La infame persecución a Gareth Bale

Creo que nadie en su sano juicio, y todavía menos un madridista, puede negar la campaña de acoso que ha sufrido Bale durante estos largos meses de verano. Y lo peor de todo es que no tiene pinta de que el cese de esta cacería vomitiva esté cerca.

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *