeros de cada grupo se clasificarán automáticamente para los cuartos de final. Los equipos que terminen en cuarta y quinta posición jugarán un playoff adicional a doble partido.

4º) Desde cuartos de final se jugarán eliminatorias a doble partido hasta la final, en partido único y en campo neutral.

5º) Habrá también una Superliga femenina, para la cual aún no hay fechas pero sí el compromiso firme y decidido de utilizar esta competición como el trampolín definitivo del fúbtol femenino

6ª) Existencia de un reparto sustancialmente superior de los ingresos para sus miembros. Se prevén pagos superiores a los 10.000 millones de euros en los próximos años, con un pago inicial de 3.500 millones que se dedicarán a la financiación de infraestructuras y compensar el impacto de la pandemia y las pérdidas generadas por su culpa.

7ª)  Establecimiento de un estricto marco regulatorio de los gastos, creado en base a criterios de la máxima sostenibilidad y control de costes.

Texto: Meritocracia Blanca

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *