Liga ACB | Semana negra del Madrid (94-95)

El Real Madrid cerró la semana con una nueva derrota. Los de Laso completaron una semana nefasta con una nueva derrota ante Baskonia en un partido que se puso muy de cara para los blancos. (33-18) en un partido en claro paralelismo con el del CSKA. Baskonia resucitó antes del descanso para empatar el partido y ponerse por delante. El choque se decidió en los instantes finales, con un vibrante final y remontada blanca empañada con dos malas elecciones del conjunto blanco que resultaron determinantes. Henry y Fall fueron los mejores en el conjunto baskonista, mientras que la buena noticia en el conjunto blanco fue el retorno de Llull, con 23 puntos.

El Real Madrid saltó a la cancha con ganas de desquitarse de las derrotas en Euroliga, abriendo el marcador y poniendo distancias con Baskonia muy pronto, gracias a un parcial de 6-0 con Llull desde la personal y Deck desde el perímetro como protagonistas. Despertó Baskonia, que no estaba acertado desde el perímetro pero trabajaba en la zona para recortar distancias y poner el 10-8. El Madrid puso la sexta marcha para encuadrar un parcial de 15-2 gracias al acierto desde el perímetro (seis de ocho intentos para el equipo de Laso en el primer cuarto) que hundía las esperanzas de Baskonia ante la desesperación de Dusko Ivanovic. Campazzo, con trece puntos y tres triples, se erigía como pieza clave en el equipo blanco, bien escoltado por Llull con 8 puntos. El de Mahón continúa recuperando sensaciones y, si bien no estuvo demasiado acertado desde el perímetro, se le vio mucho más participativo en el juego madridista. Tan sólo Fall y Henry mantenían el tipo en Baskonia con 6 puntos. El equipo vitoriano está muy lejos de su época dorada cuando contaba con otra nomenclatura.

Se apaga la luz de Laprovittola

Los de Pablo Laso completaron un gran primer cuarto (32-18) que a priori parecía encarrilar la victoria. Sin embargo, un parcial de 0-9 en la reanudación para Baskonia obligó a Laso a solicitar un tiempo muerto. Henry calentaba la muñeca desde el perímetro, mientras que Fall y Shields se hacían grandes en la zona cazando rebotes ante Tavares, fatigado por la carga de minutos. Laso mantuvo a Tavares tras el interludio aunque no tardó en dar entrada a Reyes por el caboverdiano. Quedó el Madrid con Espartaco como pívot, emparejado con los 2,21 cm del gigante Fall, de lo más potable en este Baskonia junto con Henry, quien se marchó al descanso con 19 puntos, 13 en el segundo cuarto.

El Real Madrid quedó bajo la batuta de Laprovittola, y las pérdidas afloraron en el equipo blanco: cuatro en el segundo cuarto. Al conjunto madridista se le hizo pequeño el aro desde el perímetro, lo que explica el naufragio anotador, con tan sólo seis puntos en el segundo cuarto. Baskonia, que parecía agonizante en el inicio, resurgió de sus cenizas ante la pasividad del Madrid, falto de un líder y casta sobre el parqué. A pesar del buen hacer de Garuba y Causeur, Baskonia lograba remontar el partido justo antes del descanso gracias al trabajo en la pintura de Fall y Polonara, muy activo en el rebote (38-39).

El tercer cuarto estuvo mucho más igualado, aunque el parcial lo ganó nuevamente el equipo baskonista. Llegó el descanso para Henry, del que se temió una lesión muscular, pero apareció Janning con dos triples casi consecutivos al inicio del segundo tiempo. Campazzo y Llull se encargaron de neutralizar las canastas de Janning. El menorquín demostró estar de vuelta llevando el peso del ataque blanco, resultando determinante para los suyos. Nueve puntos sumó en el tercer cuarto el de Mahón, poniendo por delante a los blancos (48-47). Pero un parcial de 1-10 con Shengelia y Polonara como protagonistas dio una nueva ventaja al conjunto baskonista, que veía cómo un partido perdido se le ponía de cara (52-59). Deck apareció nuevamente en el tercer cuarto para recortar distancias desde el perímentro junto con Campazzo y llevar el partido apretado al último cuarto (60-63).

Recital de Llull y Campazzo

Laso devolvió a la pista a Tavares, Reyes y Causeur en el definitivo cuarto, del que dejó fuera a Laprovittola. El argentino, a pesar de la escasez en la posición de base se quedó sin jugar en la segunda parte. Un claro mensaje de Laso para un jugador que no está en su mejor momento, aunque rechazó señalar al argentino de forma individual tras el partido. Campazzo y Thompkins igualaban el partido desde el perímetro (68-68) y dos contragolpes cerraban un parcial de 10-2 para los blancos que se ponía 72-68. Parecía que lo más difícil estaba hecho, pero el Baskonia no tiraría la toalla. Campazzo aumentaba la diferencia desde el perímetro ante el gigantón Fall, pero Shields aparecía para mantener con vida al Baskonia hasta la vuelta de Henry. El base americano se reincorporó al juego y resultó determinante para llevar la igualada nuevamente al marcador. Polonara daba la vuelta al marcador con un triple (78-80) y obligaba a Laso a un nuevo tiempo muerto.

La intensidad defensiva pasó factura a Baskonia, que vio cómo casi de seguido se quedaba sin Henry y Fall tras cometer la quinta personal. El americano cerró su participación con 26 puntos, mientras que el francés resultó determinante con 16 puntos (seis en el definitivo). Sin las dos piezas clave en Baskonia, pareció que el partido ganaba vida para el Madrid, pero un nuevo triple, esta vez de Stauskas, ampliaba la ventaja para los vitorianos (80-85), aunque obtuvo una pronta respuesta del ‘Facu’, que sumó 10 puntos en el último cuarto para un total de 27. Llull empató el partido a falta de 40 segundos. Sin Henry ni Fall el Baskonia se aferró a la victoria  con Stauskas y Polonara. El italiano llegó a los 21 de valoración y resultó vital en el rebote.

Un final de infarto

Campazzo, que había disputado uno de sus mejores partidos de blanco, eligió mal en los instantes finales del partido al intentar forzar una personal que no llegó en un lanzamiento lejos del aro. El Madrid hizo una falta rápida y Llull dejó el marcador ajustado con una de sus mandarinas (94-95). Shengelia, que había anotado los dos tiros libres anteriores erró ambos, pero a Tavares le faltó picardía. El pívot sacó el balón que estaba botando en el aro, impidiendo que el equipo blanco solicitase tiempo muerto y jugase una última posesión desde campo contrario. Dos acciones desafortunadas que pudieron haber cambiado el devenir del partido pero que no resultaron determinantes. Como sucediese ante el CSKA, el partido se había perdido en el segundo cuarto.

Ficha técnica

Real Madrid (32+6+22): Causeur (10), Campazzo (27), Laprovittola (0), Reyes (8), Deck (13), Garuba (6), Carroll (-), Tavares (4), Llull (23), Thompkins (3), Taylor (0) y Mejri (-).

Kirolbet Baskonia (18+24): González (-), Henry (26), Janning (9), Diop (-), García (0), Fall (16), Stauskas (7), Shengelia (12), Shields (9), Polonara (12), Eric (0)

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *