#LigaACB J17 | Llull mata a sus ex (78-83)

El Real Madrid ha recuperado sensaciones tras el inesperado tropiezo en Podgorica venciendo en el Nou Congost por 78-83 a un Baxi Manresa que se quedará finalmente sin copa del rey por culpa de los blancos. En especial por culpa de un Sergio Llull que, como cuña de la misma madera, clavaría tres triples consecutivos en el momento decisivo para acabar con las esperanzas de un Baxi Manresa que por culpa de  su canterano se quedaría sin torneo del KO.

Desde el primer momento se vería que ambos equipos iban a poner todo de su parte para ganar. El Madrid para demostrar que la imagen mostrada en Podgorica no era real y el Manresa para meterse en la Copa.

Sin embargo, los manresanos comenzarían algo mejor y a base de un acierto increíble los de Peñarroya lograban cinco de ventaja (9-4), pero el Madrid no se despegaría y contrarrestaría el acierto con más acierto. El equipo blanco lograba conseguir una mínima ventaja de 4 puntos pero el Baxi Manresa seguía acertado y lograba empatar a 22 tras un canastón del ex de Burgos Corey Fisher, resultado con el que se cerraría un igualado primer cuarto.

Dos canastas rápidas del Madrid permitirían al Madrid irse 4 arriba nada más iniciarse el siguiente periodo pero varios rebotes concedidos en zona propia y 3 pérdidas consecutivas propiciarían un 0-8 de parcial  que convertiría el Nou Congost en un polvorín.

Espoleados por el público y por un acierto inusitado, el Baxi Manresa intensificó aún más su actividad provocando fallo tras fallo de los blancos hasta el punto de colocarse 7 puntos arriba (43-36) que podrían haber sido aún más si el Manresa hubiera acertado los tres lanzamientos que dispusieron desde la línea los de Peñarroya. Afortunadamente los locales solo lograrían uno de esos tiros y el Madrid lograría dejar la distancia en tan solo 4 puntos (44-40). 

Mucho más activo saldría el Madrid en la segunda mitad tanto en ataque como en defensa. Con Thompkins y Tavares percutiendo la zona rival y un Causeur muy pendiente de Toolson el equipo blanco lograría una maxima de 5 puntos a 2 minutos para el final del cuarto (55-60).

Trey estaba impresionante y con un triple parecía evitar la reacción manresana pero una canasta de Lundberg dejaría la diferencia en tan solo 4 puntos (59-63).

Una técnica a Peñarroya nada más iniciarse el cuarto definitivo por protestar permitía al Madrid iniciar un parcial de 0-8 culminado por dos mandarinas consecutivas de Sergio Llull que suponían que el Madrid superara, por vez primera, la barrera de los diez puntos (59-71, min.32).

Un nuevo triple de Llull parecía romper el partido pero el Manresa no pensaba rendirse y 3 ataques errados por los blancos y el acierto de Toolson volvía a meter a los de Peñarroya de nuevo en el choque apenas dos minutos después (64-73).

El Manresa seguiría recortando la distancia madridista tras un triple tras robo y un 2+1 de Corey Fisher pero un triple de Fabien Causeur tranquilizaba un poco las aguas a falta de 80 segundos pese a otros dos puntos de Fisher. Este triple y un rebote en ataque de Causeur terminarían de cerrar un triunfo importante para recuperar sensaciones.

Foto: ACB

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *