Liga Endesa | El Madrid se lleva un valioso triunfo (74-85)

El Real Madrid se llevó la victoria del Buesa Arena en un partido que dominaron de comienzo a fin. Los blancos hicieron la goma ante un Baskonia que peleó para reducir las distancias y que dio el susto al poner la diferencia en tan sólo seis puntos. El conjunto merengue cimentó su victoria desde el perímetro y el rebote con un Tavares colosal en ataque con 16 puntos y en defensa con cinco tapones. Deck, Thompkins y Causeur dominaron junto al caboverdiano en el apartado anotador mientras que el Baskonia se desangró con numerosos errores en tiros fáciles. La victoria mantiene al Real Madrid como firme líder en liga regular.

El encuentro comenzó con un ritmo anotador lento, con sólo dos canastas blancas en tres minutos por ninguna de los locales. Baskonia buscó imprimir mayor velocidad al ataque, lo que benefició al conjunto de Laso para establecer el 4-10 en el marcador con 6 puntos de Tavares. Dusko Ivanovic dio un rapapolvo a los suyos con un tiempo muerto, a los que pedía mayor intensidad en defensa y daba entrada a Vildoza dirigiendo y el gigantón Fall en la pintura. Baskonia anotó y taponó la siguiente acción blanca, pero los vestigios de reacción se quedaron en eso.  Tavares ‘secó’ a Fall en las dos siguientes acciones y Deck anotó para que el partido se fuese a los dobles dígitos de ventaja para los blancos (8-18). Anotaron Polonara y Giedraitis para el equipo local, que seguía buscando a Fall bajo el aro sin acierto. El partido se ponía cada vez más de cara para el Real Madrid, con 13 puntos de ventaja, cuando Vildoza y Polonara aparecieron nuevamente para rebajar la barrera psicológica a los ocho puntos (17-25). Una falta de Laprovittola tras una buena canasta del argentino otorgó tres tiros a Vildoza, quien cerró el primer cuarto con ventaja para el Madrid (20-27).

El segundo cuarto continuó con el enorme acierto blanco, con un triple de Causeur y parcial de 0-7 para los chicos de Laso. El Madrid contragolpeaba para castigar el desacierto del Kirolbelt Baskonia en el arranque del segundo cuarto. El quinteto baskonista no veía aro cuando el cronómetro sobrepasaba los tres minutos del segundo cuarto. Ni siquiera Henry se mostraba acertado, quizás aquejado de cansancio tras el partido de Euroliga del viernes. Peters rompió la mala racha de 2, pero el partido se le iba a Baskonia, que se veía catorce puntos abajo (22-36). Llegó la reacción del conjunto baskonista con ocho puntos consecutivos que rebajaron la diferencia nuevamente a seis (30-36).  Ivanovic pidió tiempo muerto para aleccionar a los suyos, que no podían parar los contragolpes blancos. Thompkins, con cinco puntos consecutivos, amplió nuevamente la ventaja. Vildoza, que llegaba a los once puntos antes del descanso, anotó tras rebote para bajar la diferencia de los diez (36-45) y llevar el partido al descanso.

En la segunda parte, el Real Madrid repitió la fórmula que tan bien le había funcionado anteriormente: parcial de 0-7 y ventaja de +16 gracias al acierto de un excelso Causeur y un Alocén que cada vez se acerca más a lo que el conjunto blanco espera de él. Apareció Diop en Kirolbet para enganchar a los suyos al partido, con siete puntos consecutivos que permitían a Baskonia soñar con la remontada. Causeur llegaba a los trece puntos con dos triples casi consecutivos y el acierto al que nos tiene acostumbrado esta temporada (3/5 para el galo). Diop se marchó a descansar y Polonara y Henry acapararon el esférico en ataque. Los locales ganaron en acierto frente a los errores blancos, que sumaron seis pérdidas en este cuarto tras su inmaculado expediente del primer cuarto. Thompkins, desde el perímetro, amplió nuevamente la ventaja blanca, que estaba muy acertadísimo desde el perímetro y dominaba el rebote con Tavares y Deck (53-64). Henry, quien no había anotado en la segunda parte, asumió galones para tirar del equipo local y, con un parcial de 7-2, llevar el partido al decisivo cuarto con todo aún por decidir (60-66).

El Real Madrid buscó frenar el ritmo anotador de Baskonia. Los blancos no habían sumado muchas faltas durante el partido, y los hombres importantes tenían vía libre para luchar cada rebote. Los blancos sumaron tres puntos a regañadientes en los tres primeros minutos, marcado por el desacierto hacia el aro de ambos. Tavares sumaba su quinto gorro mientras que el ‘tortuga’ Deck llegaba a los 18 puntos. El caboverdiano cuajó una gran actuación y machacó el aro a pesar de la oposición de tres jugadores baskonistas. El parcial de 2-7 blanco puso la diferencia por encima de los diez ante un Baskonia cada vez más nervioso. Henry falló dos triples solo y tuvo su contrapunto en Carroll, quien anotó desde el perímetro para asegurar el partido para los blancos a falta de cinco minutos (62-76). Mucho se le tenía que torcer el partido al Real Madrid ante un Kirolbet Baskonia que nada tuvo que ver con el que sacó los colores a los blancos en Euroliga en febrero. Los blancos cuajaban un parcial de 0-10 ante un Baskonia irreconocible, pues tan sólo había sumado dos puntos en siete minutos. Tavares destrozó el aro para que el partido alcanzase una diferencia sonrojante (62-81). Henry con dos triples, Peters y Kurucs con otros dos, maquillaron el marcador con un parcial de 12-0, aunque la victoria ya estaba más que teñida de blanco.

TD Systems Baskonia (20-16-24-11): Raieste (0), Vildoza (11), Jekiri (2), Henry (14), Sedekerskis (0), Diop (10), Fall (2), Giedraitis (8), Peters (7), Dragic (7), Polonara (10) y Kurucs (3).

Real Madrid (27-18-21-19): Causeur (13), Abalde (0), Deck (18), Laprovittola (4), Thompkins (14), Carroll (3), Tyus (0), Alocén (11), Garuba (2) Tavares (16), Vukcevic (0) y Taylor (4).

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *