#Minuto93 | Real Madrid 1 Ajax 4 (Champions League 2018-19)

1- En primer lugar: batacazo, humillación, fin de ciclo… Todos los adjetivos caben tras la estrepitosa eliminación en Champions. Ahora bien, llamadme loco pero yo primero me pongo de pie para reconocer la obra de estos años, ese 4 de 5, esas 3 orejonas consecutivas, porque, entre otras cosas, probablemente no volvamos a ver nada igual.

2- Y adiós: lo dicho anteriormente no es óbice para que al final de la temporada se tomen las decisiones oportunas. A los que hayan contribuido a este inolvidable ciclo se les dará un aplauso, el homenaje si es necesario, un abrazo y la gratitud eterna… junto al finiquito. Si este club es grande es, también, por su capacidad para levantarse de momentos como este.

3- Funambulistas anímicos: no salió mal el Madrid al partido, pero parecía que no había un 1-2 de la ida, sino un todo o nada, una final en la que había mucho que perder y poco que ganar. Bastó el primer golpe del Ajax para que todo se desmoronara. Es ahí, en el aspecto psicológico, y no en las piernas donde de verdad han pesado los dos ‘Clásicos’ recientes.

4- ¿Capitán?: en las derrotas, uno tiende a acordarse de los que no están. Ayer no fue una excepción. Está claro que el Madrid no es un equipo que defienda de forma óptima, una carencia que se acrecienta cuando no está Ramos sobre el campo. El camero es uno de los que ha dado muchísimo al club, pero se le debe pegar un tirón de orejas: forzando la amarilla en Amsterdam mandaba un mensaje a sus compañeros de que la eliminatoria estaba hecha. Si cobra un señor sueldo (10 millones) y lleva un brazalete es para que también asuma responsabilidades en este sentido.

5- Lágrimas: aún no había llegado el descanso y la noche iba de mal en peor. Lucas Vázquez y Vinicius ya estaban KO y el marcador reflejaba un 0-2 que dejaba fuera al Madrid. En las lágrimas de los dos extremos hubo algo de dolor y mucho de premonitorio.

6- Meme…ces: con el 1-4 final WhatsApp y Twitter se llenaron de mensajes cargados de humor e ironía. Es lógico, a este equipo siempre se le está esperando y más cuando lleva tres años seguidos levantando la máxima competición de clubes. Lo que no acabo de entender es al sector de la afición madridista que se alegra por una derrota. ¿Demasiado masoquismo o cuestión de orgullo?

7- Vergüenza ajena: una de las razones que amparan esta revancha en redes tiene que ver con personajes como Manu Sainz, que se encargaron de infravalorar al Ajax y a la eliminatoria. No lo llames periodismo, simplemente se puede calificar como patochada.

8- ¿Y ahora qué?: pues solo estamos a 6 de marzo y al Madrid ya no le queda nada de nada. Se avecinan semanas de muchos rumores, de dimes y diretes que diría García, y de partidos intrascendentes. Va a ser una primavera muy larga.

9- Billetes: lo que queda claro es que los partidos que quedan para acabar la temporada van a ser un marrón, un apuro que también servirá de criba para saber quiénes quieren seguir y quiénes no están para continuar en el próximo proyecto.

10- Aplauso: por último, sería de injusticia tremenda cargar todas las tintas contra el Real Madrid y no reconocer la maravilla que firmó el Ajax en el Bernabéu. Un equipo joven, con un 1-2 adverso de la ida… Muchos se habrían dejado llevar. Ellos firmaron una actuación memorable. Una pena que el poderío económico de las grandes potencias vaya a desarmar en tiempo récord a un equipo que pinta de maravilla.

Foto: FútbolRed

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *