Gabriel Deck deja el Real Madrid para irse a la NBA

Aunque se había rumoreado desde el inicio de la temporada, especialmente a cuenta de la conocida salida de Facu Campazzo hacia Denver Nuggets al inicio de la temporada, lo cierto es que la marcha de Gabriel Deck a la NBA, anunciada ayer tras el partido de Euroliga ante el Fenerbahce, ha sorprendido a todos.

Sobre todo porque, precisamente al albur de dichos rumores, el propio Deck había anunciado meses atrás su intención de cumpir su contrato con el Real Madrid, al menos hasta el final de la temporada.

Sin embargo, y nada más acabar el partido que los de Laso jugaron ayer en Estambul y que acabó con una victoria madridista que supuso su clasificación para los cuartos de final de la Euroliga, la noticia corrió como la pólvora ya que, enseguida se supo que aquél iba a ser el útlimo partido de Deck como jugador madridista y que iba a tomar el avión rumbo a EE.UU.

Allí le espera la NBA para jugar en los Thunder de Oklahoma City, aunque no hay confirmación oficial por parte ni del jugador ni de su casi seguro club de destino, pero se da por hecho que formará a partir de la semana que viene

Lo que sí ha trascendido ahora es que, al parecer, el club ya sabía desde hace unas pocas fechas de las intenciones de Deck y, aunque intentó retenerlo, no ha habido posibilidad y el jugador pagará de su bolsillo los cerca de tres millones de euros de su cláusula de rescisión para lograr la carta de libertad y fichar como agente libre en la competición norteamericana.

Una decisión incomprensible y un daño enorme al Real Madrid

Al parecer, la operación se ha hecho con esta rapidez debido a que hoy finalizaba el plazo de inscripción de agentes libres en la NBA, por lo que su incorporación a la franquicia de la capital del Estado de Oklahoma será inmediata, entre otras cosas porque todo apunta a que dicho equipo va a dar la baja a Darius Miller.

Lo sorprendente de la situación no es tanto que Deck haya optado por marcharse a la NBA; una competición en la que, sin duda, no va a desentonar en absoluto, sino el momento elegido.

El que se espera que sea su nuevo equipo, Oklahoma City Thunder, hoy día está a años-luz de aquellos míticos Thunder de Russell Westbrook y Kevin Durant que llegaron incluso a luchar por el anillo hace unos pocos años.

Lejos de eso, actualmente ocupa la 13ª posición de la Conferencia Oeste y, a falta de unas pocas jornadas para acabar la Liga Regular, prácticamente no tiene opciones siquiera de clasificarse para los play-off.

No se entiende, pues, que Deck haya dado este paso y deje tirado a su club para disputar apenas un puñado de partidos con su nuevo equipo y, posteriormente, se vaya de vacaciones el próximo mes, cuando podría haber acabado perfectamente la temporada con el Real Madrid, en el que estaba siendo uno de sus mejores jugadores, y haber viajado después a EE.UU. para cumplir su sueño.

Es más, el desaguisado que le ha organizado al Real Madrid, justo cuando empieza la fase más dura de la temporada y con todas las opciones para disputar tanto la Euroliga como la Liga Endesa, es sencillamente incalculable.

Recordemos que el Real Madrid ya perdió a Campazzo con su marcha a los Denver Nuggets en noviembre y un par de meses después perdió a Randolph debido a su lesión en el tendón de Aquiles. Si a eso le unimos las lesiones de Llull y Rudy Fernández, que siguen renqueantes a pesar de haberse reincorporado hace pocas fechas al grupo, dejan a los de Laso en cuadro.

Sobre todo porque, con la actual reglamentación de la Euroliga en la mano, el Real Madrid no puede fichar ya a ningún sustituto, cuyo plazo para la inscripción de nuevos jugadores expiró el pasado 31 de marzo.

Todo lo más, podría fichar un reemplazo para jugar la Liga Endesa y con el hándicap adicional de que no esté jugando la Euroliga. Por tanto, el “agujero” que la fuga que Deck le provoca al equipo de cara a la máxima competición continental es enorme y agranda aún más el déficit de plantilla que ha arrastrado el equipo blanco durante toda la temporada.

Adiós a un magnífico jugador

Deck se marcha del Real Madrid, equipo al que llegó en la temporada 2018/2019 procedente de San Lorenzo de Almargo, tras algo más de dos temporadas y media y lo hace con cinco títulos bajo el brazo. Además de la Liga Endesa 2018/2019, ganó las Copas del de 2019 y 2020 y las Supercopas de 2018, 2019 y 2020.

En esta temporada, en la Euroliga Gabriel Deck promedió casi 9 puntos (8,8) por partido , coun acierto del 52,4% en tiros de campo y del 40,7% triples. Además, capturó  3,7 rebotes y 1,2 asistencias en los 24 minutos que, de media estuvo en el campo, con una valoración de 10,3 por encuentro.

Por su parte, en la Liga Endesa firmó una media de casi 10 tantos (63,3% en tiros de 2 y 33% en triples), además de 4 rebotes y 1,5 asistencias en algo más de 23 minutos, con una valoración de 12 por partido.

Texto: Meritocracia Blanca

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *