Liga ACB | Deck y Tavares oscurecen el partido de Suárez y Adams (82-71)

Buen arranque del Madrid, tras el 2-2 inicial. El Real Madrid atacó desde el inicio la zona de Unicaja, consciente de la necesidad de debilitar a Ejim, Elegar y Toupane. El plan salió a la perfección, pues Deck gozó de mucho protagonismo dentro de la pintura, sumando diez puntos en el primer cuarto junto a un tapón. Llull abrió la veda desde el triple, pero pronto obtuvo la respuesta de Thompson. Sin embargo, apareció Deck desde el perímetro para neutralizar los esfuerzos de un Unicaja que tan sólo conseguía frenar al equipo blanco con faltas y mantenerse en la brecha con rebotes ofensivos. Apareció en escena el ala-pívot argentino para situar el marcador en 15-7. El Real Madrid defendía con soltura, sin necesidad de exprimirse. Prueba de ello es la estadística de personales, pues no cometió la primera hasta quince segundos antes del final del primer cuarto.

Unicaja arrancó el segundo cuarto mucho más enchufado, con dos triples consecutivos del ex madridista Suárez y una buena canasta al contragolpe de Gerun. Si bueno fue el arranque de Suárez no lo fue menos el de Randolph, quien neutralizó con otros dos lanzamientos desde la esquina el buen hacer del capitán de Unicaja. Laso dio entrada a Garuba y Mickey en la zona, quienes se vieron superados inicialmente por Gerun en el rebote ofensivo. El ucraniano emergió en los primeros cinco minutos con 7 puntos para dejar la ventaja en 29-26, pero tres triples en tres acciones de Rudy y Carroll pusieron el marcador 38-28. No duró mucho la barrera psicológica de los diez puntos, pues el americano Adams se sumó a Geruin para reducir diferencias. Unicaja parecía meterse en el partido, pero un triple de Taylor y dos transiciones rápidas de los blancos devolvieron la ventaja por encima de los diez puntos (46-35). Thompson regaló un mate ante Garuba como venganza a una acción previa en la que el madridista había sentado al americano con un taponazo.

El Real Madrid arrancó el tercer cuarto con un parcial de 7-0 con tres buenas acciones de Deck, Campazzo y Randolph. El Unicaja arrancaba frío, y tan sólo Adams desde el perímetro lograba anotar. Un quinteto alto de Deck, Mickey y Randolph permitía al conjunto merengue tener la presencia en el rebote de la que había carecido en el primer tiempo, logrando mantener y ampliar la ventaja hasta los 15 puntos. Thompson se sumaba a Elegar con su tercera falta, lo que debilitaba el juego interior de los malagueños. La entrada en su lugar de Rubén Guerrero le convirtió en la referencia en la pintura, pero no gozó de mucho acierto. Un triple de Causeur puso la diferencia en +18 para el campeón, obligando a Luis Casimiro a pedir tiempo muerto.

La ‘casimirana’ surtió efecto, pues reactivó a su equipo con dos acciones consecutivas para el 0-5. Deck sumó dos faltas consecutivas; la segunda necesitó de la revisión arbitral para comprobar que no había sido antideportiva. Necesitó el Madrid que apareciese Tavares en escena para romper un parcial de 0-7. Suárez y Adams sostenían a Unicaja, mientras que en el Madrid los puntos se repartían como los minutos, quizás pensando en el cansancio del pasado duelo de Euroliga. Con una falta absurda de Tavares en ataque y dos tiros libres para Suárez llegó el partido al último y definitivo cuarto.

A pesar de la escasa diferencia de diez puntos en el marcador, Unicaja no se veía capaz de remontar el partido. El conjunto de Casimiro intentaba perforar la canasta blanca a cañonazos desde el perímetro, pero Adams y Suárez, máximos anotadores en Unicaja, no se mostraban tan entonados. Intentó el equipo visitante jugar en la zona, pero tanto Gerun como Elegar se encontraron con un muro llamado Tavares. Laprovittola con un triple a cinco minutos para el final puso la diferencia en 73-57, lo que dejaba el partido casi sentenciado para los blancos.

Tavares, sin excesivo desgaste por las buenas actuaciones de Deck y Randoolph, llegó al último cuarto descansado, lo que aprovechó para situarse con dobles dígitos en anotación y un mate en la cara Ejim. Llull, quien hasta entonces había estado bastante discreto, se colocó como el máximo anotador del Real Madrid con 13 puntos. El partido estaba resuelto para los blancos, pero eso no impidió que el pequeño base Adams regalase un enorme mate tras penetración como colofón. El Unicaja peleó hasta el final, dejando buenas sensaciones a pesar de la derrota. El Real Madrid, por su parte, continúa a velocidad de crucero en la Liga Endesa.

Real Madrid (21-25-16-20): Causeur (5), Randolph (10), Rudy (3) Campazzo (5), Laprovittola (6), Deck (12), Garuba (0), Carroll (6), Tavares (10), Llull (13), Mickey (5) y Taylor (5).

Unicaja (13-24-14-20): Thompson(7), Fernández (2), Avramovic (6), Toupane (5), Díaz (-), Adams (16), Elegar (0), Waczynski (2), Ejim (4), Guerrero (2), Suárez (16) y Gerun(11).

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *