EL MADRID DA UNA LECCIÓN A LOS INCRÉDULOS EN MESTALLA.

Victoria por 1-4. Resultado rotundo. Altibajos en el juego. Sufrimiento al inicio de la segunda mitad. Un Valencia aguerrido que batallaba al límite y que protestaba con vehemencia cualquier acción inocua al colegiado. Al Valencia le iba la vida en el partido.  El lenguaje corporal de Marcelino lo decía todo. Pretendían ahondar en la irregularidad madridista. No lo consiguieron.

Para mí el Madrid ha dado una lección para todos los incrédulos que consideran que la temporada ya está consumida. Me da que estos jugadores no han dicho su última palabra. No se han dejado llevar y han resultado sintomáticas las celebraciones. Los jugadores disfrutaban de cada gol, que tenía un componente liberador.

En los primeros 25 minutos el Madrid ha sabido leer el partido. Ante un Valencia intrépido tocaba armarse atrás para salir en contrataques mortíferos. Hemos visto una gran convicción de todos los blancos en esa forma de jugar. El juego por sorpresa hacía daño ante un Valencia que sufría con la movilidad de los puntas. En un desmarque de ruptura de Cristiano, Neto arrollaba a Garay y dejaba a Bale la primera opción clara del partido. A los 15 minutos el galés era protagonista, defendía con éxito un saque de esquina del Valencia y daba pie a un contragolpe que nos evocaba en su velocidad y precisión a uno de los goles que se marcaban la temporada pasada en el Benito Villamarín.

Como consecuencia de esa contra se forzaba un penalti claro de Montoya. Clave en la acción Marcelo que, con su desequilibrio ofensivo, ha vuelto a constatar que con su presencia los ataques madridistas tienen otra mordiente. Después del gol el Valencia ha continuado con su juego físico. Tratando de que Rodrigo y Santi Mina mordieran arriba. Varane y Nacho han tenido que estar muy encima para frenar a dos delanteros verticales y peleones. Keylor, ha vuelto a estar en el momento oportuno, ya que un zurdazo desde la frontal de Kondogbia era repelido por el costarricense evitando el empate.

El partido se abría. Bale ponía un buen balón en el segundo palo a Cristiano, y dejaba claro que el Madrid no iba a renunciar al ataque. En el 38 Estrada Fernández señalaba un claro penalti de Montoya. Con Benzema en el aire lo desplaza en plan treta defensiva. En muchas ocasiones estos penaltis no se han señalado a favor del Madrid, pero a mí me resulta manifiesto. Tanto en el directo como en la repetición.

El Madrid se situaba icon un valioso 0-2 antes del descanso. El Valencia no se entregó ni mucho menos. Salió encolerizado en la segunda mitad. Subió mucho las líneas y comenzó a encerrar al Madrid. A los de Zidane les faltaba salida. El Valencia realizó un derroche descomunal y, además, para añadirle dificultad a la empresa, Santi Mina realizaba un gran movimiento de delantero y conseguía cabecear a la salida de un córner. Corría el minuto 58. Los aspavientos de Marcelino indicaban que el partido se podía hacer largo.

En el 66, Keylor, una vez más, sacaba un gran pie a disparo de Parejo, canterano que suele hacer goles al Madrid con cierto hábito. Acto seguido en una gran internada de Bale por la derecha, Cristiano estaba a punto de anotar el tercero.

Sería la última actuación de Bale en el partido. Zidane movió el banquillo en el momento justo. Entró Lucas por Bale. El equipo se sacudió el peligro definitivamente. Ganó la batalla del medio campo. Se apoderó del esférico, y los jugadores del Valencia empezaron a llegar tarde a las disputas y a cometer faltas. La entrada de Asensio por Benzema dio todavía más empaque al planteamiento. El Madrid escondió el balón y fue aprovechando fisuras defensivas en el Valencia para ir resolviendo el partido. El tercer tanto fue de bandera, con una gran asociación entre Marcelo y Asensio que me recordó a la pretemporada. Posteriormente llegaría el cuarto de Kroos. Goles que eran celebrados por todos los altos por unos jugadores que no han dicho su última palabra.

Se hablaba de equipo en descomposición pero hoy se ha demostrado que el equipo está vivo. Que puede ser muy competitivo y ganar en un estadio donde son palabras mayores llevarse los tres puntos. Hoy los incrédulos no podrán alegar falta de soluciones del banquillo -fueron determinantes los cambios y la reorganización- y tampoco podrán aludir al apartado físico, ya que el Valencia se derrumbó antes. Creo que se impuso una máxima. Nos pensamos que todo es físico, cuando en muchas ocasiones es colocación. Y el Madrid estuvo muy bien colocado los últimos 20 minutos de partido.

Y lo repito de nuevo. Estelares Keylor, Nacho y Varane. Hoy tocaba sufrir y era necesario que ganaran sus duelos. Y lo hicieron.

Autor: @DbenavidesMReal

Imagen: realmadrid.com

Valencia CF

13 Neto
21 Martín Montoya
15 Toni Lato 77
24 Ezequiel Garay
17 Francis Coquelin
10 Daniel Parejo 87
7 Gonçalo Guedes 45
16 Geoffrey Kondogbia
14 José Gayá 60
19 Rodrigo Moreno 75
22 Santi Mina 58

Suplentes

11 Andreas Pereira 77
18 Carlos Soler 45
9 Simone Zaza 75

Entrenador

Marcelino García Toral

Real Madrid

1 Keylor Navas
2 Daniel Carvajal 71
12 Marcelo 84
5 Raphael Varane 63
6 Nacho
14 Casemiro
10 Luka Modric 88
8 Toni Kroos 89
9 Karim Benzema 78
11 Gareth Bale 5269
7 Cristiano Ronaldo 1638

Suplentes

20 Marco Asensio 78
23 Mateo Kovacic 88
17 Lucas Vázquez 69

Entrenador

Zinedine Zidane
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *