#LigaACB | Desesperados (86-69)

El Real Madrid ha sumado su segunda derrota liguera de la temporada tras caer con claridad en el Palau Blaugrana por 86 a 69 tras un partido en el que los blancos acabaron completamente desesperados ante una telaraña azulgrana que les maniató en un último periodo para olvidar.

Tal y como era de esperar, el partido comenzó con el Barça intentando ir al 250%. Cuatro puntos en apenas 10 Segundos hacían presagiar un desastre desde el primer momento. Sin embargo, la aparición de Anthony Randolph cambiaría por completo la tendencia y pese a que los de Pesic parecían llevar bien el partido sobretodo gracias a la superioridad reboteadora de Tomic sobre un descentrado Tavares, la aportación ofensiva del americano y la dirección de Facundo Campazzo mantenían en partido a los blancos al final del primer periodo (20-19).

La entrada de la segunda unidad dio un nuevo brío a los blancos y cuando en Movistar Plus ya daban por hecho que Klemen Prepelic se hundiría ante la defensa de Blazic, el esloveno daba amuestras de su calidad y lograba que el equipo blanco se pusiera por primera vez por delante. Los blancos estaban dominando por completo el tempo del partido y un par de triples de Jaycee Carroll y otro de Taylor obligaban a Pesic a pedir tiempo muerto después de que los madridistas se pusieran 7 arriba (24-31).

El Barça sería otro tras la interrupción. Mucho más activos en defensa el Madrid se bloqueó por completo y tras una canasta de Felipe Reyes que elevaba la renta a ocho (25-33)tardaría casi 4 minutos en volver a anotar lo que aprovecharían los blaugranas para endosar un dolorisísimo parcial de 13-0 que, además, condenaba a Randolph al banquillo después de que Hierrezuelo se sacara de la manga una técnica que suponía la cuarta personal para el americano(37-33). Una canasta de Carroll serviría para poner el broche final a un primer tiempo (39-36) que acabaría con un tremendo pique entre Campazzo, Orriola y Pesic en el que tuvieron que parar al entrenador del Barça para que no se fuera a por el argentino.

La segunda mitad empezaría con un par de intercambio de canastas pero un triple de Carroll y una canasta de Felipe volvían a poner por delante a los blancos (44-48). Por desgracia, para los blancos el Barça volvía a ponerse muy duro atrás y tras un 2+1 de Hanga volvía a ponerse por delante (49-48) y se iniciaba un festival de triples de ambos equipos que acababa con el Barça cuatro arriba que serían seis tras un tapón ilegal de Tavares a Oriola(63-57). El Barça estaba mejor que nunca pero el Madrid aguantaba el ritmo tras una canasta final de Ayón (63-59).

Un triple de Kuric nada más iniciarse el último periodo sería un aviso de lo que le esperaba al Madrid en este último cuarto. Pese a que Causeur y Campazzo volvían a acercar a los suyos a solo cuatro punto (68-64), un nuevo triple (Oriola) serviría para iniciar un parcial de 8-0 que acababa con el partido (76-64).

En ese momento el Madrid entró en barrena. Completamente desesperados y sin encontrar tono ni ofensivo ni defensivo el equipo blanco era incapaz de parar a un rival que, para colmo, metía todos los triples que intentaba. Con casi 20 abajo a falta de 3 minutos sólo Campazzo parecía tener algo de rebeldía para un equipo que ya esperaba el final de un choque que el Barça se llevaría por 86 a 69 tras un último cuarto para olvidar (23-10).

Ahora toca pasar página y comenzar a pensar en un choque mucho más importante: el que los blancos jugarán este jueves ante el CSKA.

Texto: José María Cañas

Foto: ACB

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *