La opinión de @DbenavidesMReal : Noche sin ambición para el Madrid.

Noche gris entre el madridismo. Puede que el horizonte liguero no varíe en exceso con la derrota, pero a la afición le cuesta entender que un equipo abandone el fútbol apasionado del sábado por una actuación en el día de hoy ramplona, sin vigor. Cuando parece que este conjunto está reestablecido de sus males, llega un encuentro en el que todos estos males se concentran en apenas 90 minutos.
Las posibilidades de gol han sido mínimas. Bale ha ejercido de referencia desasistida. En apenas unos días hemos pasado de disfrutar con deleite de combinaciones certeras; a apreciar un equipo que se ha desenvuelto con abulia.
Una de las claves ha podido estar en la pérdida de fuelle de Lucas Vázquez. En los últimos partidos ha sido de los más inspirados; con un nivel muy alto de ritmo y de acciones ofensivas. Hoy se ha manifestado con cierto desgaste, quizá la carga de partidos le han pasado factura.
No se debe personalizar en exceso, pero aludir a Lucas es pertinente, ya que el gallego estaba generando muchos contratiempos en los rivales y hoy ese factor se ha difuminado. Los demás tampoco han salido al rescate. Ha faltado mordiente, también ambición y duele especialmente porque en las últimas citas el equipo había hallado una regularidad. Había costado abonarse a la victoria, y la racha se ha truncado cuando el aficionado menos lo esperaba. Una derrota acre, sin respuesta.
Se añora con nostalgia la dinámica de hace un año. Por entonces toda rotación de Zidane se saldaba con éxito. Un equipo entusiasta y con brío remontaba marcadores adversos y era capaz de perseguir la victoria más allá del minuto 90. Ese empuje no ha estado presente en la noche de hoy. No hay que esconderlo. Hay días en los que puedes estar impreciso, pero el equipo no debe perder su espíritu.
Mencionado el desencanto que suscita este partido, es necesario evadirse de la derrota pronto. No resulta conveniente cuestionar el rendimiento de futbolistas concretos. Estamos a las vueltas del compromiso estelar de la temporada, que puede marcar el curso, y generar desafección sobre los nuestros no añadirá nada positivo.
Nadie puede dudar de que en París el equipo va a salir con nervio. El Madrid no se va a acongojar, y jugadores que hoy han ofrecido síntomas de fragilidad; mostrarán su mejor cara. Aunque la posición liguera nos daña a la vista, las probabilidades de llegar lejos en la Champions son muy reales.
Se puede estar esperanzado. A más exigencia del adversario, más ambición y nivel de este equipo. La historia ante el París va a ser distinta. Eso sí, como hemos apuntado, hay que desear que partidos como el de hoy no se repitan. Ni en los amistosos.

@DbenavidesMReal

Imagen: abc.es

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *