#LaBoticaMadridista | ¿Y si se gana en Barcelona?

Definitivamente el Madrid ha entrado en una espiral de malos resultados que lo han llevado a una situación que no vivíamos hacía ya tres años, cuando Benítez era entrenador del club y se veía que tarde o temprano acabaría siendo cesado. Tras la derrota el pasado sábado frente al Levante, que suponía la tercera consecutiva, Lopetegui está viviendo lo que pueden ser sus últimos días (esperemos que no horas) como entrenador del Real Madrid. La plantilla ha ido perdiendo el juego que le caracterizó a principios de temporada, alcanzando la cima el día de la Roma; todos parecen fuera de forma e incluso peores jugadores de lo que realmente son; al entrenador se le ve superado por la situación y por un banquillo que es el más complicado del mundo.

Todo hace indicar que el próximo partido en el Camp Nou será el que marque el destino de Julen Lopetegui al frente de esta nave. De hecho, seguramente lo que corre a su favor precisamente es el calendario, con un partido a la vuelta de la esquina con el retorno de la Champions y la ya mencionada visita al Barcelona. Eso y la falta de un sustituto claro, parecen ser los motivos que a día de hoy mantienen al técnico vasco sentado en el banquillo madridista. Y aunque en esto del fútbol nunca se sabe, parece evidente que una derrota frente al eterno rival sería el fin del actual técnico.

Pero, ¿y si no se pierde? ¿y si el Real Madrid se hace con la victoria en el Camp Nou? Pongámonos en esa situación. Últimamente se nos da mejor el Barça en su propio estadio que en el Santiago Bernabéu. Esos partidos son absolutamente distintos, en los que los estados de forma y los últimos resultados suelen pasar a un segundo plano. Además, no estará Messi, lo que supone un quebradero de cabeza menos para Julen, que bastantes tiene ya. Quizás en ese encuentro volvamos a ver al Asensio que vimos no hace mucho y que colocaba el balón en la escuadra de Ter Stegen. A Bale ese estadio se le suele dar realmente bien, habiendo marcado ya más de un gol. Y siendo sinceros, el arranque de temporada del equipo azulgrana tampoco ha sido ningún alarde, aunque haya sacado algún resultado mejor que los blancos.

Si eso ocurre, si se acaba conquistando el Camp Nou, estaremos ante otra tesitura. La moral de los jugadores y del propio Lopetegui se verá reforzada. Seguramente se puedan enlazar un par de partidos con victorias, lo que irá apuntalando ese estado de ánimo, que a su vez se verá acompañado con una mejoría física, algo que ya nos ha enseñado Pintus; una cadena de victorias permitiría a Lopetegui tomar algunas decisiones desde una situación de más calma y de más positivismo, lo que puede llevar también al equipo a seguir mejorando y a dar relevos a los jugadores más castigados. En resumen, no todo está perdido y las resurrecciones, en el mundo del fútbol, no son ningún imposible. Como decía antes, parece claro que el Camp Nou va a marcar un antes y un después. Pero ese después no tiene por qué ser la destitución de Lopetegui.

P.D. Este artículo puede quedar obsoleto antes de llegar a los lectores si en el Real Madrid se toman decisiones drásticas este mismo fin de semana. Pero no parece que así vaya a ser…

Texto: José Valenzuela

Foto: AS

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *