Liga Endesa | Un gigantesco último cuarto le da la victoria al Madrid en el debut de Poirier (101-92)

El Real Madrid ha logrado una nueva victoria en liga Endesa tras arreglar el el último cuarto con un parcial de 36 a 20 todo lo malogrado en los tres primeros. De esta forma, Vincent Poirier(9 puntos, 5 rebotes) debuta en el Real Madrid con victoria en un partido que, eso sí, trajo la nota negativa de la lesión final de Usman Garuba a menos de 48 horas de disputar el primer partido ante Anadolu Efes.

Desde el primer momento se vio que estaban enfrente dos de los equipos más anotadores de la Liga. 7 triples en 6 minutos entre ambos equipos (los dos últimos de la Penya en apenas 5 Segundos) que colocaban un 11-16 en el marcador y la bronca de un Laso que además tenía que hacer debutar a Poirier antes de tiempo tras la segunda de Tavares.

El Joventut volvería a anotar un triple tras el tiempo muerto de Laso, y aunque el Madrid respondía con un 5-0 de parcial los verdinegros (6 triples en el primer cuarto) no tardaban en devolvérselo antes de que Poirier cerrara los primeros 10 minutos con sus primeros dos puntos como madridista (18-24).

Dos 2+1 de Dmitrijevic tras fallos de Alocen llevarían al maño enseguida al banco y al Joventut a lograr una máxima de 10 puntos que se mantendría estable durante los primeros minutos del segundo cuarto. Dos triples de Llull consecutivos lograban reducir una diferencia que tras dos tiros libres de Thompkins llegaría a ser de apenas 2 puntos, pero entonces llegaría un nuevo parcial de 0-7 que volvía a distanciar a los de Carles Durán. Afortunadamente los blancos lograrían mantenerse en el choque y un triple de Causeur casi sobre la bocina dejaba la distancia en apenas 3 puntos, todo un logro tras una mala primera parte de los de Pablo Laso (44-47).

Una falta inventada en ataque de Tavares y otra en defensa de Thompkins distanciaría de nuevo a 7 al Joventut. El partido no estaba yendo bien y aunque el Madrid metía más intensidad de la mano de Tavares, primero Connor Morgan y luego Brodzyanski, lograran que la Penya volviera a colocarse 9 arriba a falta de 13 minutos (57-66). Los continuos cambios en defensa colocando a Tavares como punta de lanza no estaban funcionando y a cada intento de reacción blanco no tardaba en responder desde el perímetro y a base de rebotes ofensivos la Penya. De esta forma, el 65-72 con el que se llegaría al final del tercer cuarto era de todo menos sorprendente.

Un 7-0 nada más saltar de nuevo a la cancha igualaba a 72 por primera vez la contienda desde el primer cuarto. Dos tiros libres de Tavares pondrían por delante al Madrid después de 30 minutos y aunque el Joventut reaccionaría con un 0-4 de parcial, dos triples de Llull, otro de Carroll y otro más de Poirier (este tras fallar Llull otros 2 de forma consecutiva) colocaban la máxima ventaja blanca a falta de 4 minutos (88-80).

La Penya no se rendiría de ahí hasta el final pero el Madrid seguiría con su festival de triples sin darle ya más opciones a un equipo de Carles Durán que había llegado a la reserva. Sin embargo, el baloncesto aún tenía una sorpresa negativa para los blancos, y es que tras un mate de un Garuba que había logrado un cuarto cuarto excepcional tanto en defensa como en ataque, el canterano blanco se llevaba la mano el gemelo y tenía que retirarse. Al final 101-92 tras un increíble parcial final de 36 a 20 pero con esa sensación tan agridulce de la lesión de la pantera.

Foto: Real Madrid

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *