Madridistas en la red: @ankarma81

En Madridista  Real valoramos a todos los perfiles que se vuelcan en la defensa de su equipo. En nuestro caso, seguimos la pista a los madridistas que luchan día a día para que se respete la institución de la que se sienten parte. Personas que destinan parte de su tiempo libre a denunciar injusticias o a compartir sus estudios y reflexiones.

Creemos que el madridismo está en deuda con ellos, nosotros en Madridista Real lo estamos sin duda. En lo que nos concierne vamos a tratar de darles a conocer, si cabe un poco más. Con tal propósito en Madridista Real hemos distribuido un cuestionario entre algunos perfiles activos que defienden al Real Madrid y que, ahora más que nunca, demuestran su apoyo también cuando se vive una situación delicada.

Nuestro homenaje a todos ellos. Estaremos muy pendientes de sus respuestas, para ver cuánto tienen en común entre sí.

Sin más preámbulos, vamos a ello.

Cuestionario de @ankarma81

  1. ¿El partido que más recuerdas de tu infancia como madridista?

Sin lugar a dudas, el primer partido que vi del Madrid en mi vida. Corría finales de aquel precioso año del 92 y mi padre no tuvo otra ocurrencia que regalarnos a mi hermano y a mí, ver al Madrid jugar ante el Sevilla de Maradona. El mejor jugador de la historia ante el mejor equipo de siempre. Ni Alfred Hitchcock lo hubiera pensado mejor.

  1. ¿Quién te inculcó el Madridismo?

La semilla me la sembró mi tío Ángel de Madrid. Era un chulapo madrileño con bigote fino de los que ya se ven poco por la capital. A finales de los 80 (mi infancia), tener un tío en Madrid era como tener algo especial, algo que te distinguía del resto de tus amigos. Él me habló por primera vez de aquel increíble equipo del que mi padre hablaba y a raíz de ahí, todo empezó a girar en torno a él: mis trabajos blancos y morados que hacía para el colegio, el color de piezas que elegía siempre para jugar al ajedrez, la sonrisa con la que llegaba del quiosco cuando en los cromos me había tocado Míchel o Butragueño…

  1. ¿A qué jugador histórico recuerdas con más cariño?

A Raúl González Blanco. Raúl representó un antes y un después en mi concepción como madridista. Su forma de entender el club, de representarlo y dignificarlo mientras vistió la camiseta de mi familia, se acercaba o abrazaba a la idea que todos imaginamos que un día tuvo que tener Santiago Bernabéu en su cabeza. Perfeccionista, austero y talentoso; eso es el Real Madrid y eso fue Raúl.

  1. ¿Por qué te ves en la obligación de defender al Madrid?

¿Por qué el agua quita la sed? Un día pensando sobre qué tipo de vínculo me unía al Real Madrid, comprendí que, aunque él hubiera nacido antes que yo, él siempre será el hermano pequeño que nunca tuve.

  1. Un periodista del que te fíes…

Te digo tres. La verdad, la coherencia y la profesionalidad. Contrata a estas tres periodistas y tu revista, periódico o programa de radio será el mejor de todos.

  1. Tres twiteros que recomiendes encarecidamente…

En twitter me gusta quedarme con lo mejor de cada uno. Es una ventana, un mundo, que a veces te llega olor a cloaca y otras muchas veces encuentras opiniones de lo más interesantes desde el prisma madridista. Siento no poder citar a solo tres cuentas de twitter porque estaría siendo muy injusto con aquellas que no citaría.

  1. Si pudieras asesorar a Florentino, ¿qué consejos le darías?

Que solo escuche a quien sale en su espejo, que 71 años no es nada y que hay cargos en los que no es posible la abdicación o renuncia. Sencillamente, nuestro mejor jugador se sienta en nuestro palco en cada partido. Dios quiera que siga con y entre nosotros muchos años más porque su talento es más importante para el club que el de ningún crack que podamos tener nunca. Personalmente pienso que la misma metamorfosis que el Madrid vivió a la llegada de Santiago Bernabéu, la volvimos a experimentar en el nuevo siglo con la llegada de Florentino Pérez al Real Madrid.

  1. Si pudieras asesorar a Zidane, ¿qué le indicarías?

Dentro de mi dimensión hormiga futbolística en comparación con lo que Zidane representa para el fútbol, me atrevería a no decirle nada. Sin embargo, sí que pienso que un entrenador que quiera perdurar en el sanedrín madridista para siempre, debe anteponer la justicia o meritocracia en la elección de los jugadores por delante de cualquier otra cuestión de “feeling”, confianza o gusto. Y es que un jugador que salga del campo sin vaciar su corazón, nunca será apto de seguir siendo jugador del Real Madrid. Pero repito, a Zidane solo me atrevería a pedirle una foto. 

  1. ¿Cuál es el mayor sacrificio que has hecho para ver un partido del Madrid?

De todo. Te cito uno. En el año en que fichamos a Zidane como jugador había un Real Betis-Real Madrid el mismo día que era la feria de mi pueblo. Unos amigos y yo, los cuales teníamos entradas y alguna que otra copita de más, nos fuimos a coger el autobús que nos llevaría a Sevilla. Tras perderlo (el autobús), no se me ocurrió otra idea que pedirle la moto a un amigo buscando con ello a mi padre, para que nos llevara en su coche a ver al Madrid en Sevilla. Pues bien, encontré a mi padre, nos llevó a Sevilla, entramos con el partido empezado tras correr por Sevilla como posesos… y mientras tanto mi amigo el de la moto, tuvo que ir a por ella porque se la gripé mientras buscaba a mi padre. Aún sigo lamentando aquel episodio, pero el gripar aquella moto me permitió que mis ojos vieran el primer gol de Zidane vistiendo la camiseta del Real Madrid.

  1. ¿Cómo es tu ritual de día de partido?

Fácil, me agarro bien fuerte a mi corazón, me olvido del rival y lo vivo como no me gustaría que mi hijo viviera el fútbol. A lo largo del partido trato de analizar tácticas, gestos, estados de forma, pero solo me llega a distinguir los blancos de los que visten de forma diferente. En día grande, mi bufanda de Juanito no puede faltar.

  1. ¿A qué jugador ficharías para mejorar la actual plantilla?

Sin duda alguna a Neymar. Si analizamos la plantilla del Madrid observamos que hemos dejado de tener a ese regateador que encaraba y abría esas defensas. Si, además, Neymar es un fenómeno con la mejor mercadotecnia del mundo y con amigos en nuestra plantilla como Marcelo o Casemiro, vemos cómo la ecuación resulta poco menos que perfecta. Eso sin contar, claro, con el cariño con el que Cristiano Ronaldo se acercó a él para salir juntos en el descanso de la ida del Bernabéu. Neymar para el fútbol es lo que Cristiano es para el Madrid. Pues bien, imaginaos a los dos juntos. Chistera y mago, as y conejo.

  1. ¿Cómo sueles celebrar los títulos?

En Madrid. Cuando olemos que la plata viene, unos amigos y un servidor nos solemos acercar a Madrid para vivir in situ todo el ambiente del día del alirón y de la noche en Madrid. A la mañana siguiente nos quitamos la purpurina de encima y volvemos a nuestras casas cansados y felices. Son días mágicos que son verdaderamente indescriptibles.

  1. Algún madridista que te haya decepcionado…

Algún que otro hay, pero siempre desde la incomprensión de sus hechos. Por ejemplo, no entiendo cómo Vicente Del Bosque puso su animadversión hacia Florentino por encima del club al que había pertenecido 40 años de su vida. Nunca comprendió que un despido en el fútbol está a la orden del día sin que ello signifique que el presidente o el club no tenga cierta estima hacia su persona. Rechazar la insignia que el Madrid le quiso otorgar y no acudir al funeral de Alfredo Di Stefano fueron sin duda las dos gotas que colmaron mi vaso del marqués.

  1. ¿Qué opinión tienes sobre Mourinho?

La del apaleado. Si acudes a un lugar y están apaleando a una persona, ¿qué sientes?, ¿y si al que están apaleando es el mejor entrenador del mundo que casualmente entrena a tu club? Pues eso. Indignación y rebeldía.

Mourinho representa en pocas palabras la honda con la que David empezó a vencer a Goliat (Barcelona, árbitros, órganos federativos…). Tras él, Goliat empezó a tambalearse y fue ahí cuando empezaron a llegar los jarrones que más tarde Ancelotti recogería. Tengo total seguridad de que algún día nuestros caminos volverán a cruzarse de nuevo.

  1. ¿Sueles cantar el himno?

Y sentirlo. Dicen los ingleses que los himnos antes de ser cantados deben ser sentidos. Y en nuestro caso, hemos dado con la maravillosa coincidencia de que tenemos tres himnos, tan distintos como igual es lo que a los madridistas nos hace sentir. Tres himnos, tres generaciones cantándolos y tres formas de entender al club. El himno de las mocitas madrileñas, el himno del centenario y el himno de la Décima. ¿Qué más se puede pedir?

  1. ¿Ganaremos esta Champions?

No sé si la ganaremos o no, lo que sí sé es que si la Champions pudiera elegir donde hospedarse los próximos doce meses, ten por seguro que se alojaría en el Hotel de Concha Espina, donde ya duermen sus otras doce hermanas. Y es que el Madrid vive donde solo la Copa de Europa respira…en nuestra fe, en nuestra esperanza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *