Liga Endesa | Campazzo es NBA

El Real Madrid se jugaba todas sus aspiraciones de llegar a semifinales tras el tropezón ante el San Pablo Burgos. La derrota del equipo burgalés y el pleno hasta el momento de Valencia Basket en victorias obligaba a los blancos a la victoria si quería seguir en la lucha y poder igualar el número de victorias que el líder.

Los de Laso salieron muy concentrados desde el primer momento, y si bien es cierto que hubo dudas cuando en los instantes iniciales se adelantó el Valencia (2-4), el Real Madrid demostró la calidad que le avala para adelantarse en el marcador (7-4) y mantenerse arriba en todo el primer cuarto. La tarea no fue fácil, pues ambos conjuntos mantenían un ritmo anotador frenético, con altos porcentajes de acierto. El Real Madrid acabaría con un (81% en tiros de campo), con Campazzo como protagonista anotador con 10 puntos. Laso propuso un quinteto cargado de hombres altos, con Tavares, Deck y Randolph. El partido marchaba 12-9 a falta de seis minutos, pero un parcial de 8-3 daba un pequeño respiro al Real Madrid. Los siete puntos de Sastre y cinco de Abalde marcaban el gran acierto anotador de Valencia, mientras que en el Madrid Deck y Carroll secundaban a Campazzo para llegar al final con una ventaja aceptable (31-19).

La segunda parte comenzó siendo un festival desde el perímetro del Real Madrid con Thompkins y el ‘Facu’ de protagonistas.  El Valencia Basket percutía en la zona blanca, lo que frenaba su acercamiento en el marcador pero cargaba de personales el juego interior blanco. El Real Madrid continuaba con su enorme acierto desde el perímetro y ponía la diferencia en dobles dígitos (42-30). El Valencia se encomendaba a Dubljevic y Labeyrie para cargar a Thompkins con tres faltas en pocos minutos. El Real Madrid se colocó con 48 puntos a falta de cinco minutos para el descanso. Tuvo que llegar Rudy para romper la buena racha con dos malas selecciones desde el perímetro, al que se unió Jeff Taylor. De repente, lo que era la gran virtud blanca se convirtió en un déficit, abusando de este tipo de acciones. Un tiempo muerto de Laso pretendía frenar el arranque del conjunto taranjón, pero el conjunto valenciano tomó la suerte blanca desde el perímetro para completar un parcial de 2-11 que estrechaba la diferencia a cuatro puntos (56-52). Marinkovic, con tres triples en tres intentos, demostraba el buen día que atravesaban ambos conjuntos desde el perímetro.

Volvieron Abalde y Sastre en el Valencia Basket tras el descanso, imprimiendo una nueva velocidad al ataque taranjón. El Madrid recuperaba el quinteto inicial, pero ni Carroll, Campazzo y Tavares se mostraban muy acertados y el Valencia suprimía la ventaja blanca (60-59). Un parcial de 5-0 para los blancos abría nuevamente brecha, pero los blancos no encontraban el área rival ni por fuera ni por dentro. Los chicos de Jaume Ponsarnau sí aprovechaban las ocasiones y un triple de Sastre, que se ponía con 10 puntos, cerró un parcial de 0-10 que adelantó al equipo anaranjado por primera vez desde el inicio del encuentro (65-69). Una vez más tuvo que salir Campazzo al rescate, bien para anotar o asistir a Causeur para cambiar las tornas y con un 9-0 de parcial devolver la ventaja a los blancos antes del último cuarto.

Con el marcador apretado, ambos conjuntos atacaron la zona en el último cuarto, conscientes de que el desgaste en falta de los hombres interiores sería determinantes. Dos acciones de Tavares y una de Thompkins ponían el partido 78-73, pero entre Dubljevic y Marinkovic devolvieron la igualada al electrónico y colocaron a Tavares con cuatro faltas para los minutos finales. Sin Mickey, Laso se veía obligado a colocar a Thompkins y Randolph, dos torres pero de un corte más anotador al caboverdiano. El Madrid pasaba por un momento delicado ante un Valencia Basket que seguía percutiendo la zona y ponía a Thompkins con cuatro personales. Loyd colocaba el 78-82 con un parcial de 0-9 ante un Real Madrid que pasaba por sus peores momentos en el partido. Thompkins con un triple puso la distancia al mínimo y dio opciones a la remontada blanca. Randolph hizo lo propio para poner al Madrid por delante, pero una nueva bomba de Marinkovic neutralizaba al esloveno (84-85). Una antideportiva de Doornekamp sobre Deck devolvía al Madrid la ventaja y posesión, vital para que el tortuga, en una nueva acción diese una ventaja a los blancos (88-85).

Final de infarto

Con el marcador tan igualado, el último minuto resultaba crítico en el devenir del choque, pero este sería para el Real Madrid gracias a dos acciones de Llull y Campazzo que ponían el partido 93-89. Abalde tiraba del carro de Valencia, pero Tavares, que se marcharía eliminado, dejaba seco al alero. Campazzo sentenció el partido desde el tiro libre para cerrar una auténtica exhibición del argentino, que lo jugó casi todo (37 minutos) con 29 puntos y 42 de valoración.

Ficha técnica

Real Madrid (31-25-18-21): Causeur (2), Randolph (9), Campazzo (29), Laprovittola (-), Deck (14), Reyes (2), Thompkins (13), Carroll (11), Tavares (8), Llull (2), Taylor (5) y Rudy (0).

Valencia Basket (21-31-19-19): Colom (2), Loyd (13), Dubljevic  (10), Van Rossom (8), Marinkovic (14), Sastre (10), Abalde (17), Labeyrie (7), Doornekamp (3), Tobey  (6), Motum (-) y San Emeterio (-).

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *