Minuto 93 | Real Sociedad 3 Real Madrid 1 (Liga Santander 2018-2019)

1- Rojos pero no colorados: hablo de memoria, pero el Madrid ha jugado esta temporada varios partidos con la equipación rojo coral (Sevilla, Rayo, Valencia, Espanyol y Real Sociedad) y sólo ha ganado uno. Si hubieran sido camaleones, al menos los jugadores hubieran salido colorados por un nuevo ridículo. Ni con esas.

2- ArROJAdo al vacío: si muchos especulaban con una salida de Vallejo el próximo verano, está claro que la expulsión sufrida en Anoeta no ayuda. Fue puro infortunio, como casi toda su trayectoria en el club. Salvo cambio inesperado, Zidane contará el año que viene con Ramos, Varane, Nacho y Militao para el puesto de central. Quizás en ese escenario lo mejor es que el joven maño busque minutos y continuidad en otro sitio. No sería el primero que se va para volver por derecho propio.

3- Maradoniano: de nuevo el oasis en medio del desierto llevó el 21 a la espalda. Brahim Díaz dejó un golazo en el que exhibió sus grandes cualidades: desborde, potencia (en el arranque de la jugada aguanta la tarascada de un rival) y definición sublime con su pierna ‘mala’. Se confirma que el realista Llorente no sufrió ningún daño por el regate seco del extremo madridista.

4- Desgaste: en algunos aspectos, el choque con la Real guardó algunos paralelismos con la salida a Vallecas. A pesar de ello, Zidane no se mostró tan molesto en la rueda de prensa. Parece que el francés ha asumido que estos tipos no están por la labor de tomarse en serio la recta final de temporada. Con todo, no deja de ser preocupante esa sensación de que Zizou parece haberse cansado de predicar en el desierto.

5- Pereza visitante: los partidos del Bernabéu son un suplicio para algunos jugadores. Sin nada que ganar, los pitos del público son una amenaza demasiado sensible (véase el caso de Bale), pero parece que al menos el equipo se molesta un poco más en sacar adelante el trámite. En la era Zidane 2.0 sigue sin ganar lejos de casa. Desesperante.

6- Paupérrimo: Contemos con que el Real Madrid gana su último partido de Liga con el Betis. Bien. Los blancos llegarían a los 71 puntos de los 114 que se disputan en el campeonato, es decir, habría hecho el 62%, algo más de la mitad. Con ese balance, no es que no aspire a pelear por el título, es que es un milagro que no haya tenido apuros para ser tercero en la clasificación.

7- Vacaciones: el que no estará en ese partido contra el Betis es Casemiro. El brasileño vio tarjeta y deberá cumplir sanción por acumulación de tarjetas. Sin él, sin Vallejo, quizás sin Ramos… A Zidane le va a tocar tirar de inventiva para componer la línea defensiva.

8- Media sonrisa: la vergüenza de Anoeta al menos dejó otros minutitos para comprobar que Vinicius va entrando en la dinámica del grupo. El brasileño se prepara para una temporada, la venidera, que puede ser un punto de inflexión: si se acaba sobreponiendo a la competencia (Asensio, Brahim, ¿Hazard?…)  es porque tiene talento y personalidad.

9- Hasta Courtois: paró un penalti, sacó varias manos de mérito, pero un inoportuno resbalón facilitó el segundo gol de la Real. La pifia involuntaria de Courtois en Anoeta resume la recta final de curso del equipo.

10- Balance: la de este domingo fue una tarde de las de antes, de transistores y partidos simultáneos. En el drama del descenso uno ve que este Madrid se ha dejado puntos con varios de los protagonistas (Girona, Levante, Villarreal y Rayo). Imposible no pensar que ganar esta Liga era poco menos que una utopía.

Foto: AS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *