Liga ACB | Victoria agónica que no consuela (75-80)

El Real Madrid se llevó una victoria agónica de Manresa para mantener la racha invicta del equipo blanco en los últimos 19 enfrentamientos en el Nou Congost. El Manresa estuvo cerca de lograr la gesta de vencer a los blancos gracias a un buen parcial que le permitió remontar. El equipo de Pablo Martínez gozó de ventaja para llevarse el partido (7 puntos a falta de 3 minutos) pero los de Laso, que habían arrancado mandando hasta el naufragio, consiguieron salvar los muebles a tiempo.

Al igual que sucediese en los últimos cuatro partidos que se saldaron con derrota, el Real Madrid arrancó el choque ante el Baxi Manresa mandando en el marcador gracias a un espectacular parcial inicial de 2-10 fraguado desde el juego interior y, especialmente, con Gabriel Deck. El tiempo muerto solicitado por Pedro Martínez revitalizó al Manresa, que redujo la ventaja hasta los cuatro puntos gracias al tiro exterior. Pero un nuevo parcial de 2-12 para los blancos aumentó nuevamente la ventaja hasta los 14 puntos. Vaulet, que cuajó un gran partido con 19 puntos, acercó a los locales en el marcador bajando de la barrera de los diez al final del primer cuarto (17-26). Deck, con 11 puntos y Carroll con 9 comandaban el ataque blanco, que no se veía muy fino desde el perímetro pero que mostró una gran solidez defensiva con Tavares y Garuba imponiendo su ley en la pintura a base de tapones.

El segundo cuarto arrancó bien para el equipo blanco en el apartado anotador con protagonismo de Thompkins y Llull, pero al equipo blanco le faltaba frescura. Manresa ejercía una defensa intensa sobre los blancos y funcionó. Un parcial de 13-0 con Vaulet en modo estrella y un gran acierto del equipo en los lanzamientos de triple acercaba a los locales en el marcador ante un Madrid al que se le aparecían nuevamente los fantasmas de los cuatro últimos partidos, desperdiciando una ventaja en el marcador (34-35). El tiempo muerto solicitado por Laso no pareció surtir mucho efecto, pues sus chicos acumulaban pérdidas que insuflaban ánimo al conjunto de la comarca del Bages. Laso probó a los tres bases del equipo para iluminar el ataque blanco, viudo sin el juego interior del primer cuarto ni acierto desde el perímetro. Una canasta de Llull llevaba el partido al descanso con ventaja blanca (38-40). Un triste espejismo ante el paupérrimo cuarto del equipo blanco.

El tercer cuarto devolvió a pista a la pareja Garuba-Tavares que tan buen rendimiento había ofrecido, así como a Campazzo, quien con dos faltas había dejado huérfano a los blancos en su dirección. El cuarto estuvo mucho más reñido en sus inicios, con ambos conjuntos ejerciendo una fuerte defensa y sin ofrecer canastas fáciles que llevaban a sus rivales a la línea de 4,60. Los de Laso buscaban la canasta desde la media distancia, mientras que el Baxi Manresa aprovechaba los robos contragolpes para obtener canastas fáciles así como el buen acierto de Kravish desde el perímetro. El Real Madrid sumaba 14 pérdidas en el tercer cuarto, reflejando el mal momento que atraviesa el equipo blanco. Manresa rompió la igualdad en los últimos instantes del tercer cuarto con un parcial de 8-2 que llevaba a los locales con ventaja (62-57) al definitivo último cuarto.

El partido se ponía de cara para Manresa en el comienzo del último cuarto con un Magariti que daba a probar su propia medicina a Garuba. Vaulet al contragolpe ponía la ventaja en máximos para Manresa con siete puntos de diferencia (66-59). Pero Campazzo, que había recuperado el tono y la manija del partido encontró a Thompkins inspirado desde la esquina y a un socio efectivo en Jaycee con sus penetraciones La entrada del escolta americano revitalizó al equipo de Laso, muy desacertado desde el triple. Carroll estaba en sintonía con el equipo desde el perímetro pero encontró un hueco en la defensa de Manresa para penetrar hasta la cocina, logrando varias canastas así para recuperar la ventaja blanca (68-69).

Deck vale por la victoria

Pedro Martínez paró el juego con la ventaja madridista para recomponer al equipo, mientras que Laso dio su merecido descanso a Tavares devolviendo a la cancha a Deck para acompañar a Thompkins. El caboverdiano alcanzó su cuarta falta al igual que Campazzo, lo que condicionó su presencia en el tramo final. Los cinco puntos de Deck y Thompkins en el tramo final salvaron la victoria blanca ante un Manresa que sufrió desde la personal con casi el 50% de error (12/22) a pesar del gran partido de Vaulet, Kravish y Dani Pérez. El Madrid supo sufrir como equipo para ganar como tal, con seis jugadores con dobles dígitos en anotación y Deck como estrella con 28 de valoración.

Ficha técnica

Baxi Manresa (17+21+24+13): Jou (-), Nelson (2), Magariti (3), Baez (5), Sahko (-), Tomàs (1), Mitrovic (8), Vaulet (19), Dulkys (9), Kravish (13), Cvetkovic (5) y Dani Pérez (10).

Real Madrid (26+14+17+23): Causeur (2), Campazzo (13), Laprovittola (1), Reyes (1), Deck (17), Garuba (0), Carroll (13), Tavares (10), Llull (10) Taylor (3) y Thompkins (11) y Mejri (-).

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *