Crónica Real | Muchísimo Athletic, poco Real Madrid (1-0)

La noche de este jueves 3 de febrero, el Real Madrid y el Athletic de Bilbao se enfrentaron en San Mamés para definir a uno de los cuatro semifinalistas de la Copa del Rey 2022.

Tras una fecha FIFA en la cual varios jugadores merengues cumplieron compromisos con sus selecciones, el conjunto blanco volvía a la competición en uno de los campos más difíciles del fútbol español.

Courtois fue el encargado de proteger la portería, custodiado por Lucas, Militão, Nacho y un Alaba que jugaba por primera vez como lateral izquierdo vistiendo la camiseta Del Real Madrid. Por su parte, en el medio del campo, el tridente de siempre: Casemiro, Modrić y Kroos. En ofensiva, Ancelotti optó por un tridente atípico: Vinícius por izquierda, Asensio de falso ‘9’ y Rodrygo por derecha. 

Luego de la derrota sufrida ante el propio Real Madrid en la final de la Supercopa hace unas semanas (2-0), Marcelino intentó dar la vuelta a lo que fue aquel desenlace nada favorable para los leones.

Como era de esperarse, el Athletic salió al terreno de juego con toda la energía posible y alentado por su público en “La Catedral”.

Tan solo en los primeros minutos, Daniel García tuvo una gran ocasión con un gran remate desde fuera del área tras un flojo despeje de Nacho. Solo Courtois fue capaz de frenar con una gran atajada lo que era el 1-0 para los locales.

La intensidad aplicada por el Athletic era asfixiante. Ni Kroos, ni Casemiro, ni Modrić podían dar salida al juego ofensivo del equipo. La presión vasca se hacía sentir y el Madrid no conseguía dar tres pases consecutivos.

Muniaín aprovechó una desatención de Casemiro en la entrada del área por la banda izquierda y el extremo bilbaíno remató a placer, aunque su intento golpeó en la red de la portería, pero por el lado exterior. 

El primer remate al arco de los merengues llegó al minuto 27 tras un control orientado de Rodrygo en banda izquierda. Luego del dominio del balón realizado por el brasileño, la pelota le quedó servida para un derechazo que fue directo al portero vasco.

A pesar de las numerosas entradas con excesiva intensidad de algunos jugadores del Athletic, la primera amarilla del partido fue para Kroos por una entrada en el mediocampo. El alemán quedaba así condicionado para la hora restante de partido. 

Diez minutos más tarde caería la primera amonestación para un jugador local. ‘Dani’ García cometió una nueva falta sobre ‘Vini’. El colegiado ya había advertido al joven mediocentro vasco y, tras otra entrada, mostró la cartulina amarilla por reiteración.

Todo quedaría igual que como comenzó. Empate sin goles y al vestuario. El semifinalista se decidiría en el complemento.

En los primeros compases de la segunda mitad el Athletic demostró que no pretendía cambiar su dinámica de juego. Presión, presión y más presión, sin dejar al Madrid bascular su juego pasando por el mediocampo.

Asensio estuvo a punto de irse en solitario por la banda derecha, pero Íñigo Martínez lo frenó entre un agarrón y un codazo. El colegiado no mostró la amarilla.

Un par de minutos más tarde, Modrić vio la amarilla por un pisotón en un lance dividido.

Tras una hora de juego, Vinícius Jr. fue sustituido para dar entrada a Isco. Era de esperarse dado que el extremo brasileño venía de jugar con su selección ante Paraguay hace poco más de 40 horas.

Con Isco en el campo, Rodrygo pasó a la izquierda y Asensio, a la derecha. El ‘22’ fungiría como falso ‘9’. Ahora, con posiciones más fijas, restaba ver si el marcaje del Athletic se mantendría tan férreo como había sido hasta ahora.

Ancelotti sabía que el partido necesitaba de mayor energía y fortaleza física, como cualquier partido ante el Athletic en San Mamés, y ya pensaba en dar entrada a Camavinga, quien comenzó a calentar luego de la entrada de Isco.

Tan solo en el 75’ el técnico italiano dio entrada al francés por el amonestado Kroos. 

No lo pasaba bien el Madrid, que se aguantaba con una sólida defensa liderada por un gran Militão. El propio Iñaki se veía frustrado cada vez que el brasileño le ganaba bien fuese corriendo o por el aire. 

En el 80’ llegó la ocasión más clara del Real Madrid. Asensio asistió de lujo con un taconazo que pasó entre las piernas de un rival y habilitó a Casemiro solo contra el portero, pero falló el mano a mano y el empate persistió.

Un hiperactivo Asensio sobre el último cuarto de hora avivó las esperanzas de un Madrid que parecía dormido. 

Marcelino intentó refrescar a su plantel y retiró del campo a Raúl García para dar entrada a Serrano, un joven de 18 años de edad.

Tras un mal pase en salida de Casemiro, Berenguer recibió el balón en las inmediaciones del área, recortó para su pierna izquierda y remató sin dejar ninguna oportunidad para Courtois. 1-0 con un tanto que llegó desde el banquillo de suplentes. 

El Athletic buscaba mantener su racha copera y llegar a su tercera final consecutiva, para hacerlo debía aguantar al Real Madrid durante los seis minutos restantes agregados por el colegiado. Conseguirlo significaría el pase a la semifinal del torneo.

Solo dos sustituciones realizó Ancelotti en todo el partido: Isco por Vinícius y Camavinga por Kroos. Se hace difícil marcar goles sin un delantero que los convierta.

Gil Manzano pitó el final del partido y el Athletic Bilbao consumó así su pase a la semifinal del torneo, en búsqueda de su tercera final consecutiva y, si es posible, de revalidar un título que no gana desde 1984, año en el que también ganaron el título de liga por última vez.

Foto: CESAR MANSO/AFP vía Getty Images

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *