#LigaACB J8 | El Madrid no baja el pistón y fulmina el ‘efecto Che’ en Fuenlabrada (80-95)

La jornada ocho se volvía a poner de cara para el Real Madrid. Baskonia había perdido su partido correspondiente y dejaba vía libre a los de Laso para colocarse líderes en solitario, aunque a la espera del resultado del Barcelona. Igualmente, ganar suponía alejarse mínimamente de un rival importante de cara al liderazgo de la clasificación. Sin embargo, ganar en Fuenlabrada nunca ha sido algo fácil y menos con el efecto del Che García en su máximo esplendor.

La salida a cancha fue fiel reflejo de ello. A pesar de un triple de Randolph para abrir el luminoso, Montakit no se dejaba llevar por la locura y seguía la pista al Madrid. Los de Laso implantaron su habitual juego rápido, de ida y vuelta. Acciones cortas y rápidas que apenas daban opciones de pensar al rival. Y en ese escenario se acomodó perfectamente el cuadro local. Con Popovic acertado y Nogueira sorprendiendo en su cara a cara con Tavares, los naranjas no bajaban el pistón. Eran los primeros minutos y ya lucía un 10-10.

El Madrid intentaría romper con Llull. El base merengue se iba a los nueve puntos y ocho de valoración para poner el 12-14. Algo que se vería minimizado gracias al acierto lejos de canasta de Tomás Bellas y a la velocidad de Cruz. Fuenlabrada estaba gustándose y la máxima exigencia se comprobaba en Randolph y O’Leary, que acababan sangrando tras un choque. Con Reyes y Ayón en pista, la conexión interior mejoró notablemente hasta instaurar un 21-26 que parecía un milagro para cerrar el primer cuarto.

Mantener esa ligera ventaja, o incluso aumentarla, iba a ser clave en el inicio del segundo cuarto. Lo sabían los de Laso, que pisaban el parqué con un triple de Taylor que apuntaba un +8 en la estadística madridista y que poco después Rudy acrecentaría hasta el +9. El Madrid se enchufaba en el perímetro y Montakit vivía su primera crisis del partido. Era cuestión de tiempo ver el primer match-ball.

Ese margen de puntuación se mantendría durante varios minutos aunque sin romperse del todo. Le salió bien la jugada a Néstor García y, con la llegada de la sequía anotadora en el Madrid, Fuenlabrada resurgía en el partido. Llorca daba el acierto exterior, Clark la altura en la pintura y Marc García la racha anotadora que todo equipo necesita. Se colocaban igualados con 41 puntos y la exigencia terminaba con un 43-46 al descanso tras un triplazo de Campazzo.

Pero mantener la máxima exigencia durante todo el partido iba a ser muy complicado. Casi imposible. Y el tercer cuarto así lo demostró. En los tres primeros minutos tras el descanso el cuadro merengue rompió el partido. Acelerón con sus hombres grandes para poner punto y final a las esperanzas del Fuenlabrada. Tavares por fin tomaba las riendas den la pintura mientras que Randolph acertaba en sus lanzamientos. Si a ello se le sumaba el mal momento de Nogueira, estaba todo dicho. Un +12 servía de carta de presentación para la segunda parte del encuentro.

La distancia pudo ser mayor, sobre todo por la desesperación que se instauró en todas las jugadas fuenlabreñas. Sin embargo, varias canastas esporádicas de Rupnik evitaron el colapso. Con una jugada final de Deck el Madrid lo dejaba todo claro: 63-77 que dejaba al borde de la derrota al cuadro local.

Todo ese cúmulo de sensaciones se cristalizaba en el acierto de cara a canasta. El nivel ya era otro. Ni tanta presión, ni tanta canasta ni tanta pelea. Por parte de ambos, pero claramente dejando tocado al Fuenla. Prepelic entraba a pista y no daba la talla. Era el encargado de dinamitar con su buena mano desde el perímetro, pero sufría en defensa y no se atrevía en ataque. Pero ni con esas. Rudy la clavaba de tres dejando un 70-86 desolador. El partido estaba muerto. Y si había opciones, Yusta anotaba también en la línea perimetral para el 73-91 a menos de tres minutos. Estaba todo dicho.

El Madrid consumó un triunfo complicado en una cancha caliente como el Fernando Martín. El tercer cuarto volvió a ser desequilibrante y los de Laso consiguieron sobreponerse a la derrota liguera ante Andorra y al éxtasis fuenlabreño tras ganar al Barcelona. El liderato y el liderazgo sigue siendo blanco.

FICHA TÉCNICA

Fuenlabrada: Bellas (12), Nogueira (8), Clark (10), Eyenga (3), Popovic (16) -cinco inicial- O’Leary (0), Rupnik (5), García (8), Cruz (8), Llorca (10), González (0), Zanna (0).

Real Madrid: Campazzo (6), Randolph (11), Tavares (12), Llull (17), Deck (8) -cinco inicial- Rudy (8), Ayón (8), Yusta (6), Carroll (3), Prepelic (2), Taylor (6), Reyes (8).

 

Foto: acbmedia

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *