Euroliga | El Madrid gana al PAO en la primera parte

El Real Madrid ha sumado su decimocuarto triunfo en Euroliga tras un partido claramente diferenciado por mitades. Y es que mientras que en la primera parte los madridistas arrasaron a su rival, en la segunda se durmieron y estuvieron a punto de dejarse remontar. Afortunadamente, al final, la única nota negativa fue la lesión de Jaycee Carroll, sufrida en el tercer cuarto en una acción muy antideportiva de Bochoridis que no vieron los colegiados.

Una gran canasta de Taylor serviría como apertura del partido justo antes de que el protagonismo pasara a Gaby Deck, que con un triple y un 2+1 enjugaba dos pérdidas consecutivas. Las conexiones entre Trey Thompkins y Jeff Taylor (que se convertía en este choque en el segundo extranjero con más partidos en el Real Madrid) permitían al Madrid establecer la diferencia entre los 8 y 10 puntos, distancia que finalmente alcanzaría su máxima renta al final del cuarto (25-12).

Lo más destacable de los primeros minutos del segundo cuarto es que el Madrid ya tenía a los dos baleares en pista (Llull y Rudy) tras haber estado de baja en los últimos partidos, y, sobre todo, la gran intimidación de Alex Tyus sobre los interiores rivales. Pese a que los blancos tardarían dos minutos en anotar en juego, un triple de Causeur rompía la sequía y aumentaba un poquito más la renta. Éste no sería más que el primero de los tres que anotaría en los siguientes minutos para colocar 19 de ventaja mediado el cuarto (38-19).

El Panathinaikos reaccionaría mínimamente con dos canastas consecutivas pero entonces aparecería la figura de Carlos Alocen que con cinco puntos casi consecutivos y una dirección muy buena permitía a los blancos marcharse al descanso con una nueva máxima en el electrónico (49-27).

Tanta diferencia no haría bien al Real Madrid que saldría de vestuarios muy relajado al parquet y permitiría un 0-7 de salida que volvía a meter en partido a Panathinaikos. La defensa blanca era inexistente y poco a poco el conjunto verde iba haciendo mella en la diferencia. Solo Carlos Alocen parecía tener ganas de evitarlo pero era claramente insuficiente (55-44, min.27). Para colmo, cuando Carroll parecía poner algo de tranquilidad con un triple, Bochoridis se le metía en la caída lesionándole, lo que volvía a bloquear al equipo blanco que, a falta de 11 minutos, se veía tan solo nueve arriba(58-49). Afortunadamente, tres canastas consecutivas de Gabriel Deck (que había estado muy dormido en este periodo) daban algo de tranquilidad a falta de 10 minutos (64-50).

En el último cuarto Laso sacaría un 5 sin apenas puntos (solo Tyus y Deck habían anotado hasta ese momento) y eso el Madrid no tardaría en pagarlo. Un Panathinaikos mucho más metido lograba colocarse tan solo a cinco puntos a falta de seis minutos (66-61).

Sendos triples de Abalde y Llull (los primeros tres puntos del partido para cada uno)parecían poder sentenciar el choque a falta de tres minutos, pero las distracciones seguían siendo importantes y en la siguiente jugada se permitía que Nedovic anotara desde el perímetro a placer dejando el partido totalmente abierto a falta del último minuto(74-66). Sin embargo, una falta en ataque sacada por Carlos Alocén (al que el Madrid echó mucho de menos en este cuarto) y dos técnicas señalada sobre el conjunto heleno terminarían de decidir el partido (76-66). Ahora a esperar el duelo del viernes en Berlín sin, probablemente, Jaycee Carroll.

Foto: Real Madrid

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *