#LaBoticaMadridista | Cerrado por vacaciones

Acaba la temporada y me dispongo a preparar el equipaje, unas –supongo- merecidas vacaciones aguardan al final de estas líneas. La maleta es grande, hay mucho que llevarse. Empiezo metiendo una Supercopa de Europa. Iniciamos la temporada igual que acabamos la anterior, levantando títulos, esta vez frente al Mánchester United. El equipo de Zidane seguía imparable. Al lado, guardo otra Supercopa, la de España, ganada al eterno rival con una exhibición en el Camp Nou y un gol antológico de Marco Asensio. Un par de bañadores, unas camisetas… En este hueco voy a meter el Mundial de clubes. Quizás no sea el título más importante, pero hay que andar un largo camino para llegar a él, y un título es un título, y esos son la razón de ser del Madrid.

Sigo rebuscando en los cajones para ver qué más llevar. Aparece la derrota en copa frente al Leganés. Esto mejor lo devolvemos al cajón, a un rincón bien profundo, no creo que haga falta cargar la maleta con ello. Espero poder llevarla el próximo verano. Todavía hay sitio, algunas bermudas, un par de vaqueros… Aquí vamos a meter la eliminatoria contra el PSG. Nos daban por muertos, incluso los propios madridistas, Mbappé nos iba a vacunar. Y al final resultó ser un duelo de hombres contra niños. Esto empieza a llenarse, pero no me puedo ir sin el gol de chilena de Cristiano. Qué maravilla, qué estética, qué golazo. Y no fue en un campo cualquiera ni a un portero cualquiera, hablamos de Buffon, uno de los mejores del mundo.

Estamos acabando, pero dejo casi media maleta para guardar lo más importante, el trofeo más preciado. La Champions, la tercera consecutiva. Cómo no viajar con ella a cualquier parte y lucirla por todos los rincones del mundo. Es el orgullo de este club y de cualquier madridista. No me puedo olvidar de meter el cariño de todos los lectores de Madridista Real, sin ellos esto no tendría ningún sentido. Muchísimas gracias a todos. Cierro la maleta y… un momento… se me olvidaba. No sabía si meter la marcha de Zidane. Fue un palo tremendo para todos los madridistas, su adiós nos dejó conmocionados. Pero la tengo que llevar, Zidane va a seguir formando parte de nosotros y de la historia de este equipo siempre, pase lo que pase.

Ahora sí, ya está todo listo. Miro atrás y ha sido una temporada apasionante, aunque haya terminado con el terremoto que ha supuesto la salida de Cristiano. Pero el Madrid continúa, no espera por nada ni por nadie. Y ahí seguimos los de siempre, los madridistas, los que de verdad sufrimos por ese escudo.

Cerramos esta particular botica durante unos días, nos tomamos un descanso, reponemos fuerzas, y volvemos muy pronto con energías renovadas y dispuestos a afrontar una nueva etapa que se promete ser espectacular y en la que esperamos seguir conquistando el mundo. Para el próximo verano he comprado una maleta aún más grande y espero llevármela absolutamente llena. ¡Feliz verano!

Texto: @boticario_81

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *