Liga Endesa | Innecesaria agonía en Bilbao (83-85)

El Real Madrid ha calcado en Bilbao el encuentro de Valencia y tras realizar una excelsa primera mitad ha acabado tirando todo el trabajo en un desastroso tercer cuarto (parcial en contra de 31-14) que ha obligado a los blancos a tener que ganar el encuentro sobre la bocina, lo que ha provocado un cansancio extra de cara al trascendental encuentro de este viernes en Kaunas.

Cinco puntos consecutivos de Abalde y otros dos de Carroll servían para abrir un partido en el que el Madrid empezaba mandando, pero entre Alex Reyes, Jaylon Brown y Ondrej Balvin lograban mantener a Bilbao en partido al principio del mismo. Sin embargo, la gran dirección de Alocén, la intimidación de Tavares y los rebotes ofensivos de Garuba permitían al Madrid distanciarse a 2 minutos para el final del primer cuarto(10-23), marcador que apenas se movería al final del mismo (12-23).

Los 5 primeros minutos del segundo periodo estuvieron marcados por una gran defensa de los blancos (especialmente destacados Alocén y Reyes) que les permitía mantener la ventaja. Sin embargo, Laprovittola no lograba aguantar el ritmo defensivo de Alocen y el Bilbao conseguía colocarse a tan solo 7 puntos justo cuando Llull aparecía al rescate para aguantar los dos dígitos (27-37, min.17) antes de que se parara el partido por un tiempo muerto de televisión.

Este tiempo sería un jarro de agua fría para Bilbao y reforzaba la intensidad defensiva de un equipo blanco que enseguida conseguía un parcial de 2-7 para una alcanzar el descanso 15 arriba(29-44).

No obstante, el Madrid tiraría por la borda todo su trabajo del primer tiempo nada más salir del descanso. Con un Rouselle desatado (12 puntos con dos triples y dos 2+1) el Bilbao se aprovechaba de la defensa blanca y lograba colocarse por delante tras un devastador parcial de 21-2(48-46).

Laso lógicamente paraba el partido reclamando que volviera esa defensa pero serían sendos triples de Thompkins y Carroll los que dieran algo de aire. Sin embargo, el Bilbao seguía lanzado y acabaría yéndose por encima al cuarto definitivo (60-58)ante un Madrid que ni defendía ni atacaba en equipo.

Al poco de empezar el cuarto decisivo, lo igualado del choque obligaba a Laso a cambiar su libreto y sacar enseguida a cancha a Tavares (que pronto saldría tras su cuarta falta) y, por vez primera vez en el partido, a Facundo Campazzo. Sin embargo, el partido ya estaba destinado a competirse hasta el final (70-69, min.36).

En estos últimos minutos habría un toma y daca con el marcador apretadísimo hasta que una canasta de Llull y un triple de Thompkins abrían hueco a falta de 80 Segundos (69-75) que tras sendos fallos en ataque parecían ser suficientes para la victoria madridista. Sin embargo, en el último minuto los árbitros decidieron que el Bilbao podía parar el crono de cualquier forma sin que pitaran una sola antideportiva lo que permitiría al equipo de Mulbrú colocarse a solo 3 puntos a falta de 17 segundos (78-81). Jaylon Brown fallaría incluso un tiro libre  pero el Bilbao no se rendiría y lograba a falta de 2 segundos colocarse a solo un punto. Afortunadamente, el hombre sobre el que hicieron la falta (la cuarta antideportiva no pitada en ese minuto) era el más listo de la clase (Facundo Campazzo) y decidía a tirar el segundo tiro a fallar, certificando de esa forma un agónico triunfo que nunca debió ser tal.

Texto: @jmcanasv

Foto: ACB Media

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *