Luka Jovic no está feliz

El jugador serbio fichó por el Real Madrid este verano procedente del Eintracht Frankfurt por casi 60 millones de euros. Llegó para competir con Karim Benzema por un puesto, con fama de buen delantero goleador, tras marcar 27 goles en aproximadamente 3300 minutos en la temporada anterior con el Eintracht de Frankfurt (17 en la Bundesliga y 10 en la Europa League).

Jovic aterrizó en el Real Madrid después de que sus números lo pusieran en el mercado como uno de los mejores delanteros jóvenes del mundo, y por delante de nueves consolidados en el panorama internacional como Luis Suárez, Kane, Icardi y Griezmann en cuanto al índice de goles o de pases decisivos por minutos disputados.

El serbio comenzó la temporada con la esperanza de jugar y ponerle las cosas difíciles a Karim, pero de momento ha sucedido lo contrario. El jugador solo ha sido titular por parte de Zidane en dos partidos: contra Villarreal y Osasuna, donde tuvo una buena actuación y marcó un gol, pero el VAR lo anuló.

Lo extraño es que aquellos que le atacan y critican por no haber conseguido marcar hasta el momento, tras 10 partidos disputados entre Liga y Champions, no tienen en cuenta este importante dato sobre sus escasos minutos sobre el terreno de juego, la mayoría de ellos entrando desde el banquillo (ingresó al campo después del minuto 80 en 3 ocasiones). Incluso frente al Brujas cuando el equipo estaba sufriendo, Zidane prefería a Vinicius por delante del serbio para buscar la remontada.

¿Cómo se le puede pedir a un jugador que ha gozado de solo 3 minutos en los últimos 3 partidos que marque? ¿Cómo es posible que sea criticado por no marcar en los últimos 5 minutos que juega en cada partido o incluso por no marcar en los dos partidos en los que comenzó?

Además, recientemente el jugador no fue convocado con su equipo nacional en este parón de selecciones y tal y como relató su padre, eso fue un shock para Luka, ya que defender los colores de su país es algo sagrado para él.

Desde Serbia, se dice que en el entorno del jugador están preocupados por él y más teniendo en cuenta la naturaleza de los serbios que van donde encuentran estabilidad y no tanto el dinero o el nombre del club y esto es claramente visto en el hecho de que la mayoría de estos jugadores van a Italia y Alemania y no a otras competiciones donde se paga más, ya sea en Francia o España. El serbio suele tener un carácter frío y no le gusta moverse mucho de un club para otro, por lo que encontramos que, con la excepción de Jovic, ninguno de los otros tres jugadores serbios en Frankfurt ha abandonado el club a pesar de todas las ofertas que les han llegado, también podemos ver a Mitrovic feliz en Fulham en el Championship tras el descenso del club y no se fue a pesar de todas las ofertas.

Siguiendo a los jugadores serbios podemos encontrar que esta es la personalidad del serbio: si está feliz en un lugar, no lo abandonará porque para ellos la estabilidad es una gran parte del éxito. Lo que Jovic ha escrito en Instagram expresa su tristeza, y en Serbia también dicen que se han iniciado los contactos con Ramadani (el agente del jugador) desde el entorno del propio jugador para encontrar una solución.

Todo es posible en el fútbol, ya lo vimos en el verano el giro de la situación de James Rodríguez o Gareth Bale, y Jovic todavía tiene tiempo para demostrar su valía y contra Mallorca puede ser la oportunidad para que Jovic marque su primer gol en partido oficial como madridista.

Photo: Gonzalo Arroyo Moreno/Getty Images

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *