Liga Endesa | Llull salva al Madrid del tropiezo (79-74)

El Real Madrid arrancó el partido ante Unicaja con un fácil parcial de 4-0. El equipo malacitano buscaba el triple sin éxito inicialmente, hasta que Barreiro logró reducir la ventaja. Fernández dio la primera ventaja a Unicaja y el aviso de que el partido no sería fácil para los blancos, con dos triples consecutivos. Causeur, con ocho puntos en el primer cuarto, lideraba el ataque blanco para mantener a los suyos en la pomada (8-8). El Madrid buscaba la penetración y canastas más fáciles que Unicaja, lo que le permitió alcanzar un parcial de 6-0 que le daba un nuevo respiro (12-8).

No duró mucho el respiro, pues se enchufaron Eric y Cole, el primero con buenas defensas y el segundo anotando, para con un parcial de 1-7 dar la vuelta al marcador (13-15). William-Goss anotaba y dirigía con facilidad el ataque blanco, pero los de Laso no encontraban el espacio necesario para conectar el triple. Katsikaris movió el banquillo, dando entrada a Boutielle, quien percutió en la zona blanca en los instantes finales para finalizar el primer cuarto con ventaja visitante. Unicaja iba en serio a por el partido, que había empezado con Tavares desaparecido y Vukcevic flojo en defensa.

Laso mantuvo al mismo quinteto del primer cuarto, con la excepción de Randolph por Vuckevic. Se encendió Tavares con su primera canasta, respondiendo a un nuevo triple visitante, esta vez de Alberto Díaz. Poco tardó Laso en alterar el quinteto, dando entrada a Poirier, Rudy, Taylor y Heurtel. Parecía que con el base francés se arreglarían los problemas blancos, pero la defensa de Unicaja era intensa y aguantaba la rápida circulación blanca, que no encontraba un tiro fácil desde el perímetro. Por contra, Boutielle estuvo muy acertado en Unicaja en el segundo cuarto, permitiendo a los suyos sumar con fluidez ante un Madrid que se mantenía con vida en el partido con dificultad.  Los visitantes dominaban 23-28 hasta que apareció Rudy con dos triples consecutivos, uno de Boutielle mediante, para reducir la diferencia a 29-31.

El Madrid reducía la diferencia pero Unicaja rápidamente estiraba el chicle en un intercambio de canastas de media distancia que los blancos no conseguían frenar. Laso se veía obligado a parar el partido con 31-35, pues las sensaciones en los suyos no eran nada buenas. Los blancos se mostraban desacertados, faltos de intensidad en la pintura, quizás fruto del cansancio excesivo realizado ante el Barcelona en Euroliga, pues no hacían uso del cupo de faltas para frenar a su rival. Tan sólo una falta en el segundo cuarto, que terminó con una canasta a falta de cuatro segundos de Eric y un Laso fuera de sí, abroncando a Hanga mientras encaraban el túnel de vestuarios con 31-37 en el electrónico.

La ‘lasina’ del descanso tuvo que ser histórica, a tenor de lo visto. Aunque la primera canasta fue visitante, los de Laso encauzaron un parcial de 9-0 que le permitió dar la vuelta al partido tras muchos minutos. Llull, inédito en el partido hasta entonces, ocupó la posición de William-Goss en el quinteto, llenando de frescura y buenas elecciones a los ataques blancos. El de Mahón sumó cuatro puntos rápidamente. Randolph de tres y Tavares con dos obligaron a Katsikaris a pedir tiempo muerto. Tavares se encontró a sí mismo en esta rotación, con ocho puntos y mayor participación en ambas canastas.

Llull, en modo ‘all star’

Laso juntó a Llull con Heurtel para que continuase el espectáculo, que devolvió un pequeño colchón a los merengues (50-45). Abromaitis rompió la mala racha de los suyos sin ver canasta, pero Llull, con un nuevo triple (el tercero) hundía a su rival, que se veía abajo en el marcador (53-47) en un choque que había dominado en la primera mitad. El base madridista, con 13 puntos y cuatro triples en el tercer cuarto libraba hasta entonces al Madrid de un problema, conduciendo rápidos contragolpes que ejecutaba con maestría para superar la barrera de los diez puntos (62-49). Unicaja redujo la diferencia en los instantes finales a once, lo que al menos daba algo de esperanza a los visitantes de cara al definitivo cuarto.

Conscientes de la necesidad de reducir distancias, Unicaja salió revolucionado al último cuarto, lo que provocaba mayor desacierto en ataque. Laso continuó con Poirier, Hanga y Heurtel en pista, dando entrada a Rudy y Taylor en las alas para completar un quinteto de alto nivel defensivo. Hanga rompió la tregua desde el perímetro aunque pronto obtuvo respuesta de Boutielle. Heurtel encontró en Poirier a su mejor socio para que el pívot machacase sin piedad y sacase el tiro extra que aumentaba la renta (68-57). A Unicaja, con cuatro puntos en cinco minutos, le costaba anotar ya que la defensa blanca cortaba los pases interiores a Eric. Tan sólo Boutielle mantenía el ritmo anotador en los suyos, mientras que Rudy y Hanga continuaban bombardeando desde el perímetro. Poirier, con un mate de concurso, selló un parcial de 14-6 que dejaba el partido casi sentenciado a falta de cuatro minutos (76-60).

Los minutos finales no tuvieron mayor trascendencia, dejando un buen mate de Poirier y una bronca de Katsikaris a los suyos para que maquillasen el resultado. Laso concedió varios minutos al canterano blanco Núñez en la pista, sin mucha suerte. El Madrid, con muchos minutos por delante, se relajó y permitió un parcial de 0-8 de Unicaja que hizo temer por la victoria. El resultado final (79-74) contentó a ambas partes, con una digna actuación de los malagueños y un Real Madrid que ya piensa en la intensa semana de Euroliga que se avecina.

Estadísticas del partido

Real Madrid (16-15-31-17): Williams-Goss (5), Causeur (8), Heurtel (5), Rudy (10), Núñez (0), Hanga (14), Vukcevic (0), Poirier (9), Tavares (11), Llull (13), Randolph (3) y Taylor (1).

Unicaja de Málaga (19-18-16-24): Fernández (11), Barreiro (9), Alonso (8), Cole (3), Eric (8), Brizuela (4), Díaz (3), Abromaitis (2), Guerrero (6), Nzosa (-), Carlos Suárez (6) y Bouteille (14)

Foto: Pedro Castillo | RealMadrid.com

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *