La opinión de @israelloranca : Volver a empezar

La Copa del Rey a mediados de febrero siempre deja un regusto de fin de algo, un qué se yo que parece verano, como si tuvieras que volver a empezar cuando lo que tienes que hacer es continuar trabajando. Los últimos años los madridistas habíamos encarado este regreso con una sonrisa de oreja a oreja. Este año lo tenemos que hacer sanando las heridas que deja abiertas la derrota, una derrota que además fue rara. El equipo no terminó de coger vuelo durante el torneo y cuando lo cogió, en el último cuarto de la final, nos quedamos a las puertas del objetivo de la forma más extravagante posible, quien tenía que impartir justicia miró para otro lado.

La vida sigue y hay que seguir adelante con ella, batear fuerte como le pedían a Joaquín Phoenix en las Señales de Shyamalan. Y sigue en azulgrana, con una visita clave al Palau para mantener la lucha que nos permita lograr el factor cancha en Euroliga. No queda mucho margen de error, ocho partidos y la sensación de que Panathinaikos será el rival por la cuarta plaza de la clasificación, última que da derecho a gozar del factor cancha en cuartos de final. Probablemente nos va la Final Four en ello.

La derrota no es una opción en el clásico europeo. La situación no parece la mejor, el Barça, y la gente del Palau, nos van a recibir entre aplausos, como siempre, y la moral por las nubes tras encontrarse con un título copero que no pensaban ni de lejos lograr. La efervescencia de la victoria, y la confianza, meten puntos, capturan rebotes y te hacen ganar sin querer. El Madrid debería hacer muchas cosas que no hizo el pasado domingo, salir intenso, elevar el porcentaje de acierto en el tiro y aprovechar la enorme diferencia en el juego interior. El small ball no parece la mejor opción para enfrentarse a un equipo que no puede oponer resistencia a los kilos ni a los centímetros de nuestros interiores.

Un equipo grande es aquel que se recupera pronto de los golpes, los baches en el camino siempre existen. El trabajo ha sido bueno, no ha habido recompensa, pero no es la primera ni será la última vez que eso suceda. Esto es deporte, el de enfrente juega y muchas veces lo hace mejor que tú. El factor cancha de Euroliga es el objetivo prioritario durante el próximo mes, ése y recuperar e involucrar en sistema a los lesionados. Y batear fuerte.

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *