Liga ACB | Causeur y Taylor no dan tregua al Valencia Basket (83-77)

El Real Madrid regresaba al WiZink Center con el objetivo de borrar esa sensación agridulce de haber rozado con la yema de los dedos una nueva final europea y empezar a focalizar todos sus esfuerzos de cara a la inminente lucha por el título de Liga ACB.

Así, Pablo Laso apostó por un quinteto inicial bastante habitual en las últimas semanas, aquel formado por Campazzo, Rudy, Taylor, Randolph y Tavares, como síntoma de lo importante que suponía este encuentro para afianzarse en lo más alto de la clasificación y asegurarse el factor cancha a favor en un hipotético cruce de playoffs ante el FC Barcelona. Sin embargo, el inicio no fue el esperado. Y con tres triples consecutivos, el Valencia Basket abrió un parcial inicial de 0-9 en los primeros minutos de juego (0-9, min. 2). Randolph, con un 2+1, rompía la tendencia negativa.

Los taronja, mucho más intensos en ambos lados de la pista, no daban tregua y aprovechaban el bache madridista para aumentar su ventaja (3-13, min. 4).  La reacción merengue llegaría de la mano de un Edy Tavares dominando bajo los tableros y el acierto de Rudy en ataque (10-15, min. 6). Y con un espectacular tapón de Randolph sobre Dubljevic y una canasta de Jeff Taylor, la diferencia en el marcador se convertía en testimonial (12-15, min. 7).

Pero el dominio en el rebote ofensivo y el extraordinario acierto del Valencia Basket desde el triple, con Joan Sastre y Will Thomas como ejecutores, les permitió adquirir un colchón importante de puntos al término del primer cuarto (14-25, min. 10).

En el inicio del segundo cuarto, con Llull y Ayón en pista, el equipo blanco seguía cometiendo las mismas imprecisiones en ataque y desajustes defensivos que le habían condenado en los primeros diez minutos, no yéndose del partido gracias al talento anotador de jugadores como Thompkins y Causeur (22-31, min. 13).

Pero poco a poco los chicos de Laso fueron incrementando su nivel de intensidad competitiva, con la entrada a pista de Deck, y gracias a un triple de Llull y una buena defensa que supuso una canasta en bandeja de Causeur, lograban prácticamente empatar de nuevo el encuentro (29-31, min. 15). Y con un triple de Thompkins y un 2+1 forzado por el base menorquín, se ponían por delante en el marcador (34-31, min. 17).

La mejoría defensiva del conjunto local estaba reflejada en la agresividad desplegada sobre el parquet por Fabien Causeur. Estamos seguro que Pablo Laso se arrepiente de no haberle dado más minutos el pasado viernes – a él, no a Felipe.

Con otro triple de Thompkins desde la esquina – ya perdemos la cuenta de cuantos lanzamientos encestados lleva el ala-pívot esta temporada desde esa zona del campo -, el Real Madrid llegaba al descanso con una ligera ventaja en el luminoso (43-38, min. 20).

Tras el paso por vestuarios y el merecido homenaje del público del WiZink Center al Chapu Nocioni, los hombres de Laso arrancaron la segunda parte con una dinámica calcada a la del primer cuarto, recibiendo un parcial en contra de 0-7 con Felipe Reyes incapaz de frenar a Will Thomas, que anotaba desde el perímetro y bajo el aro (43-45, min. 22).

El Valencia Basket endureció su juego, intentando evitar la reacción merengue pero el intento quedaría en eso, en un intento, ya que el Real Madrid empezaba a anotar con fluidez a través de Jeff Taylor, Ayón y Carroll (54-48, min. 25). En este contexto, el equipo taronja se encomendaba al acierto estratosférico desde el perímetro y a un Dubljevic muy bregador en la zona para no irse del partido (60-56, min. 28).

Con un triple y dos tiros libres del alero sueco y una canasta sobre la bocina de Deck, el conjunto blanco incrementaría su ventaja hasta los ocho puntos al final del cuarto (67-59, min. 30).

En los primeros minutos del último cuarto, el Madrid no parecía dispuesto a llegar a los instantes finales con el partido por resolver. Pero en frente estaba uno de los mejores equipos de la competición, que se mantenía dentro del encuentro gracias a la labor de Laveyrie en ambos lados de la pista (69-63, min. 33). Con un triplazo de Vives, el marcador se apretaba todavía más, obligando a Laso a solicitar un tiempo muerto (71-68, min. 34).

Después de la parada técnica, los locales subirían un punto más su intensidad, impidiendo a su rival anotar con facilidad. Con un mate de Tavares, el Madrid ganaba oxígeno para afrontar el tramo decisivo del partido (76-68, min. 37).

A pesar de la última intentona del conjunto valenciano por volver a acercarse en el marcador, llegando a colocarse a solo cuatro puntos (76-72, min. 38), el Real Madrid al final certificaría una nueva victoria como local en Liga ACB (83-77) con una notable actuación de Jeff Taylor (16 puntos), Fabien Causeur (13 puntos) y Trey Thompkins (11 puntos).

 

Foto: A. Villalba / ACB Media

News Reporter
Responsable Web y Redes Sociales de #MadridistaReal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *