<h3 class='subtit' style='margin-top: -12px; color: #717171;'>Trey falla el palmeo que valía una liga</h3> FinalACB | El Real Madrid se queda a las puertas, por hoy (78-77)

MEl Barcelona ha forzado el cuarto encuentro tras un competidisimo partido en el Palau Blaugrana en el que los azulgranas no lograron ponerse por delante en toda la segunda parte hasta faltaban 30 segundos y en el que te dicen que estuvo en palmeo que podría haber dado la liga.

El partido comenzó con un acierto inusitado en el triple. A los inaugurales de Pangos y Rudy se unirían Singleton, Randolph, Campazzo, el propio Rudy o Llull. La artillería blanca permitía al Madrid mantenerse por delante a mediados (12-16, min,7).

Sin embargo, el tiempo muerto de Pesic pararía el acierto exterior blanco lo que, unido a los sempiternos problemas en el rebote, permitieron al Barça remontar (19-18 al final del primero).

El exceso en lanzamientos de 3, la diferencia en tiros libres(el Madrid no lanzaría sus primeros libres hasta el minuto 17 cuando los azulgrana ya llevaban 14) y la aparición de Heurtel cuando se llevaban un par de minutos del segundo cuarto permitió al Barça distanciarse en el marcador (27-21).

Sin embargo, la salida de Campazzo y un triple de Thompkins (anotaría en este cuartos sus tres primeros triple en la serie) despertaba al Madrid que, con un parcial de 2-16 liderado por ambos se ponía 8 arriba (29-37), parcial que solo un afortunado triple de Heurtel lograba romper. Al descanso, 34-40.

El Madrid saltaba mucho más enchufado al partido y a base de buenos movimientos de balón lograba una máxima (38-49) pero el Barça reaccionaría y una canasta de Hanga, un triple de Kuric y las terceras faltas de Rudy y Tavares obligaban a Laso a pedir tiempo muerto (43-49). Sin embargo, eso no pararía la racha de un equipo blaugrana que, empujado por el Palau, cerraba un 12-0 de parcial que les ponía por delante(51-50).

El Barça estaba controlando el partido y aunque una canasta de Randolph rompía el parcial, la situación era bien diferente. Al final del cuarto 56-58 y todo por decidir en el último cuarto.

Facundo Campazzo tiraba del Madrid en los primeros minutos pero sin lograr despegar a un Barça que le respiraba muy cerca. Los minutos pasaban muy lentamente y la renta era siempre entre 1 y 5 puntos. Un triple de Campazzo parecía dar a los blancos algo de aire pero enseguida un triple de Kuric y una bomba de Heurtel prácticamente igualaban la contienda a falta de minuto y medio (76-77). Para colmo una canasta de Singleton permitia al Barça ponerse por primera vez por delante en el marcador a falta de 30 Segundos (78-77).

En la jugada definitiva Llull se equivocaba atacando antes de tiempo pero Hanga perdía el rebote dando una última oportunidad a los blancos a falta de 10 segundos. Campazzo penetró pero Thompkins fue incapaz de meter el palmeo decisivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *