#MiradaBlanca | Historia

Hoy les pensaba hablar de aquello que a día de hoy es la principal noticia de la actualidad del conjunto blanco, nuestro enfrentamiento ante Panathinaikos la mala suerte (o no) que ha supuesto quedarnos sin ventaja de cancha en los inminentes Playoffs. Sin embargo, este artículo lo dejaré para otra ocasión ya que esta semana ha habido otra noticia íntimamente relacionada con el Madrid y que ha tenido gran recorrido en redes.

Durante los últimos días nuestros compañeros de 24segundosenblanco han estado realizando un ránking con los 50 mejores jugadores de la historia del Real Madrid de baloncesto. Una clasificación histórica muy complicada de hacer que ha suscitado multitud de comentarios en redes y que, además, ha inspirado a esta revista a hacer próximamente un ránking parecido pero con los jugadores de fútbol en el inminente #50MejoresHistoriaRealMadrid.

Desde luego este ránking no ha estado exento de polémica. El puesto de Rudy Fernández (29º), el de Joe Arlauckas (18º) el de Sergio Rodríguez(22º), el de Drazen Petrovic (9º) o el de Fernando Martín (7º) han sido ampliamente debatidos y comentados no solamente por tuiteros o por páginas madridistas sino también por reputados periodistas del mundo de la canasta como Javier Gancedo o exjugadores del Real Madrid como el propio Joe Arlauckas o Vicente Paniagua (puesto 40 del ranking) .

Y es que este es precisamente el éxito de esta encuesta. El rescatar parte de la rica historia del Real Madrid. Jugadores actuales como Llull (4º), Rudy o Felipe (8º), muy conocidos como Sabonis (2º), Brabender (3º) o Szczerbiak (15º) o algo más desconocidos para el gran público como Johnny Báez (48º) o Randy Meister (42º)… todos han tenido cabida en el ránking.

La realidad es que los 50 que forman esta clasificación son los principales responsables de que el conjunto blanco siga siendo el equipo más laureado de Europa. Pero como se suele decir “son todos los que están pero no están todos los que son”. También ha habido grandes olvidados como Mike Smith, Juan Castellví, José Ramón Ramos, Freddy Borrás, Enrique Villalobos o Andrés Nocioni.

Pero es que, polémicas aparte, no caben todos. Es verdad que actualmente estamos en una época dorada (pese a que mal les pese a algunos), pero si algo diferencia al club blanco tanto en fútbol como en baloncesto, es que no hay una sola época dorada en este club. A ver que club europeo podría decir que ni Drazen Petrovic, ni Fernando Martín, ni Dejan Bodiroga, ni Aleksandar Djordjevic (historia viva del basket europeo) entran en su quinteto ideal. Probablemente ninguno.

Como digo, el rescatar algunas de las caras de los 87 años de historia de este club es una tarea que quiero agradecer a todos los que han participado  en esa encuesta(ya sea organizándola, votando o simplemente comentándola), pero no solo esa. También el que haya sido elegido como jugador más importante de la historia de este club D. Clifford Luyk Diem. Como presidente de una peña que le debe su nombre al de Syracuse es todo un honor que su presidente de honor (valga la redundancia) sea considerado por muchos como el mejor jugador de la historia del mejor club. Desde luego motivos para hacerlo no faltan. Clifford Luyk fue todo un pionero que nos demostró a los europeos que era aquello del gancho, que conquistó nada menos que 6 Copas de Europa (sí, las mismas que en fútbol tiene don Paco Gento), 3 Intercontinentales,  14 Ligas y 10 Copas del Rey como jugador además de lograr también 2 Ligas, 1 Recopa y 1 Copa del Rey como entrenador. Todo ello solo hablando de su etapa en el Madrid ya que además con la elástica de la selección española (que vestiría en 150 ocasiones) conquistaría también una de las primeras medallas del combinado nacional: la Plata del Europeo de Barcelona de 1973.

Es por todo esto y por mucho más (si Clifford fue un un jugador inigualable como persona lo es aún más) por lo que hago mías las palabras que nos respondió al twitter de Los Ojos del Tigre su hija Estefanía al respecto de esta encuesta. Si siempre hemos tenido orgullo por poder honrar su nombre, ahora sumamos una admiración profunda por su figura.

Muchas gracias Clifford por tanto y muchas gracias también a 24segundosenblanco por haber rescatado lo que es el verdadero tesoro del Real Madrid: su historia. Una historia, por cierto,  esperemos que sus actuales adalides sigan engrandeciendo primero ante Panathinaikos y después en Belgrado.

Texto: @jmcanasv

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *