Apuntes de la Historia: Entrenadores 1990 – 2018. Por @Rancoma_

¿Cesar al entrenador es la mejor solución?

En el mundo del fútbol, especialmente entre muchos aficionados, se da por sentado que los cambios de entrenador son la solución más rápida y eficaz para afrontar y revertir cualquier tipo de problema deportivo. No hay paciencia. Nos parece normal y lo damos por hecho. Incluso los propios aficionados pedimos y deseamos que se carguen a un entrenador en cuanto se tuerce un poco la cosa. Dos o tres resultados adversos, alguna decisión que no nos convence, juego poco convincente, una dinámica negativa… ¿Solución? Echar al entrenador.

Los seguidores madridistas deberíamos ser conscientes de lo poco productivos que suelen ser los cambios de técnicos a la hora de buscar resultados. Llevamos más de un cuarto de siglo cambiando entrenadores con resultados, en general, poco productivos. En algunos casos, con desenlaces desastrosos. El caso más flagrante que hemos padecido en el Real Madrid fue el del cese de Radomir Antic en la temporada 1991-92. Pero aquel episodio ya lo trataremos con más detenimiento otro día…

A continuación vamos a recoger el listado de entrenadores que han pasado por el banquillo del Santiago Bernabéu desde la temporada 1990-91. Escojo esa temporada porque es un punto de inflexión y supone claramente un cambio de tendencia en la marcha del Club. Acababa de finalizar el periodo de mayores éxitos de la Quinta del Buitre, que había encadenado cinco títulos de Liga de manera consecutiva… Es triste admitirlo pero, 28 años después, que se dice pronto, no hemos vuelto a disfrutar de un periodo tan productivo en el Campeonato Nacional de Liga. Es que ni nos hemos acercado…

Temporada 1990-91 John Benjamin Toshack. Alfredo Di Stefano. Radomir Antic.

Temporada 1991-92 Radomir Antic. Leo Beenhakker.

Temporada 1992-93 Benito Floro.

Temporada 1993-94 Benito Floro. Vicente Del Bosque.

Temporada 1994-95 Jorge Valdano.

Temporada 1995-96 Jorge Valdano. Vicente Del Bosque. Arsenio Iglesias.

Temporada 1996-97 Fabio Capello.

Temporada 1997-98 Jupp Heynckes.

Temporada 1998-99 José Antonio Camacho. Guus Hiddink . John Benjamin Toshack.

Temporada 1999-00 John Benjamin Toshack. Vicente Del Bosque.

Temporada 2000-01 Vicente Del Bosque.

Temporada 2001-02 Vicente Del Bosque.

Temporada 2002-03 Vicente Del Bosque.

Temporada 2003-04 Carlos Queiroz.

Temporada 2004-05 José Antonio Camacho. Mariano García Remón. Vanderlei Luxemburgo.

Temporada 2005-06 Vanderlei Luxemburgo. Juan Ramón López Caro.

Temporada 2006-07 Fabio Capello.

Temporada 2007-08 Bernd Schuster.

Temporada 2008-09 Bernd Schuster. Juande Ramos.

Temporada 2009-10 Manuel Pellegrini.

Temporada 2010-11 Jose Mourinho.

Temporada 2011-12 Jose Mourinho.

Temporada 2012-13 Jose Mourinho.

Temporada 2013-14 Carlo Ancelotti.

Temporada 2014-15 Carlo Ancelotti.

Temporada 2015-16 Rafa Benítez. Zinedine Zidane

Temporada 2016-17 Zinedine Zidane

Temporada 2017-18 Zinedine Zidane

Los datos hablan por sí solos. En estos últimos 28 años ha habido 27 movimientos de banquillo en el Real Madrid. Incluyendo una sorprendente y efímera presencia de José Antonio Camacho en el verano de 1998, puesto que ni siquiera llegó a comenzar aquella temporada.

La media matemática es demoledora. Salimos casi a un entrenador por temporada.

De esos 27 cambios de entrenador sólo tres han sido voluntarios. Fabio Capello al término de la temporada 1996-97, por motivos que nunca llegaron a quedar claros del todo, y José Antonio Camacho en la 1998-99 y en la 2004-05 tras presentar su dimisión en ambos casos. El resto han sido ceses o decisiones de la cúpula del Club de no renovar los contratos o de no prolongar la estancia del entrenador de cara a la siguiente campaña. 24 veces ha decidido el Real Madrid que no continuara un técnico en el banquillo. 24 veces en 28 años.

Este modo de proceder ha sido habitual con todos los presidentes que han dirigido el Club a lo largo de este periodo de más de un cuarto de siglo. La segunda mitad del mandato de Ramón Mendoza (QEPD) estuvo plagada de ceses. Sólo Benito Floro y Jorge Valdano consiguieron aguantar una temporada completa en el puesto durante ese lustro. Durante la etapa de Lorenzo Sanz en la presidencia ningún entrenador aguantó más de una temporada en el banquillo. Con Ramón Calderón, que ejerció de presidente durante dos temporadas y media, hubo tres entrenadores. El primer mandato de Florentino Pérez arrancó con un periodo de calma con Vicente del Bosque en el banquillo. Sin embargo, tras la decisión de no renovar su contrato en 2003 el equipo volvió a padecer un carrusel de cambios de entrenador que no resultaron agradables.

A lo largo de estas ya casi tres décadas hemos tenido entrenadores de todo tipo. Extranjeros, nacionales, con experiencia en la casa, ex jugadores del Club, técnicos de perfil ofensivo, de perfil más conservador, con fama de duros, de tono conciliador… Y les hemos echado a la calle en todo tipo de situaciones. Perdiendo o ganando… Sí, el Real Madrid ha echado entrenadores incluso ganando. Ha cesado a técnicos que eran líderes, como el mencionado Antic. O habiendo ganado la Liga, como con Capello al término de la temporada 2006-07. O habiendo ganado una Champions League, como a Heynckes al término de la temporada 1997-98. El Real Madrid ha sido una auténtica picadora de carne para entrenadores. Hubo temporadas en las que hemos llegado a tener hasta tres entrenadores distintos en un mismo ejercicio. ¿En qué fallaban? ¿Por qué se les hacía fracasar tan rápido? ¿Ninguno era el idóneo para el puesto? ¿Por qué se han quemado tan rápido tantos y tantos proyectos deportivos? ¿Por qué se ha apostado tan poco por la continuidad?

¿Y cuáles son los resultados de tantos cambios y de tanto vaivén en el banquillo? En 28 años el Real Madrid ha ganado 8 Ligas y 3 Copas del Rey. También hemos ganado 6 Champions League, es cierto. Y es que los títulos internacionales han sido los que más alegrías nos han dado durante este periodo de tiempo. Títulos internacionales que han permitido al Real Madrid seguir gozando de un buen prestigio como institución y que tanta felicidad nos han dado a los aficionados blancos.

Sin embargo, los éxitos en Europa y en el mundo no pueden hacernos olvidar que en las competiciones domésticas los resultados no son tan satisfactorios. 8 Ligas y 3 Copas es un balance bastante pobre para un Club como el Real Madrid, que ha tenido un evidente bajón competitivo en los torneos nacionales durante estos últimos 28 años. Con el agravante, además, de que los títulos que no conseguimos en España se los acaba llevando, en su gran mayoría, nuestro mayor adversario deportivo. Son títulos que perdemos nosotros y que los gana nuestro principal rival.

¿Cuáles son las razones de este bajón competitivo? Pues muchas y variadas, seguro. ¿Y cuáles son las soluciones? Pues también muchas y variadas. Sobre todo a nivel de planificación deportiva y a nivel institucional con un mejor posicionamiento del Club frente a los distintos estamentos que dirigen el deporte y las competiciones… Pero lo que es evidente, con los datos en la mano, es que los cambios de entrenador no parecen ser la mejor receta.

Es obvio que los tiempos han cambiado y que resulta una quimera pensar en periodos como los casi catorce años que Miguel Muñoz pasó al frente del equipo de forma ininterrumpida… Pero no estaría de más que desde el Club se tratase de instaurar cierta estabilidad en los proyectos deportivos. Otorgar una mayor confianza y dejar trabajar a los cuerpos técnicos. La sección de baloncesto y el ejemplo de Pablo Laso deberían ser un modelo y un espejo a seguir. Y también los aficionados debemos hacer gala de esa confianza y paciencia. Pensar a medio y largo plazo y no dejarnos influir por las urgencias y el dramatismo con las que se nos machaca desde los medios de comunicación. A la prensa deportiva no le conviene la calma, le interesan las aguas revueltas. Su público, los aficionados, acabamos contagiados por esos deseos de movimiento que, como acabo de exponer, suelen ser muy poco fructíferos. Deberíamos aprender de los errores del pasado y recapacitar de cara al futuro. La historia, en este caso, nos ofrece datos y apuntes que deberían invitarnos a la reflexión.

Durante estos últimos 28 años, los únicos periodos de cierta estabilidad en el banquillo del Real Madrid los protagonizaron Vicente Del Bosque, que llegó mediada la temporada 1999-00 y se quedó durante tres temporadas más (2000-01, 2001-02, 2002-03), y José Mourinho, que también se mantuvo tres temporadas como entrenador (2010-11, 2011-12, 2012-13). Ese es el periodo máximo que parece aguantar un técnico como entrenador del Real Madrid. Tres temporadas. Y, repito, sólo ha ocurrido dos veces en 28 años. En manos del Club está ahora la posibilidad de seguir apostando por un modelo de continuidad y de estabilidad. Zinedine Zidane está en disposición de poder permanecer también tres temporadas como entrenador del Real Madrid. Y en cuanto a títulos no nos ha ido nada mal con él…

Texto: @Rancoma_

Foto: Realmadrid.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *