La opinión de @DbenavidesMReal : Jonas se despide y el Madrid cae en la Euroliga.

Lituania siempre será un país de tradición baloncestística que estará muy ligado a la sección de baloncesto del Real Madrid. Arvydas Sabonis fue el pilar decisivo en la conquista de la Copa de Europa en 1995; anotando en la final de Zaragoza 23 puntos. El pivot lituano alteró los tópicos del baloncesto, y demostró que con inteligencia y habilidad para asistir un hombre alto podía dominar el juego. Lo dice Romay sin rodeos: “Arvydas cambió este juego para siempre”.
Dos décadas después, otro lituano, Jonas Maciulis contribuiría en la Euroliga conseguida en Madrid. El año 2015 será imborrable para el aficionado madridista. Un equipo de juego brillante se apoyaba en perfiles entregados y cumplidores como el de Jonas para superar a sus adversarios en todas las competiciones. Jonas ha acreditado sus dotes para adaptarse a lo que Laso le ha demandado en cada momento. En estos tres años y medio nos ha llenado con su coraje, su perseverancia y su espíritu de trabajo. No ha generado ningún problema. No ha expresado su contrariedad por perder peso en el equipo. Maciulis es una de esas piezas clave en un engranaje. Altruista. Silencioso. Trabajador. Capaz de pegarse con cualquiera para ganar la posición en el rebote; y con determinación para levantarse y ver el aro si es preciso.
En la ACB han pasado virtuosos del baloncesto lituano como Jasikevicius, Stombergas, Macijauskas o Karnishovas; pero también lituanos férreos y comprometidos como Javtokas o Timinskas; y alguno ya en declive tipo Songaila. Maciulis ha sido diferente a ellos. Quizá por su capacidad para asumir un rol anotador con su selección y, en cambio, realizar un trabajo más para el equipo en el Madrid.
Le agradecemos a Maciulis sus prestaciones y le deseamos lo mejor. Ha sido una lástima que el Madrid no haya podido brindarle una victoria ante el Fenerbahce. Se ha caído. Una vez más Sloukas nos ha vuelto a hacer mucho daño desde el perímetro. Un jugador que ya nos cogió la medida con el Olympiakos. La derrota consolida a CSK, Olympiakos y Fenerbahce como los tres primeros cabezas de serie.
No obstante, la cuarta plaza sigue estando muy asequible. El calendario se va a endulzar en las próximas jornadas y Zalgiris y Panathinaikos, rivales directos por esa cuarta posición, deben visitar Madrid. Es cierto que los de Laso han sufrido algún revés como locales en esta Euroliga, pero hay que tener en cuenta que lituanos y griegos bajan sustancialmente su rendimientos cuando comparecen fuera de sus canchas.
Además, para que no haya pesimistas, el factor cancha no es definitivo entre grandes equipos. Ni mucho menos. El año pasado el Fenerbahce jugó con el factor cancha en contra ante el Panathinaikos en cuartos, y los de Obradovic se llevaron la serie por 0-3 y acabaron proclamándose Campeones de Europa. Y total, el arbitraje no resulta nada casero -casi al contrario- cuando los blancos juegan ante su público, así que no hay que desesperar, ni mucho menos.
La cuarta posición sigue estando a tiro. Y se alcance o no, lo importante es meterse entre los 8 primeros, hecho que el resto de equipos españoles ven desde la lejanía.

@DbenavidesMReal

Imagen: realmadrid.com

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *