#LaFábrica | El Castilla no pudo contra todo y todos (1-3)

Dolorosa derrota marcada por un nefasto arbitraje para el Real Madrid Castilla. Los de Manolo Díaz perdieron en casa ante un rival directo en un encuentro marcado por las decisiones arbitrales muy poco favorables al filial madridista, que acabó el partido con 9 jugadores, además de varias faltas al borde del área no pitadas y un penalti en contra muy riguroso. Todo eso castigó a los madridistas, incapaces durante la segunda parte de poder reaccionar ante un rival que aprovechó su superioridad numérica.

Nada hacía presagiar en los primeros instantes del partido que todo se pudiera poner tan negro. Los 10 minutos iniciales transcurrieron según lo esperado, con el filial colchonero esperando atrás y el Castilla llevando la iniciativa. Todo se empezó a torcer en el minuto 16. Pinchi, el mejor de los visitantes, desbordaba por la izquierda y su pase atrás lo convirtió en gol Borja Garcés. El gol no amedrentó al Castilla; todo lo contrario. Cristo lo intentó con un disparo al larguero y la insistencia local encontró premio a la media hora tras aprovechar un atento De Frutos el rechace dejado por el guardameta visitante, San Román. Pese al acoso colchonero en los minutos finales de la primera parte, las paradas de Belman ayudaron a mantener el empate.

La segunda parte fue el inicio de la tragedia para el Castilla. Una tragedia a la que se sumó sin pudor el colegiado, que a los 4 minutos de empezar el segundo acto pitaba un penalti muy discutible de Ayoub que serviría a Cristian para poner al equipo rojiblanco por delante. El gol dejó al Castilla tocado, pero lo peor llegaría en el minuto 54. El árbitro decidió expulsar a Javi Sánchez (cuya primera tarjeta fue muy discutible) tras una provocación de su rival. El Castilla se quedaba con 10 y por momentos parecía totalmente fuera del partido. Al mal rendimiento defensivo del equipo y la pegada del rival se sumaban unas decisiones arbitrales muy difíciles de entender.

Pero cuando todo puede salir mal, sale peor, y eso le sucedió en el minuto 58 al Castilla. Pinchi volvía a hacer daño a la defensa madridista y su disparo fue imposible de parar por parte de Belman. Llegaba el 1-3, el Castilla estaba con 10 jugadores y la sensación de no moverse el marcador imperaba en la media hora final. El árbitro siguió desquiciando al Castilla, que veía como los jugadores colchoneros se libraban de varias tarjetas, además de quedarse perplejos ante 2 faltas no señaladas sobre De Frutos en la frontal del área. Cada minuto el Castilla estaba más fuera del partido.

La traca final llegaría con la expulsión del otro central, De La Fuente, a 6 minutos del final del partido. El árbitro volvió a mostrar una abismal diferencia de criterio, ya que si bien la falta del central del Castilla era de amarilla, durante la segunda parte el propio colegiado dejó sin amonestar a varios rivales por acciones parecidas. El partido acabó sin pena ni gloria, y el Castilla veía como se le iban los 3 puntos de forma dramática y desproporcionada ante un rival más efectivo que brillante, pero que mantiene su dinámica positiva y su plaza en los puestos de playoff.

Con este marcador el Castilla suma su segunda derrota de la temporada como local y rompe una racha de 5 victorias consecutivas en casa. El filial colchonero se marcha a los 8 partidos sin perder, habiendo sumado 22 puntos de los últimos 24. Al cierre de la jornada el Castilla ocupa la 6ª posición con 33 puntos, a 3 de los puestos de promoción de ascenso.

Texto: Javier Gómez Talavan

Foto: realmadrid.com

Avatar
News Reporter
Colaborador de #MadridistaReal. Cubre la actualidad del Real Madrid Castilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *