Euroliga | Tavares no pudo con la muralla del Estrella (77-79)

Real Madrid y Estrella Roja de Belgrado se enfrentaban en el Wizink Center en el partido aplazado por el temporal Filomena.El choque comenzó con ambos equipos ofreciendo un duelo abierto, con un alto ritmo de anotación. Un parcial inicial de 2-9 permitió adelantarse y abrir brecha al Estrella Roja (5-11). Reaccionó el Madrid con un parcial de 9-5 para reducir distancias pero Walden Corey, con 10 puntos, hizo sombra al buen inicio de Laprovittola y Tavares, con ocho y seis puntos, respectivamente. Igualó el Madrid el partido, pero los intentos de Abalde, Alocén y Causeur no encontraron aro. Colom puso la momentánea ventaja para que el primer cuarto fuese del Estrella Roja, que lideraba el apartado anotador con un alto porcentaje de acierto en tiros de campo (50%).

Pablo Laso cambió por completo el juego interior en el segundo cuarto, dando entrada a Tyus y Thompkins por Tavares y Garuba. Los americanos, más frescos, consiguieron frenar las acometidas iniciales del Estrella Roja, y en particular, de Johnny O’Bryant.  Un parcial de 8-2 para el Real Madrid devolvía la iniciativa a los blancos. Tuvo que aparecer Quino Colom, el base español, para anular la buena defensa merengue con aclarados en la pintura. Colom inició la remontada y la culminó nuevamente Walden Corey, quien con 6 puntos consecutivos dejaba 32-36 el marcador. El Madrid buscaba a Tyus en la pintura en ausencia de Tavares, pero el americano, aunque lo intentó con éxito inicialmente, encadenó dos acciones en las que se le hizo de noche ante Reath. Tuvo que aparecer Rudy Fernández para, con dos triples consecutivos, enchufar de nuevo al conjunto vikingo en el partido. Carroll, con una penetración, devolvía la igualada al marcador a falta de minuto y medio. Jaycee empató el partido, pero la mala fortuna quiso que los árbitros viesen una falta antideportiva suya donde no la había, lo que aprovecharon Dobric y Reath desde la personal y el perímetro para llevar el partido al descanso con ventaja para el equipo serbio (40-45).

La segunda parte comenzó mostrando un Real Madrid mucho más fino en el acierto. La entrada de Taylor dio un nuevo aire en defensa a los blancos, así como en ataque. Thompkins primero y él después lograron seis puntos desde el perímetro y un robo que apretaba el marcador (48-50) ante un Estrella Roja que se veía superior en la pintura con Reath, Radanov y Dobric. Como muestra, tres rebotes consecutivos de Radanov bajo el aro en la misma jugada. Tavares no se veía fino de cara al aro ni en defensa, aunque protagonizó una gran jugada al taponar una bandeja de Reath llegando desde atrás.

Bajaba el ritmo anotador, con los blancos más desacertados en el perímetro conforme pasaban los minutos y un Estrella Roja que se cargaba de faltas ante las penetraciones madridistas. Le salía bien el plan al conjunto serbio, que ampliaba la ventaja hasta los seis puntos (51-57). Tuvo que aparecer Deck para romper el gafe blanco desde la línea de 6,75. No supo aprovechar el Madrid los cinco minutos del Estrella roja en ‘bonus’, con penetraciones y bandejas que buscaban el contacto o que no encontraban aro. Dobric, otra vez desde el perímetro, ponía el marcador 58-63. Precisamente Dobric protagonizaría la última acción, a falta de segundos para culminar el tercer tiempo. Taylor hizo falta en un intento de tapón; las protestas de Laso firmaron una antideportiva de libro y tres puntos para el equipo serbio, que se marchó al último cuarto con la máxima diferencia (58-66).

Crisis de juego

Parecía que el Real Madrid reaccionaría en los últimos diez minutos, pero lo cierto es que los blancos cavaron aún más su tumba con cero puntos en cuatro minutos. El Estrella Roja no hacía muchos más méritos con cuatro puntos, pero dejaba la diferencia en +12 para los visitantes. Laso se vio obligado a pedir tiempo muerto para poner un quinteto de cuatro bajitos y Tavares, con Carroll, Taylor y Rudy; anotación capacidad defensiva unida. Rompió Laso el esquema de Radonjic, pues cinco puntos de los suyos obligaron al tiempo muerto del Estrella Roja, quien no quería ver volar su ventaja.

Hasta la última gota

Los centímetros de Reath y Kuzmic cerraban la zona, en tanto en cuanto se hacían muy grandes para Tavares en defensa. Con un desacertadísmo Tavares, Laso confiaba el partido al acierto de sus tiradores exteriores, que reducían la ventaja a cinco puntos (69-74). Sin embargo, la reacción se quedaba en espejismo, pues el tiempo pasaba y las canastas no llegaban. Una canasta de Taylor al rebote y una intensísima defensa del susodicho y Rudy daban esperanza a falta de minuto y medio (71-76). Rudy buscó el triple en una acción que acabaría en lesión del alero tras una durísima caída de espaldas. La antideportiva de Lazic ofrecía la oportunidad de dejar la ventaja en tres puntos y posesión. Thompkins aprevechó la personal, pero Carroll erró en el triple. El Madrid peleó por la igualada hasta el final. Laprovittola dejó el marcador 77-78 a falta de seis segundos, pero la posesión era visitante. Colom erró un tiro libre de la falta rápida, lo que dejaba cinco segundos a los blancos para igualar el choque. Lo intentó Carroll, pero Kuzmic se erigió como un muro infranqueable. El Madrid se dejó el alma en la pista, pero la remontada épica esta vez no se consumó. Tercera derrota en dos partidos que deja a los blancos tocados para la Copa del Rey.

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *