La opinión de @AthosDumasE : Los damnificados de los octavos de final

Durante los meses previos a los enfrentamientos de octavos de final de la UEFA Champions League, numerosos nombres de jugadores e incluso de entrenadores han saltado a la palestra como futuribles fichajes del Real Madrid. Desde que cayó el pasado 22 de diciembre  0-3 ante el  FC Barcelona en un infausto partido, el equipo merengue ha sido machacado, una vez más, y sin piedad, por todos los medios, ninguneando o empequeñeciendo en primer lugar a Zinédine Zidane, y por supuesto también a Benzema, Bale, Cristiano, Keylor, Isco y a muchos otros. 

 En estas circunstancias, y con mercado de invierno de por medio, las portadas de los rotativos y las tertulias de los gurús se rellenaron cada día con nombres y más nombres que van a llegar a Concha Espina el próximo verano.

 Obviamente, de tanto trillar nombres a cada momento, al final algún periodista tiene que acabar por acertar de vez en cuando: “Como ya adelantó xxx…” El mercado para el Madrid al fin y al cabo es limitado, y si un diario da 50 nombres alguno acabará cayendo en la cesta de la compra de Florentino Pérez, más aún si cabe en un verano que promete dar aires de cierta renovación en la primera plantilla merengue.

 Acaban de concluir los octavos de final de la Champions 2017-2018, y lo cierto es que me ha llamado la atención la cantidad de futuribles madridistas cuyos equipos acaban de ser eliminados de esta competición prematuramente, en el mes de marzo.

 Comenzando con entrenadores de postín, como Mauricio Pochettino, al que la vieja Juventus le hizo morder el polvo de la lona en 10 minutos nefastos en Turín y en otros pésimos 5 minutos en Wembley. El resto de la eliminatoria, durante 165 minutos, su Tottenham fue superior a los piamonteses, pero en el fútbol se sigue viviendo de marcar más goles que el rival. Recién acaba de ser eliminado el Chelsea por el Barça, y Antonio Conte ha sido el damnificado de la eliminatoria. Sonó para el Madrid, a mi juicio sin ninguna base sólida ni sostenible, sólo los supuestos gustos de nuestro presidente por los entrenadores de corte italiano. Y me pregunto yo, qué tendrá que ver Conte con Ancelotti, por ejemplo. En cualquier caso, Pochettino – con ciertas dosis de mala suerte – y Conte no serán fichados este verano para nuestro banquillo.

 En el caso de jugadores, la lista es extensa, empezando por los chicos del PSG, como Mbappé o Cavani, ambos retratados en la eliminatoria ante el Madrid (Neymar quedó semi-retratado en el Bernabéu ya que solo buscó su lucimiento personal). Los Spurs Kane y Dele Alli, pese a su indudable calidad, sucumbieron ante la Juventus, lo mismo que el danés Eriksen. De los 3 se habló para el Madrid, sobre todo del ariete, excepcional jugador pero inoperante ante el muro italiano.

 Dos porteros de los que se viene hablando desde hace años, como Courtois o De Gea, han sido probablemente los fiascos más impactantes en estos octavos. El martes David De Gea, sobre todo al encajar el segundo gol del Sevilla (y de Ben Yedder), consumió todas las opciones que tenía el United de Mourinho para remontar el 0-1 inicial de los hispalenses con su garrafal error. El miércoles, la actuación del buen guardameta Courtois, tragándose entre sus piernas no uno sino dos goles de Messi (el primero muy parable, en el segundo Courtois incluso gira su cabeza como si se negase a intentar atajar el balón), le descalifica para siempre, bajo mi punto de vista, para postular a la portería del Madrid. Ninguno de los dos mejora a Keylor Navas.

 Hazard pasó sin pena ni gloria por el Camp Nou, apenas se le vio cuando era uno de esos partidos que marcan un antes y un después para un jugador. Y el belga no pasó el examen. Tampoco en la ida destacó, apenas ciertos destellos de superclase. Hazard no mejora a ningún jugador de los mediapuntas actuales del Madrid, ni a Isco, ni a Asensio, ni a Kovacic, ni siquiera a Ceballos. Y, por supuesto, a ninguno de la BBC.

 Si alguien pensaba – se llegó a decir – que Morata puede volver al Madrid, desde luego no será por sus minutos en esta eliminatoria ante el Barcelona. De hecho, de seguir así, Morata tiene difícil hasta formar parte de los 23 de Lopetegui en Rusia.

 Habrá que esperar estas semanas del mes de marzo, ya de cara a los cuartos de final, para ver qué jugadores nos ponen en el punto de mira como futuros dueños de la elástica blanca y radiante. Se volverá a nombrar a Dybala, a Lewandowski, al Kun Agüero, a Gabriel Jesús, a Gerson y a Salah. Quizás al mismísimo Ben Yedder, suplente todo el año en el Sevilla. Quién sabe. Puede que a Klopp. O hasta Montella. Esperemos seguir pasando de rondas para poder disfrutar muchos más años de Zidane y que sea él, y no los tertulianos desinformados, quien proponga nombres para la – necesaria – remodelación en verano.

@AthosDumasE

Imagen: PSG.fr

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *