Crónica Real | La Champions regresa a su templo (0-1)

París fue la sede de una nueva final de la UEFA Champions League. ¿Los protagonistas? Real Madrid y Liverpool. Dos de los últimos cuatro campeones de Europa. 

Este partido significó la reedición de la final de 2018, disputada en Kyiv, en donde el Madrid venció por 3-1 a los ingleses, con un gol de Benzema y un doblete de Gareth Bale. No obstante, el año siguiente los de Klopp llegaron nuevamente a la final y esta vez no perdonarían a su rival, casualmente inglés también, que era el Tottenham de Pochettino. En esta ocasión, algunos nombres han cambiado en ambas alineaciones, quizá con la ausencia más significativa del lado del Real Madrid: Cristiano Ronaldo. El portugués anunció su marcha del club blanco en la celebración de la décimo tercera Champions del Madrid.

Ancelotti dio la titularidad al que, probablemente, es el 11 de gala del italiano. Courtois; Carvajal, Alaba, Militão, Mendy; Casemiro, Modrić, Kroos, Valverde; Vinicius Jr. y Benzema.

Klopp salió con todo lo que tenía a mano. Alisson; Arnold, Konaté, Van Dijk, Robertson; Fabinho, Henderson, Thiago; Luis Díaz, Mané y Salah.

Desafortunadamente, antes de empezar, la UEFA tuvo que retrasar media hora el pitido inicial debido a incidentes en las inmediaciones del Stade De France con algunos aficionados. Así, luego de los altercados, el partido dio inicio a las 21:37, hora española.

El Liverpool comenzó como era de esperarse. La presión de los reds era asfixiante desde el primer segundo de juego.

Luego de varios intentos de elaborar una salida con balón, el Madrid empezó a poner el esférico directamente arriba, en búsqueda de Benzema y Vinicius Jr.

De a poco, luego de los primeros 5 minutos de presión inglesa, el Madrid pudo instalarse un poco en faceta ofensiva, especialmente por izquierda con Mendy combinando con los delanteros blancos.

En el Madrid, sorpresivamente, la banda más peligrosa era la derecha en los primeros minutos de juego. Valverde se animó a encarar más de un par de veces a un nervioso Robertson.

Por su parte, en el Liverpool parecía haber un poco de desentendimiento o falta de coordinación entre el tridente atacante. Aunque Mané estuvo muy activo desde el inicio.

Por otro lado, Vinicius estuvo errático en más de un mano a mano contra los defensores del Liverpool, especialmente Konaté.

Pasado el cuarto de hora tuvimos las dos primeras grandes ocasiones. Primero, Salah con una especie de taconazo improvisado. Courtois hizo su parte y sacó una gran mano izquierda abajo. Luego, en la segunda jugada, Thiago remató desde la medialuna directo a las manos del belga.

El asedio inglés era cada vez más fuerte.

El Madrid intentó responder con ‘Fede’ por la derecha, quien metió un pase al medio que terminó en los pies errados.

En el 20’, Mané casi marcó el 1-0 para el ‘Pool, pero una gran mano de Courtois desvió el balón al poste y en el rebote la pelota quedó fuera de la portería. 

Todo igual tras 20 minutos, con un Liverpool que supo sobreponerse al Madrid en los minutos iniciales sin dejarle mucho espacio para responder.

Lo más peligroso del Madrid llegó en el 25’ con un centro de ‘Vini’ que casi se le coló a Alisson en el segundo palo. No obstante, el guardameta pudo retener el esférico sin mayor problema. Salah tuvo un importante cabezazo pasada la media hora, pero ese intento llegó sin mayor peligro directamente a las manos del portero merengue.

Poco antes del final de la primera parte, Benzema anotó el primer gol en una jugada accidentadísima. En primer lugar, logró contener a Alisson y el defensor del Liverpool, intentó tocar atrás para Valverde, pero el pase quedó corto. Sin embargo, Alisson no pudo desviarlo por completo y complicó a Konaté, lo cual generó una confusión en la que ‘Fede’ pudo rematar, aunque fue desviado y el rebote cayó a Karim, quien definió. Fue sentenciado el fuera de juego, que posteriormente confirmó el VAR. 

Esta última jugada no escapó de la polémica. El uruguayo recibió una entrada fortísima antes de realizar su remate, pero el VAR solo intervino para confirmar el fuera de juego. Además, la otra polémica fue propiciada por si el remate fue de Valverde o fue un desvío de un jugador inglés. Pero aparentemente ha sido un remate desviado luego en un defensa red.

Fue un empate sin goles en el Stade de France entre Liverpool y Real Madrid. 

El segundo tiempo arrancó con mucha energía de lado y lado. Incluso en las gradas. En un momento se podía escuchar el You’ll never walk alone y, por otros momentos, el clásico ¿Cómo no te voy a querer?

Valverde seguía explotando la banda de Robertson. Por su parte, Konaté seguía dando recados a Vinícius cada vez que podía. Partido difícil para el brasileño. Esas mismas dificultades en el uno contra uno hacían cada vez más factible la entrada de Rodrygo por ‘Vini’. Aunque el primero normalmente ha jugado por la banda derecha.

En el 55’, Militão y Luis Díaz protagonizaron un fuerte choque en el que la cadera del colombiano terminó aterrizando en la cara del central blanco. Por suerte, todo terminó en un simple susto.  Apenas un par de minutos más tarde, una gran jugada de Valverde en banda derecha terminó con un centro raso al segundo palo, en donde estaba Vinícius Jr. para marcar el 0-1 en París.

El debut de ambos en una final de Copa de Europa. Un uruguayo para asistir a un brasileño. Ambos menores de 24 años. El futuro del Madrid confirmando que es cada vez más el presente.

La respuesta fue inmediata. Un fortísimo remate con rosca de Salah casi logró igualar el partido, pero nuevamente Courtois despejó el balón al córner con una estirada que quedara inmortalizada.

Klopp movió la primera ficha: Jota por Díaz. El portugués ingresó para liberar a Mané en izquierda y quedar él como la referencia de área. Y se hizo sentir. El Liverpool era tan peligroso por una banda como por la otra. Aunque especialmente por la derecha con los centros de Arnold.

Luego, un centro desde la derecha fue recentrado de cabeza al segundo palo, donde llegó Trent para desviar la bola. De nuevo, el santo belga del arco merengue le negó el empate a los reds.

El entrenador alemán decidió mover de nuevo sus filas. Keita y Firmino entraron para refrescar el medio del campo y dar mayor movilidad y creación al equipo en faceta ofensiva en el minuto 77.

‘Carletto’ confiaba al 100% en su 11, pero el asedio inglés era cada vez más evidente. El ingreso de nuevos jugadores para dar mayor dinamismo al juego era necesario.

Pero, ¿cómo cambiar algo que está funcionando tan bien?

Pregunta difícil. La respuesta solo la tenía Ancelotti, quien seguía con los mismos jugadores aún en el 80’.

Poco más tarde, en el 82’, Salah tuvo un mano a mano contra Courtois. Mendy obligó al egipcio a definir de derecha y el belga, una vez más, dejó su portería imbatida.

Tanto fue el cántaro a la fuente, que, al final, Ancelotti vio lo obvio: el 1-1 estaba al caer y debía refrescar el equipo. Camavinga ingresó al 85’ por ‘Fede’ Valverde. El uruguayo asistió en el único gol del Madrid y se fue exhausto tras su grandiosa actuación.

El Liverpool siguió intentándolo y el Madrid seguía con sus contras, pero el desgaste generó una imprecisión pocas veces vista en el ataque blanco esta temporada. Para continuar quemando el reloj, mientras Courtois estaba en el piso tras una falta de Konaté, el técnico italiano dio ingreso a ‘Dani’ Ceballos por Luka Modrić, quien estaba a minutos de ganar su quinta Copa de Europa.

Turpin agregó 5 minutos antes del pitido final y cada vez parecía estar más cerca la décimo cuarta.

Pero Fabinho intentó una última vez el empate. Ahora, la figura recurrente del partido hizo una nueva aparición. Courtois retuvo el balón y poco después, el principal pitó el final.

El Rey de Europa trae la Champions de vuelta a casa.

Foto: Real Madrid

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *