Liga ACB | Laprovittola rescata al Madrid

El Real Madrid se llevó la victoria ante el Gran Canaria gracias a una actuación coral del conjunto merengue tan sólo 48 horas después de la exhibición ante el CSKA. Llull y Laprovittola lideraron al conjunto blanco en el primer cuarto, mientras que Campazzo, Tavares y Thompkins acapararon el segundo periodo para llegar al descanso con una ventaja cómoda (48-30). El partido parecía decidido en el inicio del tercer cuarto, pero la enorme actuación de Shuma y la defensa del ‘Granca’ devolvió la vida a lo que parecía un cadáver caliente. La pareja Campazzo-Laprovittola rescató al Madrid, quien en el último cuarto secó a su rival.

El Real Madrid se plantó sobre la cancha desde el primer momento con una férrea defensa en la zona liderada por Garuba y Deck. Entre Llull y Randolph abrieron la primera brecha en el marcador  (7-2) que se encargaron de cerrar Harper y Cook (9-8). Pero emergió la figura del argentino Laprovittola con tres triples casi consecutivos para poner el marcador 18-10. El Real Madrid comenzó a hacerse grande en la zona del Gran Canaria gracias a un Garuba batallador. El técnico griego del Herbalife, Katsikaris, decidió dar entrada al ex madridista Bourousis, quien se encargó de equilibrar la balanza. Una mandarina de Llull cuando se terminaba la posesión puso el punto final al primer periodo con una clara ventaja para el Madrid.

Si bueno fue el primer cuarto, el segundo no fue peor. Ambos equipos propusieron un juego de anotación, sabedor el Real Madrid que la calidad jugaba a su favor. Arrancó el segundo cuarto con un matazo de Tavares para poner el  25-14. El caboverdiano se erigió como una figura importante en la zona para imponerse al físico de Bourousis y Costello, con un alley-oop en contragolpe a pase de Campazzo (29-16) y  cerrar un parcial de 9-2 a favor de los blancos. Sin embargo, el Gran Canaria aprovechó una injusta falta antideportiva pitada sobre Tavares para cerrar un parcial de 0-5 y bajar la distancia de 10. Una segunda falta personal mandó a Tavares al banquillo, lo que hacía pensar que el Real Madrid sufriría en el segundo periodo. Pero despertó el equipo blanco para entre Thompkins y Campazzo  levantar un parcial de  7-0 con un juego directo y rápido con penetraciones en la zona. Entre Radicevic y Bourousis redujeron la diferencia a diez, pero Causeur y Thompkins pusieron el partido con la máxima diferencia hasta el momento: 47-28.

El inicio del tercer cuarto, con alley-oop de Garuba nada más arrancar y  la consecuente diferencia de 20 puntos hacía pensar que el partido estaba encarrillado por el Real Madrid. Sin embargo, apareció estelarmente Shurna, quien con 8 puntos y apoyado en Costello cerró un parcial de 10-2 para el Gran Canaria, dando vida al partido (52-42). Laso necesitaba pedir tiempo muerto para reconducir la situación, dando entrada a Carroll en el partido, quien con un triple levantó nuevamente la barrera psicológica de los diez puntos.

El conjunto de Katsikaris parecía tomarle la medida al Madrid, pues el conjunto de Laso sumó muchas pérdidas en este tercer cuarto que permitían los contragolpes del Herbalife. Un triple de Beirán desde muy lejos redujo las distancias a seis (60-54). Pablo Laso dio entrada a Laprovittola y Campazzo para jugar los últimos minutos con dos bases. La jugada salió a pedir de boca, pues la diferencia volvió a los diez con triple sobre la bocina del ‘Facu’ incluido (66-56). Una nueva canasta de Bourousis permitió al conjunto canario llegar al último cuarto con la esperanza de la remontada.

Laso decidió dar continuidad a la idea de los dos bases argentinos y la apuesta le salió ganadora. El Herbalife se secó en el último periodo y un pronto parcial de 9-o desde el perímetro llevó la diferencia a quince puntos gracias a un Laprovittola que asumió el rol de líder ante la ausencia de Llull. El conjunto de Katsikaris se dejó llevar ante la ventaja blanca, y una acción antideportiva acabó de romper los esquemas del griego. El Real Madrid se marchó de 21 en el marcador gracias a un parcial de 13-0 acuñado en un enorme cuarto de Thompkins y la defensa de Tavares. Rudy Fernández se marchó al vestuario antes de tiempo por una falta antideportiva y una posterior técnica por recriminar al colegiado una acción. Herbalaife lograba así, desde el tiro libre, su primer punto del tercer cuarto en cuatro minutos.

Sin Rudy pero con Causeur el Real Madrid por fin respiró e hizo disfrutar al público del Wizink Center. Tavares cerró su actuación de doce puntos con un mate espectacular, pero más espectacular aún fue el de Okoye sobre Tavares. El público disfrutaba del partido con el resultado cerrado y no dudó en aplaudir la acción del nigeriano. El partido estaba sentenciado y Laso dio entrada al jovencísimo Nakic, el único convocado que no había disputado de minutos. El Wizink celebró como una victoria el triple del serbio con el partido casi cerrado. Radicevic con un triple puso final a un partido reñido y bonito, en el que ambos conjuntos regalaron una actuación coral, con cinco jugadores en cada equipo con dobles dígitos de anotación. Laprovittola fue el máximo anotador con 16 puntos, pero la figura del argentino resultó más relevante que los números, pues acompañó la actuación de Llull cuando el Madrid más lo necesitaba.

Real Madrid (23-25-18-26): Causeur (3), Randolph (5), Rudy (3) Campazzo (11), Laprovittola (16), Deck (6), Garuba (4), Nakic (3), Carroll (5), Tavares (12), Llull (13) y Thompkins (11).

Gran Canaria (14-16-28-18): Okoye (2), Bourousis (6), Cook (10), Shuma (12), Santana (-), Diop (0), Pauli (4), Burjanadze (2), Costello (6), Radicevic (12), Beirán (11) y Harper (11).

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *