Euroliga | Yabusele rescata al Madrid de Mike James (94-86)

Tras la victoria ante el Efes y la inesperada derrota ante Olympiakos, el Real Madrid recibía al AS Mónaco de básquet, ufano debutante en Euroliga con pleno de victorias. El equipo francés, hasta el momento el último equipo de fútbol en fundar una sección de baloncesto tras el Bayern de Múnich, se presentó en el Wizink Center con una plantilla plagada de estrellas a golpe de talonario, como Mike James (un viejo anhelo merengue) y el ex NBA Motiejunas. El Real Madrid arrolló a su rival en el primer cuarto con 30 puntos pero en la segunda parte apareció Mike James para devolverle la vida al partido.

 El Madrid es un deprepador

Los de Laso arrancaron el partido con el mismo quinteto de siempre y una defensa intensa al hombre. Hanga abrió el marcador y Yabusele ejecutó su particular espectáculo en los primeros minutos, con siete puntos del Ala-pívot en los compases iniciales. El AS Mónaco sólo acertó con el aro desde el tiro libre en los primeros cuatro minutos, reflejando el marcador una clara ventaja para el Madrid (13-1). Mitrovic, el técnico visitante, se vio obligado a pedir el tiempo muerto en busca de la reacción de los suyos, desdibujados ante la enorme defensa blanca. Parecía que llegaba la reacción del Mónaco con cinco puntos consecutivos, pero el equipo blanco recuperó la senda implacable anotadora para dibujar otro nuevo parcial desgarrador (12-0) que dejó el partido muy encarrilado a pesar de los muchos minutos por disputarse (25-6).  Yabusele con diez puntos y Hanga con nueve lideraron al Madrid en este primer cuarto, excelso tanto en ataque como en la defensa.

Parecía avecinarse un nuevo soplo de aire en el segundo cuarto con las rotaciones en los quintetos. Pero al Mónaco, con un 2/8 desde el triple y un 33% de tiro de dos, le costaba horrores anotar. Faye, a pesar de sus centímetros, se veía intimidado por Poirier y erraba bajo el aro mientras que Mike James, la estrella indiscutible del equipo junto a Motiejunas, no se atrevía a echarse el equipo a las espaldas. Hubo que esperar al ecuador del segundo cuarto para ver la primera canasta (triple) de Mike James. Por contra, el Real Madrid se mostró muy cómodo todo el cuarto, repartiendo la anotación entre la zona y el perímetro. Muestra de ello es el 88% de acierto en tiro de dos en los quince primeros minutos de los de Laso, que dejaba la diferencia en 46-22 para los madridistas.

El Mónaco se pone las pilas

El partido se decantaba del lado merengue pero estaba claro que el Mónaco tendría su momento…. y llegó. Despertó Mike James con un triple en la cara de Jeff Taylor en un duelo americano que obtuvo respuesta calcada del madridista, pero Diallo, Motum y nuevamente James ejecutaron un parcial de 3-13 que redujo las diferencias (49-35). El Real Madrid veía cómo sus hombres más defensivos (Poirier, Tavares y Hanga) alcanzaban las dos personales, obligando a Laso a mover el banquillo. El Mónaco había alcanzado el bonus e insistía en jugar con Hall y Boutsiele en la pintura. Los blancos no estaban tan cómodos pero los puntos de Rudy y Taylor aún permitían mantener la ventaja por encima de los diez puntos (51-39).

La segunda parte comenzó con un Madrid desdibujado al que le costaba encontrar el hueco de tiro y el pase fácil. Thomas robó y anotó para abrir la veda y dejar la diferencia en diez (51-41). Con Tavares y Yabusele en la pintura, la consigna de Laso era clara: hacer daño en la pintura y sobre todo, cargar de personales a Motum y Hall. Causeur abrió el campo con dos triples consecutivos; el primero tuvo respuesta en James, quien le había tomado el tono al partido, y Hall, el pívot del Mónaco. Precisamente los dos mencionados protagonizaron las dos jugadas más llamativas del tercer cuarto; el primero, con un triple imposible y Hall con un mate en las narices de Yabusele.

El ‘Show de James’

El propio Yabusele y Causeur mantenían diez arriba a los blancos, pero a Laso no le gustaba ver cómo iba creciendo el Mónaco por momentos. Mike James se gustaba y volvía loco a Heurtel, quien sólo podía ver cómo el americano las encestaba de todos los colores para colocarse con 24 puntos (14 en el tercer cuarto) y 29 de valoración. El Madrid sobrevivía desde el tiro libre, pero poco a poco veía cómo el Mónaco ganaba terreno en el electrónico. Laso dio entrada a Abalde con la tercera falta de Hanga. Heurtel devolvió la diferencia a los dobles dígitos a falta de unos segundos para el final pero James (una vez más) se sacó un nuevo triple de donde no lo había para dejar a su equipo con vida y todo por decidir (72-65).

Tavares había ido de menos a más en el partido y arrancó el último cuarto con energía y un buen mate. La reacción del Mónaco no se hizo esperar y Motiejunas y Diallo redujeron las diferencias (74-67). El partido se complicaba para el Madrid, pero apareció Jeff Taylor desde el perímetro y con un robo para obtener un balón de oxígeno (79-67) para los suyos aunque Motiejunas, Andusic y Westermann, emulando a James, cerraron un parcial que acabó con la amplia ventaja blanca (81-78). Laso, desesperado por los tintes que tomaba el partido, recurrió al tiempo muerto para arreglarlo. Pero Mike James estaba on fire y si en el tercer cuarto había anotado por doquier, en este aparecía para robar la cartera al ataque blanco y asistir a Thomas para que este igualase el choque (81-81).

Mike James, sin premio

El Mónaco había logrado dar la vuelta al marcador con un parcial de 2-16 y parecía que la victoria sería para el conjunto del principado, pero Yabusele aún no había dicho su última palabra. Cinco puntos consecutivos del francés devolvieron la momentánea ventaja (86-83) al Real Madrid a falta de dos minutos por disputar. El Mónaco había remado hasta la orilla para llevarse la victoria pero un triple de Rudy cerró un parcial de 8-1  y acabó por decantar la balanza hacia los blancos (89-84). James intentó reducir diferencias a la desesperada, pero la fortuna no sonrió al americano, quien en la caída se lesionó y vio el final del partido desde el banquillo. Heurtel, quien había dirigido con maestría el ataque blanco durante la segunda parte, selló el marcador y una nueva victoria blanca.

Estadísticas del partido

Real Madrid (30-21-21-22): Williams-Goss (4), Causeur (12), Heurtel (13), Rudy (7), Abalde (2), Hanga (9), Alocén (0), Poirier (8),  Tavares (9), Llull (4), Yabusele (18) y Taylor (8).

AS Mónaco (12-27-26-21): Lee (0), Westermann (8), Thomas (11), Diallo (7), Motum (5), Boutsiele (0), Motiejunas (9), Faye (0), Gray (2), Andusic (8), Hall (12) y Mike James (24)

Foto: Real Madrid

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *