#LaBoticaMadridista | Regreso al futuro

Durante todos estos días se ha escrito mucho –y lo que queda- sobre Cristiano Ronaldo. Por supuesto, hay opiniones y teorías para todos los gustos, desde el que no quiere que se marche pero entiende al club, hasta el que mañana mismo le metería fuego al Bernabéu si el portugués abandona el equipo blanco. Y todo esto, aceptando como verdad todas las historias para no dormir que nos están contando nuestros queridos amigos los periodistas, que vistos sus antecedentes, es mucho aceptar.

Por eso, y para intentar adelantar lo que puede pasar en un futuro, me he montado en el DeLorean y he viajado unos cuantos años hacia delante. Y allí descubrí una carta que el propio Cristiano escribió a los madridistas una vez que se retiró como jugador profesional. Os la transcribo.

<<Queridos madridistas:

Ahora que han pasado varios años desde mi marcha del Real Madrid, quiero confesaros que me equivoqué. Nunca debí retirarme en un club que no fuera en el que me convertí en leyenda, en el que lo conseguí todo a nivel colectivo y personal y en el que al final, y a pesar de todo, más querido me sentí. Reconozco que me pudo el orgullo, que en aquel momento no me sentí bien tratado y que pensaba que podía seguir haciendo lo mismo en otro lugar. ¡Qué confundido estaba! Cuando llegué a mi nuevo club, nada fue igual. Dejé de marcar tantos goles, tenía buenos compañeros, pero nada comparable a tener detrás a Modric o Kroos. Los balones de oro ya sólo los tocaba en mi museo y las finales de Champions tuve que conformarme con verlas en la televisión. Pero lo más importante es que en ningún otro estadio sentí el calor que sentía en el Bernabéu. Vale que alguna vez me pitasteis, pero todo eso se borraba cuando escuchaba ese “Cristiaaano, Cristiaaano”, que retumbaba en toda la Castellana. Ya sé que me advirtieron, que fuera del Madrid hace frío, que había muchos ejemplos en los que fijarse, como Ozil o Morata. Pero no supe escuchar. Claro que el Madrid también notó mi ausencia un tiempo, pero al final siguieron ganando Champions y títulos como han hecho siempre. Por eso, y ahora que ya estoy retirado, quiero daros las gracias por unos años maravillosos y sobre todo, quiero pediros perdón, por haberme ido y por no haber comprendido del todo la idiosincrasia del Real Madrid, mi Real Madrid. Espero y deseo que nuestros caminos vuelvan a cruzarse muy pronto.

Atentamente,

Cristiano Ronaldo. >>

Como podéis ver, al final Cristiano se marchó, aunque no deja muy claro cuándo ocurrió. Lo que sí es evidente es que él acabó perdiendo mucho más. Si quiere marcharse, estoy seguro que el club le facilitará esa salida, porque se lo ha ganado. Pero le pediría que no saliera por un calentón, por un ataque de orgullo. Tiene un contrato firmado y a mí me encantaría que lo cumpliera vestido de blanco. Todo este embrollo todavía tiene solución. Podemos volver a montar en el DeLorean y viajar al pasado, y hacer de alguna forma que Jorge Mendes se convierta en repartidor de pizzas, pero entonces, seguramente Cristiano tampoco acabaría jugando en el Madrid, y más vale no tentar la suerte. Así que lo mejor es que Florentino y Ronaldo se sienten cara a cara, resuelvan lo que tengan que resolver y que el jugador se dé cuenta que salir del Madrid, a la larga, siempre acaba siendo un error.

Por cierto, en mi viaje al futuro pude ver las Champions que ya teníamos. Pero no os lo voy a desvelar, tampoco es cuestión de quitarle emoción a la cosa.

Texto: @boticario_81

Foto: Antena 2 

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *