#LaBoticaMadridista | Del VAR al … ¿BAR?

Se han jugado ya casi completas las dos primeras jornadas de la fase de grupos del mundial y de momento el nivel ha sido bastante pobre en general. De todo lo visto, la verdad es que si tengo que elegir con qué quedarme, es con la llegada del VAR al fútbol. No es que este deporte haya dado un paso de gigante con el vídeo-arbitraje, es que ha avanzado siglos. Parecía mentira que en la era de la tecnología, el fútbol siguiera caminando en tractor y se produjeran injusticias fácilmente solucionables.

A mí personalmente me está pareciendo maravilloso. Ya hemos visto penaltis que se hubieran ido al limbo, otros que se hubieran pitado de manera injusta o piscinazos que esta vez sí, han sido calificados con una puntuación digna de medalla de oro en unos juegos olímpicos. Incluso algún gol fantasma que pudo subir al marcador -¡Ay, Míchel!- y no originó la posterior indignación de ninguna afición. Y gracias a todo esto, en general sólo se habla de fútbol, y los árbitros han dejado de ser protagonistas, más allá de destacar el momento en el que hace uso del VAR, algo que se irá apagando también cuando deje de ser una cosa novedosa y estemos tan acostumbrados a él como a ver a los asistentes con un banderín en la mano.

Como suele pasar con todo lo nuevo, también hemos oído alguna voz en contra de este sistema. Sin ir más lejos, Camacho se mostró contrario a su uso, sacando a relucir el lado romántico y nostálgico de este deporte. Pero estoy seguro de que incluso al propio Camacho le hubiera encantado que Al-Ghandour hubiera podido revisar ciertas imágenes en Corea allá por 2002. Obvio que tiene detalles aún por pulir, sobre todo en lo que se refiere a qué jugadas se analizan y cuáles no, así como que los equipos tengan la opción de solicitarlo. Pero todo requiere de un proceso de aprendizaje, adaptación y rodaje.

De cara a la próxima temporada, el vídeo-arbitraje va a llegar a nuestra Liga. Y ahí es donde albergo dudas de que el VAR degenere y se convierta en una barra de BAR en la que las rondas las sigan pagando los mismos. Porque me cuesta imaginar que los que tienen bien controlado todo este chiringuito de la Federación y las designaciones arbitrales, de repente vayan a jugar con las mismas normas que el resto. Y más teniendo en cuenta que el inicio de la relación entre el Real Madrid y la nueva RFEF no ha sido el más propicio para caminar por nuevos y más bellos senderos. Siento escalofríos cuando imagino a Hernández Hernández yendo a revisar el VAR, y que su mente siga viendo penalti en un tropezón con el césped. Temo que las pequeñas lagunas que todavía tiene, aquí en España sean océanos y acabe siendo una verbena en la que escuchemos la sintonía de Benny Hill cada vez que un colegiado compruebe las imágenes.

Espero comerme letra por letra el párrafo anterior y que por fin tengamos una Liga justa, con menos errores y por supuesto, que dichos errores no caigan siempre hacia el mismo lado. En definitiva, quiero ver el VAR tal cual lo estamos viendo en el mundial, que para BAR ya tenemos muchos en nuestro país, y esos sí que nos dan alegrías.

Texto: @Boticario_81

Foto:  AS 

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *