Euroliga | Yabusele tiene estrella (76-80)

Real Madrid y Bayern de Múnich cerraban la jornada 8 de la Euroliga. Los blancos llegaban dubitativos tras caer en Kazan por las tres victorias consecutivas que sumaba los germanos. Los blancos echaron mano del juego interior para destacarse en el marcador, pero Rubit primero y Hillard después, sostuvieron al conjunto local. Las polémicas decisiones arbitrales sacaron a Laso y los suyos del partido, con tres faltas técnicas pitadas en el último cuarto a los blancos. Cuando parecía todo perdido, Yabusele emergió para dar la victoria a los merengues en un partido gris.

El partido arrancó muy igualado, con ambos equipos ejerciendo una intensa defensa zonal que impedía a ambos conjuntos abrir el marcador. Finalmente fue Deshaun Thomas el primero en destapar la lata, pero no se haría esperar la reacción blanca, con una acción de 2+1 de Tavares. El marcador se alternó nuevamente hasta que llegó el primer estirón merengue gracias al buen hacer de Tavares y Yabusele en la zona. El caboverdiano anotó cinco puntos en este primer cuarto por los seis del francés para despegar a su equipo (4-11). Sin embargo, el equipo alemán no se desinfló. Rubit lideró el ataque germano con siete puntos consecutivos para igualar el electrónico. El Madrid acumulaba pérdidas y errores desde el perímetro, lo que aprovechó Hillard para cerrar un parcial de 9-0 y adelantar a los locales. Poirier, que había entrado en los instantes finales, puso la guinda al primer cuarto (13-13).

El Madrid abre el grifo

Rubit continuó con su ‘show’ particular en la reanudación, con cuatro puntos consecutivos que le llevaban a los dobles dígitos y destacaba a los suyos en el marcador (17-13). El Madrid, que no había visto aro desde el perímetro en el primer cuarto, remontó con sendos triples de Vukcevic y Llull. El de Mahón sumó seis puntos desde el exterior mientras Rudy acumulaba errores por doquier. El exmadridista Hunter le ganaba la partida en la zona a Poirier, con cinco puntos consecutivos y cinco rebotes ofensivos en el segundo cuarto. Las canastas se alternaban en un marcador igualado (22-22) hasta que la sociedad Heurtel-Poirier comenzó a ser efectiva, despegando a los merengues en el marcador con un parcial de 5-17. Los jugadores germanos percutían en la zona blanca, muy débil ante las ofensivas de Lucic, Rubit y Hunter, quienes a su calidad sumaban la facilidad con que los árbitros sancionaban personales a los blancos. Poirier llegaba a la tercera falta con medio encuentro aún por disputar. Abalde, con una canasta sobre la bocina, dejaba una clara ventaja en el electrónico para los blancos (32-43), quienes habían sumado 30 puntos en el segundo cuarto.

El Bayern inauguró el tercer periodo con dos canastas consecutivas. El Madrid buscaba a Yabusele y Tavares en la zona, pero le costaba encontrar a sus hombres grandes. El Bayern había neutralizado la zona blanca y Abalde no estaba fino en la posición de base, perdiendo posesiones fáciles y errando en el tiro exterior. El equipo germano aprovechó la desconexión blanca para apretar el electrónico con un parcial de 9-2. A Laso no le gustó lo que veía y no tardó en dar el timón del choque a Heurtel. Está claro que el Real Madrid habla francés, tanto como que el ex azulgrana ha adelantado por la derecha a William-Goss y Alocén en las rotaciones y el equipo blanco baila al ritmo que marca el galo. Abalde demostró sentirse más cómodo como escolta, pues tras asumir ese rol anotó siete puntos consecutivos que aliviaron la presión del Bayern (44-52). Hilliard y tiraban del carro local desde la línea de 6,25, pero no se olvidaban de atacar la zona blanca, sabedores de que era necesario percutir sobre Tavares y Porier para cargarlos de faltas. El caboverdiano llegaba a su tercera falta mientras Rubit reducía la ventaja desde el tiro libre (49-52).

Las decisiones arbitrales descentran a los blancos

El Madrid no estaba cómodo ante una actuación arbitral muy polémica. Laso se llevó la técnica por protestar una clarísima falta sobre Causeur que los colegiados no pitaron. De la cantasta blanca se pasó a la local,  que igualó el choque desde el tiro libre. El partido comenzaba de nuevo para un Real Madrid que iba a tirones (de actuación y arbitral); Yabusele, milimétrico en el tiro de dos, se estrenó desde el perímetro y Rudy, en el tiro libre, abrió una nueva ventaja (53-60). Hilliard desde el triple y Rubit redujeron la ventaja blanca para llevar al partido al definitivo cuarto (58-60).

All in

El Bayern había remado para aclarar la ventaja merengue y no iba a dejar pasar la oportunidad. Deshaun Thomas protagonizó dos acciones consecutivas con una canasta y posterior tapón sobre Poirier para poner la igualada mientras los blancos acumulaban pérdidas en su encomiable intento de encontrar a sus torres bajo el aro. Rudy, siguiendo su costumbre, jugó a la ruleta rusa por enésima vez desde el perímetro (uno de seis en triples), pero esta vez acertó. Laso puso toda la carne en el asador con Tavares y Poirier, acertando en su apuesta: tres buenas defensas que obtuvieron premio en el tercer ataque con un triple de Causeur (60-66). El Bayern buscaba a sus dos hombres altos en pisa: Thomas y Lucic. El segundo redujo las distancias gracias a una nueva técnica blanca (esta vez a Rudy) por una nueva protesta, mientras que el americano heredó los galones ofensivos de Hilliard y Rubit para anotar desde el perímetro y adelantar nuevamente a los suyos (68-66). El parcial era de 8-0 para los alemanes, que encontraban el aro con mayor facilidad que los blancos a pesar de un nuevo triple de Yabusele.

Yabusele se pone la capa de héroe

Tavares, desesperado con la actuación arbitral, recibió la cuarta personal peleando un rebote en ataque y la quinta por aplaudir al árbitro ante lo que consideraba una acción injusta. Poirier entró por el caboverdiano, pero lo del francés fue un visto y no visto al ejecutar su quinta falta. Se quedó Vukcevic como único hombre alto en la zona y el Bayern Múnich aprovechó para hacer sangre (73-69). Al Madrid no le quedaba otra que apostar a todo o nada. Yabusele, nuevamente dentro, anotó un nuevo triple (3/4 el francés), pero obtuvo una rápida respuesta de Walden. El Madrid había buscado las personales de sus rivales y aprovechaban el bonus para ir sumando desde el tiro libre para reducir la ventaja. El ala-pívot francés tenía confianza y monopolizó los ataques blancos subsiguientes para poner nuevamente al conjunto merengue arriba ante un Bayern que colapsó en el peor momento. Yabusele, con 21 puntos y 28 de valoración permitió al Real Madrid cerrar el partido con un parcial de 3-11 y recuperar con agallas lo que las polémicas decisiones arbitrales le había quitado.

Estadísticas del partido

Bayern Múnich (13-19-26-18): Weiler-Babb (0), Thomas (11), Walden (10), Hunter (10), Jaramaz (0), Lucic (7), George (-), Obst (0), Dedovic (2), Rubit (20), Hilliard (16) y Schilling (-).

Real Madrid (13-30-17-20):  Causeur (7), Núñez (-), Heurtel (5), Rudy (5), Abalde (9), Hanga (0), Vukcevic (3), Poirier (9),  Tavares (7), Llull (10), Yabusele (21) y Taylor (4).

Foto: RealMadrid.com

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *