Euroliga | El Wizink, nuestro fortín con el que no pudo el Valencia (111-99)

Otra victoria más y seguimos los invictos en casa en la Euroliga. Los de Laso venían de una dura derrota en liga frente al Zaragoza pero supieron imponerse a un gran Valencia que mantuvo la competitividad durante los primeros tres cuartos. Todo el equipo estuvo enchufado pero cabe destacar el buen partido de Carroll y de Jordan Mickey , que fueron claves en el último cuarto para que el equipo se llevara la victoria.

El partido comenzó muy igualado, el equipo estuvo muy bien en el aspecto ofensivo pero no muy solidos en el marcador lo que le permitió a Valencia Basket mantenerse pegados en el marcador. Un gran Couser y un gran Randolph desde la línea de tres no fueron suficientes para separarnos en el marcador y el primer cuarto acabó 30 a 29 con una gran canasta sobre la bocina de Campazzo.

En el segundo cuarto se mantuvo la dinámica del primero, el equipo muy efectivo en ataque pero con mucha fragilidad defensiva que permitía al Valencia no separarse en ningún momento del marcador. Comenzó un festival de triples en el que anotaba el Real Madrid y en la siguiente jugada respondía el Valencia, llegando a anotar entre los dos equipos x. Cuando parecía que el equipo se desprendía en el marcador con 8 puntos de ventaja el Valencia metió una marcha más y recortar 4 puntos e irnos al descanso con 53-49.

No cambiaron mucho las cosas en el tercer cuarto. El equipo seguía no muy fuerte en defensa y el Valencia no perdonaba esa fragilidad. En ataque si que estaba enchufado el equipo, gracias a Tavares que supo mostrar su superioridad en la pintura, además de que teniendo Campazzo todo es más fácil. Hay que destacar que la actuación arbitral dejó mucho que desear pero en este cuarto en especial  pitando muchas faltas absurdas haciendo que el Madrid tuviera que arriesgarse menos en las acciones defensivas. Aún así el equipo pudo mostrar una mejor versión y conseguir irse con 10 puntos de ventaja con un triplazo de Carroll sobre la bocina. 

Por fin el equipo demostró su mejor cara, y aplastó al Valencia aprovechando esos 10 puntos de ventaja que habían conseguido en el anterior cuarto. Los árbitros pusieron difícil el partido, seguían a un nivel bajísimo, nada nuevo en Euroliga. Parecía que a Carroll y a Jordan no les importaba mucho lo que pitasen los árbitros, fueron los mejores del equipo en el último cuarto con x-x puntos respectivamente. Buenas noticias también con Thompkins que demostró estar a un gran nivel físico y sobretodo de juego. Finalmente el equipo consiguió la victoria con una ventaja de 12 puntos, 111-99.

El Wizink sigue siendo un fortín para el equipo, y hay que saber aprovecharlo por que las salidas siempre son duras. Hoy ha faltado un poco de intensidad defensiva pero que ha sabido resolver en el último cuarto. 

Hala Madrid 

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *