Historia de los Clásicos en la Copa Del Rey

El clásico. El mejor partido visible en la actual era del fútbol que reúne a los dos mejores equipos de Madrid y Barcelona. Un encuentro para el disfrute del aficionado, para coger palomitas y un refresco y disfrutar desde el televisor. Bueno, o si tienes la posibilidad de asistir al estadio, para poder presenciar el mejor partido posible en la actualidad, eso que te llevas.

Las situaciones han cambiado en estos últimos años. Hemos pasado de ver a dos de los mejores entrenadores de la historia frente a frente como eran Mourinho y Guardiola, de ver a los posibles dos mejores jugadores de la historia del fútbol cara a cara como son Messi y Cristiano Ronaldo, al día de hoy, donde un Madrid con sus estrellas en formación y con un Benzema estelar intentarán pasar por encima de un Barcelona que presume de una dependencia total y absoluta de su mejor jugador: Leo Messi.

Sin embargo, en la Copa del Rey son mucho los enfrentamientos que hemos tenido entre uno y otro equipo. Concretamente, hablamos de 19 eliminatorias, con un balance de 10 victorias para los blancos y 9 para los azulgranas.

El primer clásico en Copa fue en el 1902. En la conocida como la Copa Coronación, Madrid y Barcelona tuvieron que enfrentarse en las semifinales de esta competición no reconocida por la RFEF. El encuentro terminó con un ajustado 1-2 para el Barcelona. Pero el destino es caprichoso y, catorce años después, tuvieron lugar unas nuevas semifinales entre estos dos conjuntos, donde el Real Madrid conseguiría llevarse el pase tras conseguir pasar por encima del Barcelona. En esta ocasión, se necesitaron hasta cuatro partidos para saber el ganador, tras la victoria azulgrana en el primero, la victoria blanca en el segundo y el empate en el tercer partido de desempate.

El año 1943 sería especial para la afición blanca. Siguiendo con la Copa Coronación, se llevo a cabo la mayor goleada de la historia de un clásico. Un 11-1 en el partido de vuelta, decantaría la mayor humillación de lo clásicos entre ambos equipos. Sin embargo, no todo podía ser un camino de rosas para el conjunto blanco. En el año 1968, el Barcelona tuvo la oportunidad de resarcirse en la final, donde consiguieron ganar al Real Madrid por un ajustado 0-1. El conjunto blanco tendría la oportunidad de revancha dos años después, donde la polémica empañó el pase de los madridistas en las semifinales del 1970.

Ya con el actual formato de Copa del Rey llegaría el clásico de 1996/97. El Barcelona de Ronaldo Nazario y Luís Figo entrenado por Bobby Robson y custodiado por un joven Mourinho consiguieron pasar por encima del conjunto blanco tras ganar en el Camp Nou 3-2 y conseguir un empate a 1 en el Bernabéu.  Muchos años tuvieron que pasar para volver a reunir a ambos colosos. Concretamente, tuvimos que esperar a la final de 2011. Con José Mourinho como entrenador blanco y, con Guardiola en el frente opuesto, llegaron los famosos 4 clásicos en menos de 3 semanas, algo que puede servir de precedente para lo que se nos viene por delante en la actualidad. El Real Madrid saldría victorioso de aquella final de Copa del Rey disputada en Mestalla por un igualado 0-1, tras un gran cabezazo de Cristiano Ronaldo que terminaría superando a Pinto en la prórroga.

Un año más tarde, llegarían los cuartos de final, donde la suerte caería del lado azulgrana. Tras la victoria del conjunto catalán por 1-2 en el Bernabéu, se jugó todo en el Camp Nou, donde el conjunto blanco no consiguió remontar un 2-0 en contra inicial, logrando solo un insuficiente pero meritorio empate. El 2013 sería el año de la revancha blanca. Cómo olvidar el maravilloso regate de Di Maria a Puyol que serviría en bandeja el gol a Cristiano Ronaldo o, la trepidante carrera por la banda izquierda de Bale, superando a Bartra y culminando la machada blanca delante de un vendido Pinto.

Los clásicos siempre han sido, son y serán los partidos más emocionantes para ver. Por lo que representan, por lo que generan y por tener el placer de ver a los dos mejores equipos de España y del mundo frente a frente.

¡Que viva el fútbol!

Texto: Daniel Gómez-Escalonilla Sáez

Foto: RealMadrid.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *