Crónica Real | Lunin se gradúa ante un enorme Cádiz (1-1)

El Real Madrid y el Cádiz se enfrentaron este domingo por la penúltima jornada de La Liga 2021-2022. El partido terminó en un empate a un gol por cada lado, con un superlativo Lunin, quien supo sostener en sus hombros a su equipo cuando los locales arreciaron más en ataque.

Ancelotti decidió salir con el ucraniano nuevamente en el arco, tras su titularidad en el derbi ante el Atlético hace dos jornadas; Lucas fue el encargado de jugar por izquierda, algo poco común, con Nacho y Militão en el centro de la zaga y Vallejo en el lateral derecho; en el centro del campo los encargados de controlar el juego serían Casemiro, Kroos y Valverde; con Asensio, Rodrygo y Mariano en el tridente ofensivo.

El Cádiz demostró desde el minuto uno su intención de ir a por los tres puntos. Akapo pescó un despeje fuera del área, pero su remate se marchó apenas fuera del arco del ucraniano Lunin. 

Los primeros minutos fueron de claro dominio gaditano. Poco podía construir en salida el conjunto blanco ante la férrea defensa amarilla. Idrissi fue de lo más peligroso en la banda izquierda, forzando cada vez que podía un mano a mano con un defensor merengue.  En tan solo 5 minutos, el Cádiz logró avisar de nuevo con el primer remate dentro de los tres palos de Lunin. Sin embargo, el intento de Alcaraz terminó en las manos del guardameta.

Casualmente, luego de los avisos consecutivos de los locales, Rodrygo frotó la lámpara para hacer una jugada mágica en la banda izquierda. Nadie pudo detener al brasileño, quien se internó hasta el área chica y dejó la pelota servida para Mariano, que solo tuvo que empujar ante una portería desguarnecida.

A pesar del golpe sufrido, los de Sergio González no quitaron el pie del acelerador. Fuero dos claras ocasiones, una de ellas a la salida de un córner en el que Lunin salió en falso y dejó la portería a merced de un cabezazo que, afortunadamente para el ucraniano, terminó fuera de los tres palos.

En seguida, Asensio tuvo el 0-2 en un mano a mano contra Ledesma. Mariano recibió de Valverde y asistió al mallorquí, quien definió de zurda al poste más lejano del portero argentino. No obstante, el guardameta local sacó una mano rápidamente para detener el remate del extremo derecho.

En este punto, tras el primer cuarto de hora, el partido era de ida y vuelta. El Cádiz respondía a cada intento del Madrid e incluso lo hacía con mucho más peligro que los blancos.

El duelo cayó en un letargo en el que se sentía peligro solo cada vez que tocaba la bola Rodrygo en el Madrid o Idrissi en el Cádiz.  Casualmente, fue el marroquí el encargado de tener un gran mano a mano con Lunin, pero el ucraniano se estiró de una manera soberbia para apenas desviar el esférico con su mano derecha. 

Igualmente, no tardaría demasiado en llegar el 1-1. Rubén Sobrino aguantó el balón en la medialuna y, cuando vio un mínimo espacio para disparar, lo hizo. Su remate fue ligeramente desviado por Militão, pero ese pequeño desvío envió la pelota al ángulo superior derecho de la portería del Madrid. Minuto 36 y todo igualado.

Justo antes del pitazo de medio tiempo, Lucas Pérez tuvo un mano a mano que no supo aprovechar. Un pase en profundidad y un resbalón de Militão le permitieron quedar solo frente al arco merengue, pero en lugar de rematar, decidió pasar la bola al medio del área, pero Negredo ya había pasado y el pase quedó apenas atrasado. 

Todo igualado al descanso, resultado que de poco le servía al Cádiz en la lucha por la permanencia en primera división.

Para la segunda mitad el Cádiz salió decidido a ganar el partido. Idrissi continuó siendo el más conectado en ataque. El marroquí le hizo la vida imposible a Vallejo en más de una oportunidad. El Madrid intentó bajar el ritmo al juego por intermedio de Toni Kroos, quien cada vez que tenía la bola, buscaba abrir el campo hacia las bandas con los laterales o extremos.

Tras una hora de juego, Negredo tuvo un mano a mano contra Lunin, en el que el delantero picó la pelota a modo de autopase y el portero ucraniano terminó por derribarlo. Sería el propio Negredo el encargado de patear la pena máxima. Pero Lunin logró detener el fuerte y raso remate del delantero del Cádiz con una gran estirada hacia su lado izquierdo.

El Cádiz era más que el Real Madrid en este punto del partido y Ancelotti así lo sintió, por lo cual hizo un triple cambio antes del minuto 65. 

Valverde, Rodrygo y Vallejo dieron sus lugares a Ceballos, Hazard y Carvajal, respectivamente. Este partido significó el regreso del extremo belga luego de tres meses sin acción. 

Lunin siguió en plan grande más allá del penal detenido. Ahora, nuevamente ante Negredo, logró detener un cercano remate de zurda que casi se colaba entre las piernas del guardameta ucraniano, pero su rápida reacción evitó el 2-1 para el Cádiz.

La defensa del Madrid era una arena movediza en la que cualquier cosa podía pasar. Un errático Militão, un Lucas fuera de posición y un Nacho que hacía lo humanamente posible para enmendar los errores de sus compañeros. Todo eso, sumado a las ansias del Cádiz para salvar la categoría obteniendo los tres puntos hoy hicieron muy difícil la última media hora del partido para los de Ancelotti.

Poco pudo hacer Hazard en ataque desde su ingreso al terreno de juego, pero el dorsal ‘7’ vería la amarilla cuando estaba colaborando en defensa tras una dura entrada en plancha sobre Akapo. No obstante, el propio Hazard provocó dos amarillas a jugadores del Cádiz tras un agarrón y una patada unos metros fuera del área. 

A falta de 10 minutos para el final, Ancelotti decidió dar ingreso a Juanmi Latasa, otro canterano que lograba debutar con el equipo absoluto del Real Madrid. 

El equipo local continuó el asedio al arco de Lunin, pero cada vez se cerraba más la zaga madrileña. 

El Madrid, por su parte, casi logró liquidar el partido en el tiempo añadido a través de Ceballos. Sin embargo, Ledesma hizo una gran atajada para enviar el remate de ‘Dani’ a tiro de esquina. A la salida del córner, el debutante Latasa cabeceó el esférico, aunque con poca suerte.

Justo antes del pitido final de Mateu Lahoz, Carvajal protagonizó una dura entrada sobre Fali, aunque el lateral tocó primero la pelota, también es cierto que luego choca con el defensa del Cádiz. El colegiado sonó su silbato tres veces para finalizar el partido tras el análisis del VAR, que decidió que la entrada del ‘2’ del Madrid fue limpia.

1-1 tras los 90 minutos en Cádiz. Los locales ven así cómo caen en zona de descenso tras la victoria del Mallorca (2-1) ante el Rayo Vallecano. Todo se decidirá en la última jornada.

Lunin fue la estrella del partido, a pesar de haber cometido un penal sobre Negredo. El portero ucraniano ha sostenido a su equipo cuando más lo necesitaba.

Foto: Fran Santiago/Getty Images

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *