#LigaACB | Prepelic se desata en el aperitivo del Clásico (104-71)

Partido sobrado del Real Madrid en el Palacio de los Deportes. Los presentimientos se cumplían y antes de lo previsto. Gipuzkoa no lo tenía fácil y rápidamente acabó sucumbiendo al ritmo impuesto por los de Pablo Laso. Todo ello ante un cuadro local con bajas sensibles como la de Llull o Rudy, sumadas a Kuzmic, Randolph y Thompkins, que daban espacio a Pantzar y Garuba en el banquillo.

La salida merengue no pudo ser mejor. Rápidamente Campazzo tomaba el mando del partido y daba una lección de cómo dirigir un partido. Su conexión con Ayón en el pick and roll estaba destrozando a la defensa rival. Tanto que solo Bobrov con ocho puntos lograba equilibrar las cosas. 11-11 en el marcador pero con el Real Madrid jugando a su antojo. Entonces llegó la gran rotura, esta vez de manos de Carroll. El conjunto merengue arrancaba un parcial de 11-0 que solo Corbacho lograba frenar con un triple repleto de suerte. Pero ya eran diez de ventajas. El 28-18 del final del primer cuarto aventuraba un encuentro plácido.

Laso comenzaba sus rotaciones en el segundo cuarto. Prepelic entraba de base y con Causeur como apoyo para subir el balón. El esloveno volvía a tener minutos de relevancia. Era su oportunidad para reivindicarse, y él lo sabía. Sus gestos, su tensión, sus movimientos. Todo reflejaba la mentalidad del escolta esloveno. Y no defraudó. Pese a un inicio tibio, que logró sacar adelante Deck con su aportación habitual, el tirador esloveno abrió la lata y no la cerró en ningún momento. Seis puntos casi consecutivos ponían el 40-20 que, tras una técnica al banquillo vasco, se convertiría en 57-22. Segundos más tarde, de nuevo, Prepelic lo llevabba al 50-22. Estaba todo hecho.

Solo algunos errores en defensa de Tavares, que sufría con la versatilidad de Sekulic lejos de la zona, dieron algo de aire a Gipuzkoa. Con Prepelic ovacionado y el Madrid gustándose hasta con Pantzar en pista, el descanso daba una tregua. Y tras esos diez minutos de calma, volvió una vez más la tempestad merengue. La mala noticia, la ausencia de un Ayón que no volvió a jugar por problemas físicos.

Reyes y Tavares se encargaron de sofocar cualquier tipo de conato de remontada visitante. Su dominio implacable de la pintura daba al Real Madrid el colchón suficiente como para sufrir. Ni los triples de Gipuzkoa, con Sanadze ajustando un 64-41, daban un suspiro. La respuesta, cómo no, hacía acto de presencia en las manos de Carroll. Y con todo eso, Laso daba entrada a Garuba. La mañana estaba hecha a falta de un cuarto: 79-47.

Pero, puestos a disfrutar, era la hora de los menos habituales. Garuba y Prepelic tenían toda la atención puesta sobre ellos. Cumplieron y a lo grande. De hecho, fueron los que mantuvieron la emoción al partido. Prepelic ya estaba desbordando en la primera parte, pero tocaba la confirmación. Garuba, por su parte, marcaba sus primeros puntos con un mate para enmarcar y sacaba la cara en defensa con un tapón que levantaba al Palacio. 90-56 a poco más de cinco minutos y los 100 puntos que se ponían como nuevo objetivo.

Y lo conseguirían. Primero con un Taylor que sacó a relucir su gran mejora en la línea de tres, además de su potencial en la pintura pese a ser un alero. Con tres minutos por delante el 97-64 lucía en el marcador del Palacio y el quinteto del Madrid hablaba por sí solo. Pantzar, Prepelic, Yusta, Deck y Garuba formaban el cinco merengue. El canterano del 2002 seguía confirmando su potencial, Prepelic su gran mano de tres, Pantzar su gran dirección de juego, Yusta su versatilidad y Deck su incansable lucha en la pintura.

Con el partido resuelto, las mejores sensaciones recuperadas y con una plantilla dejando una imagen de ser infinita, el Madrid pasó por encima de un Gipuzkoa que se convirtió en el aperitivo ACB antes del Clásico en una semana de infarto para los de Laso.

FICHA TÉCNICA

Real Madrid 104: Campazzo (12), Carroll (12), Yusta (11), Reyes (13), Ayón (6), Taylor (14), Tavares (5), Causeur (4), Garuba (7), Pantzar (2), Deck (4), Prepelic (14).

Gipuzkoa 71: Nevels (2), Burjanadze (2), Sanadze (15), Sekulic (4), Pérez (5), Bobrov (15), Gutiérrez (8), Van Lacke (9), Maiza (0), Salvó (2), Corbacho (9).

Foto: ACB

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *