Liga Endesa | El Madrid despierta a tiempo (71-90)

El Real Madrid visitaba la Penya para cerrar la primera vuelta y, con ella, la clasificación para la Copa del Rey. Los blancos se impusieron en un encuentro en el que sufrieron mucho tras un buen inicio. El Joventut sorprendió en el segundo cuarto y mantuvo la ventaja de diez puntos hasta el tercero. El Madrid, con Yabusele tirando del carro, se rehízo para darle la vuelta al partido y machacar a su rival con un último cuarto de Heurtel de escándalo.

Pablo Laso dispuso un quinteto de jugadores defensivos, con Abalde en la posición de base y reservando a Heurtel y Williams-Goss. Taylor inició el conteo desde el perímetro en un partido que arrancó con mucho protagonismo para los francotiradores de ambos equipos. La dupla Tavares-Yabusele tuvo a un viejo conocido blanco, Ante Tomic, como enemigo en la zona. Hanga desde el perímetro puso la primera ventaja seria para los blancos (4-10). Pau Ribas recortó distancias con cinco puntos, triple incluido, pero obtuvo respuesta de los blancos, que extendieron la ventaja nuevamente (11-19).

Heurtel, que entró por Hanga y desplazó a Abalde de posición, destacó con dos triples que pusieron tierra de por medio. El francés tuvo en su némesis al ex barcelonista Pau Ribas, quien con siete puntos fue el auténtico motor de Joventut en el primer cuarto. Feliz desde la línea de 6,75 y Brandon Paul maquillaron el resultado al término del primer cuarto.

El segundo cuarto continuó con la misma fluidez del primero, pero no con la efectividad. Joventut estrenó el marcador desde el perímetro y William-Goss respondió. Hasta ahí llegó la reacción blanca,quienes se diluyeron cual azucarillo en agua y tan sólo lograron convertir dos acciones en cinco minutos, mientras que La Penya recortaba de dos en dos, con Tomic dominando la pintura. El croata lideró a los suyos con ocho puntos para completar un parcial de 18-5 que adelantó a Joventut y lo despegó en el marcador ante un Madrid inoperante que contaba las ocasiones por errores en triples sin sentido. Hasta seis ejecutó el equipo blanco, con tan sólo un acierto en siete minutos.

Pau Ribas ejecutó desde el triple para colmar la paciencia de Laso, que pidió tiempo muerto con 38-29 en el marcador. El tiempo muerto no pareció dar resultado, pues la siguiente acción fue para los locales, con un contragolpe de Willis. Sin embargo, Poirier cerró desde el tiro libre un parcial de 0-7 con dos triples blancos consecutivos que maquillaron el catastrófico segundo cuarto madridista, con tan sólo dos canastas de valor doble (40-36). Dos acciones en la pintura en los instantes finales de Tomic y Poirier, los máximos anotadores en ambos conjuntos, pusieron fin al primer tiempo con Joventut dominando claramente el partido.

El Real Madrid había cortocircuitado en el segundo cuarto, con un bagaje muy pobre que le había dejado claramente por detrás en el marcador. Parecía que Laso haría de electricista en el descanso para devolverle la luz al juego blanco, pero Joventut siguió dominando tras la reanudación, con un parcial de 6-0 que dejaba la ventaja en diez para los locales (48-38). Taylor abrió un intercambio de triples del que salió victorioso el equipo blanco, con dos a favor por uno de Vives para los locales. Era el momento crucial para que apareciese Llull con ocho puntos y Yabusele con siete completaron un parcial de 0-15 para el Madrid, que en tres minutos pasó de perder de diez a voltear el choque (51-56). ‘Yabu’, recién renovado, anotó 9 puntos con acierto total para redimirse de su nefasto segundo cuarto.

Al Real Madrid le había costado resucitar en el partido y no iba a dejarse remontar nuevamente. Los chicos de Laso aprovecharon el shock de su rival para hacer sangre y, si no ampliar la ventaja antes del definitivo cuarto, sí hundirles la moral, con un mate estratosférico de Taylor. Carles Durán aprovechó un tiempo muerto para resucitar a los suyos, quienes buscaron por todos los medios reducir diferencias. Ventura anotó un triple desde la esquina pero obtuvo respuesta de Yabusele, quien junto con Hanga, pusieron tierra de por medio en el marcador (58-65).

Joventut había dominado durante buena parte del partido y se veía abajo nuevamente tras unos buenos minutos del Real Madrid. El Pabellón esperaba la reacción de los suyos, pero nunca llegó. Tomic anotó dos tiros libres al inicio y hasta ahí llegó el ataque local, pues el Madrid cosechó un parcial de 2-10 que dio al traste con todas las esperanzas locales.

Taylor y Yabusele iniciaron un concurso desde el perímetro al que Brodziansky se unió para reducir la ventaja (63-75) pero del que Heurtel salió victorioso. La Penya tan sólo anotó un triple de nueve intentos, por cinco blancos, tres del base francés. Heurtel disfrutó y se exhibió con 14 puntos en el último cuarto. Joventut arrojó la toalla con muchos minutos por delante y los blancos no tuvieron piedad, con un parcial de 5-18 que llevó la diferencia hasta los veinte puntos (69-89). La victoria fue incontestable para los blancos, que se encontraron con un rival que se dejó ir del partido, para desesperación de su técnico, y un marcador favorable que no hizo justicia a lo que había sido el encuentro.

Foto: D. Grau | acb.com

Estadísticas del partido

Joventut de Badalona (20-22-16-13): Ribas (10), Vives (7), Willis (4), Parra (4), Tomic (18), Busquets (2), Paul (2), Brodziansky (12), Ventura (3), Bassas (0), Feliz (7) y Birgander (2).

Real Madrid (24-14-27-25):  Causeur (2), Williams-Goss (6), Heurtel (20), Abalde (5), Rudy (0), Hanga (6), Randolph (0), Poirier (5),  Tavares (8), Llull (11), Yabusele (16) y Taylor (11).

Sergio Hernanz
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *