Liga ACB | Una oda al baloncesto (104-93).

El Real Madrid se llevó una nueva victoria del Wizink ante el San Pablo Burgos en un encuentro en el que los visitantes no tuvieron ninguna opción. Un parcial inicial de 18-2 dio al traste con las opciones del Burgos, quien intentó meterse en el partido desde el perímetro pero tan sólo consiguió hacer cosquillas al gigante blanco. Benite y Fitipaldo destacaron en el conjunto burgalés, quien con el ex madridista Lima protagonizaron los mejores momentos del conjunto visitante en el tercer cuarto. Benite y McFadden diero vida al San Pablo cuando parecía que el pescado estaba vendido, pero Thompkins y Deck aparecieron para devolver la tranquilidad al Real Madrid y sumar otra victoria liguera en casa.

Pablo Laso no pudo estar más contento con el arranque de su equipo, pues rozó la perfección durante los primeros minutos: una defensa intensa con un par interior formado por Tavares y Thompkins secaba cualquier intento de penetración del San Pablo. La intensidad defensiva y el acierto al aro del equipo blanco fue clave para que el Real Madrid estableciese muy pronto un parcial de 10-0, con Thompkins y Tavares en actitud estelar. La afición burgalesa celebró los dos primeros puntos de Augusto Lima desde el tiro libre como una victoria, sabedor de que su equipo necesitaba romper una barrera psicológica importante. Pero el Real Madrid siguió a lo suyo y puso el marcador en 18-2 gracias al pívot americano, que cuajó un gran primer cuarto con 12 puntos.

El Burgos reaccionó con una gran presión sobre el tiro exterior del Real Madrid a costa de cargarse de personales, y una falta antideportiva de Jeff Taylor permitió al conjunto de Juan Peñarroya recortar distancias en el marcador. El escolta sueco se sacó del partido con dos faltas consecutivas al igual que Bassas en el equipo rival. El base catalán vio condicionada su participación muy pronto al cuajar su tercera personal en el primer cuarto y en el tercer cuarto vería dos consecutivas por protestar una decisión arbitral y cerrar un partido para olvidar. Tavares y Thompkins eran una pareja imponente en la pintura para las penetraciones directas, pero lenta en las transiciones al contragolpe del San Pablo. Con todo ello, Tavares dejó dos tapones para el recuerdo antes de irse al banco en medio de una más que merecida ovación.

El segundo cuarto arrancó con un parcial de 11-3 para los blancos, con dos triples de Laprovittola y uno de Thompkins. El San Pablo no acertaba desde el perímetro y se iba desesperando mientras el conjunto blanco se marchaba en el marcador y rondaba los veinte puntos de ventaja. Thompkins se marchaba al banquillo con 15 puntos en su haber para un merecido descanso. El partido parecía encarrilado y que tan sólo Benite aguantaba el reto con dos triples consecutivos en dos acciones de ataque, pero respondió Rudy con otro lanzamiento desde el perímetro (40-22). El Real Madrid estaba desatado y Garuba se unió a la fiesta desde la línea de 6,75.

El Burgos planteó un baloncesto de transiciones rápidas, intenso y de mucha facilidad en el lanzamiento, y el Real Madrid acertó el órdago. En el Wizink se pudo disfrutar de baloncesto puro, de ese que hace afición, pues tan pronto un equipo se lanzaba en el marcador como el otro recortaba distancia. Seis puntos desde el perímetro de Laprovittola y una canasta de Reyes cerraban un parcial de 8-0 y 21 puntos de ventaja para los blancos, pero por las mismas aparecían Benite, Barrera y McFadden para poner otro parcial de 0-9. En este contexto se mueven como pez en el agua jugadores como Laprovittola, quien en un sólo cuarto sumó nueve puntos. La entrada de Campazzo fue más leña en el fuego merengue, pues la presencia simultánea de los dos argentinos dotó al Real Madrid de un enorme potencial desde el perímetro y cerrar la racha del Burgos con otro parcial (8-0). Fitipaldo apareció para cerrar con una penetración un cuarto de ensueño con 12 puntos y llevar el partido al descanso 55-37.

En el tercer cuarto volvieron los protagonistas del primero, y el guion fue una copia del primero. Triple de Thompkins y alley-oop de Tavares a pase de Campazzo para poner el parcial en 7-0. El Real Madrid se acomodó y la reacción del San Pablo no se hizo esperar, con un parcial de 7-17 y dos grandes acciones del ex madridista Lima dentro de la pintura, mate incluido. Si Fitipaldo fue la sensación en el segundo cuarto, Benite lo fue en el tercero. El Madrid, que había bajado su ritmo anotador para controlar el partido y el agotamiento, se encomendaba a Campazzo y Carroll en el apartado anotador. Taylor vio pronto la cuarta falta y despertó McFadden con 8 puntos en el tercer cuarto, los mismos que Benite. El brasileño se erigió en figura junto a Fitipaldi en el equipo burgalés, mientras que Tokoto puso el contrapunto al pasar desapercibido en un encuentro que le invitaba al escaparate. Felipe Reyes protagonizó el punto negativo del partido al tener que marcharse al vestuario antes del final del tercer tiempo por una lesión en el muslo.

El tercer cuarto arrancó con 17 puntos de ventaja para el Real Madrid, lo que a priori parecía ventaja suficiente para afrontar la recta final. Pero McFadden continuó con el recital del tercer cuarto con diez puntos consecutivos (2 triples y 2+1)  para cerrar un parcial de 4-11 del San Pablo, quien contra todo pronóstico lograba poner la diferencia por debajo de los dos dígitos. Laso se vio obligado a jugar con tres hombres grandes (Tavares, Deck y Thompkins) para poner freno a la remontada del San Pablo Burgos. Apareció otro argentino, Deck, para devolver la ventaja de trece puntos blanca con 13 puntos en el último cuarto. El Real Madrid acusó el cansancio del pasado día y aunque gestionó sus esfuerzos apareció Benite en un nuevo envite para poner el marcador 94-86. Se echó en falta a jugadores como Garuba y Rudy para marcar las diferencias. El primero, a pesar de que descansó en Euroliga se mostró muy por debajo de su nivel físico. La lesión de Felipe obligó a Laso a cargar de minutos a Tavares y Thompkins, algo que no pareció molestar al americano, pues su aportación resultó vital para que el conjunto merengue se llevase el partido. Un golpe a pocos minutos para el final dejó ‘KO’ a Benite para el resto del partido y con él, las opciones del San Pablo Burgos. Tavares emergió de la nada para con un nuevo vuelo llevar el partido a más de 100 puntos. La victoria fue para los blancos, pero supone un nuevo quebradero de cabeza para Laso, quien recuperaba a Felipe pero ve cómo la enfermería sigue sumando adeptos.

 

Ficha técnica

Real Madrid (26-29-27-22): Causeur (4), Rudy (3) Campazzo (10), Laprovittola (9), Deck (16), Garuba (3), Nakic (0), Carroll (8), Tavares (13), Reyes (6), Taylor (5) y Thompkins (27).

San Pablo Burgos (13-24-28-28): Tokoto (2), Clark (9), Fitipaldo (16), Benite (19), Barrera (6), Vega (5), Salvo (-), McFadden (23), Bassas (0), Lima (8) y Stevic (5).

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *