Euroliga | El Madrid salva la trampa de Plaza (71-86)

El Real Madrid sigue con paso firme su ascenso en la Euroliga y se ha impuesto 71 a 86 a un Zenit de San Petersburgo que ha jugado un partido muy serio y que no se ha dado por vencido nunca gracias al partidazo en ataque de Will Thomas (13 puntos, 9 rebotes) y Gustavo Ayón (18 puntos, 10 rebotes). Afortunadamente para los blancos, el cuarteto compuesto por Facundo Campazzo (19 puntos, 6 asistencias), Gabriel Deck (15 puntos, 8 rebotes), Rudy Fernández (11 puntos) y Walter Tavares (6 puntos, 10 rebotes y 3 tapones) fue capaz de reaccionar y sumar la sexta victoria consecutiva en esta Euroliga.

Joan Plaza era consciente de que no podía plantearle un duelo tú a tú al Madrid, tal vez por eso decidió plantear desde el inicio una defensa muy pegajosa que impidió al Madrid jugar por dentro. Sin embargo, el Madrid no lo pagaría en exceso gracias al partidazo de Facundo Campazzo, de cuyas manos salieron -ya fuera anotando o asistiendo-los 14 primeros puntos de los madridistas.

Tras el tiempo muerto aparecería la figura de Edy Tavares que, con varias continuaciones consecutivas parecía que podría romper el partido. Pero, al igual que ocurriría con Causeur en los siguientes minutos, el Zenit lograba aguantar a través del triple y con un parcial de 5-0 ponía el ajustado 19-22 al final del cuarto. 

El Madrid tardaría de pararse por completo al inicio del segundo periodo. Tras un 3+1 de Thompkins el Zenit se aprovecharía de la ausencia de Campazzo y Tavares para darle la vuelta al electrónico. Laprovittola no recuperaba su versión ofrecida ante el Granca y Ayón camparía a sus anchas ante Jordan  Mickey anotando 8 puntos casi consecutivos. De esta forma, los de Plaza completarían la remontada a mediados de cuarto(29-28).

Ahora era el Zenit el que amenazaba con colocarse a más de una jugada, pero afortunadamente para los blancos Rudy se encargaba de evitarlo tanto en defensa como en ataque. Aún así, las sensaciones no eran nada positivas y todo parecía cuestión de tiempo. Craso error. Cuando peor pintaban las cosas aparecieron los artilleros madridistas y dos triples de Carroll y otro de Laprovittola obligaban a Plaza a pedir tiempo muerto (33-40). Unos 7 puntos de distancia con los que se llegarían al descanso tras las últimas canastas de Voronov y Albicy por parte rusa y Jordan Mickey por parte blanca (37-44).

El Madrid iniciaría el segundo partido cerrando mucho mejor su defensa gracias a la presencia de Edy Tavares, lo que sumado a dos tiros libres de Deck y sendos triples de Causeur y Campazzo pondría la diferencia en 15 puntos (37-52, min.23). Una distancia que se elevaría hasta los 20(37-57), pero entonces el Madrid se distraería y el Zenit empezaría a anotar en la pintura gracias a transiciones rápidas reduciendo la distancia casi a la mitad en un abrir y cerrar de ojos(47-59, min.25). La sangría continuaría y el Zenit se lograba poner a 7 (64-71) a falta de un minuto e incluso tendría posesión para ganar el cuarto pero Rudy robaba el balón y ponía un triple con el que cerraba el periodo (56-66).

Pese al triple de Thompkins con el que se abriría el cuarto definitivo, el último cuarto no podría comenzar peor. El Madrid estaba completamente bloqueado de nuevo lo que aprovecharía el Zenit para ponerse a solo 5 puntos gracias, sobretodo, a un Will Thomas que se imponía a Mickey (64-69) y, además, perdía a Laprovittola por lesión. Afortunadamente, el Madrid volvería a estirar la cuerda tras un nuevo triple de un certero Rudy Fernández (64-74). Plaza pedía tiempo muerto intentando la enésima reacción de su equipo, pero aunque en un inicio parecía que podía volver a ocurrir, Campazzo en ataque y Tavares en defensa se encargaron de que el partido finalizara sin más sobresaltos (71-86).

Foto: Euroleague

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *