#LigaACB J9 | En busca del ritmo perdido

Nueva jornada de domingo para el Real Madrid, aunque esta vez en el turno de mañana de las 12:30 horas. El equipo entrenado por Pablo Laso se verá las caras con el Gipuzkoa Basket en el WiZink Center por la jornada 9 de la ACB. Un duelo de contrastes en lo que respecta a resultados y potencial, pero que como suele ser habitual en la competición doméstica, tiene opciones de estar abierto.

Y es que el conjunto merengue figura colíder de la liga junto al Barcelona con siete triunfos y una sola derrota. El Madrid la sufrió ante Andorra y el Barça contra el Fuenlabrada. Esta jornada, de hecho, será la previa al Clásico que se disputará en el Palau el próximo domingo 25. Por el contrario, el cuadro vasco está penúltimo con solo dos triunfos y seis derrotas acumuladas.

El partido se plantea como la oportunidad de lujo del Real Madrid de recuperar sus mejores sensaciones. Mejor juego, mejor defensa, mayor intensidad… Los factores necesarios y que caracterizan al combinado lasista y que ha llevado a todo el mundo a alabar el juego blanco. Esa solidez para defender, esa fluidez a la hora de atacar, se ha echado en falta en los últimos partidos. No solo contra Andorra, donde se acabó perdiendo, sino también ante un Fuenlabrada que llegó a igualar mucho las cosas y contra un Khimki que cerca estuvo de realizar la machada. Los de la capital necesitan dar un paso al frente y volver a ser el rodillo que pasó por encima de Maccabi o Zalgiris.

Para ello será clave distribuir la aportación ofensiva y solventar los bloqueos que le hagan tácticamente a Tavares. En ataque, estas últimas jornadas, está destacando un nombre por encima del resto. Carroll es insaciable y su aportación tanto desde el triple como a media distancia le está sirviendo al Madrid para arremeter contra los rivales. 32 puntos contra Andorra y 15 ante Khimki. Números que lo dicen todo. En lo que respecta a Tavares, su intimidación es fundamental en la rotación defensiva del Madrid y si el rival logra desconectarle, el equipo acaba notándolo. 74 puntos recibidos contra Khimki, 80 contra Fuenlabrada, 107 de Andorra y 79 de Zalgiris. Solo Maccabi se quedó en 64. A todo ello se suma la presencia de un Llull que, en palabras de Pablo Laso, ha entrenado “con un trabajo diferente” y “al margen”.

Las claves guipuzcoanas están en sacar rendimiento al posible agotamiento físico de un Madrid que jugó el jueves y soñar con hazañas como la de 2012, donde lograron un 98-90 ante el combinado merengue, su última victoria. Para buscar lo imposible cederán la autoridad a Sekulic y Nevels. El primero, archiconocido por el Madrid y demás equipos ACB, se va por encima de los 10 de valoración media con casi nueve puntos, cinco rebotes y más de un 50% de acierto en tiros de dos. Nevels, escolta tirador, mantiene mismos dígitos en valoración pero con casi 13 puntos y 40% de acierto en triples.

Todo ello sin perder atención a su mejor jugador. Dani Pérez, base de casi 1,90 que se sitúa en 11,8 de valoración por encuentro, 7,3 puntos y 5,4 asistencias de media. Un jugador con altura y velocidad que protagonizará algún que otro duelo con los organizadores de juego del Real Madrid.

Foto: acbmedia

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *